Ámsterdam (Países Bajos) | Groene Hart Camping (De Hoef)

Imagínate una enorme, llana y diafana extensión de tupido césped. Alrededor de su perímetro, caravanas, autocaravanas y tiendas colocadas una al lado de la otra, en amplias parcelas sin delimitar. Y en el espacio que queda en medio, un inmenso y precioso prado verde donde los niños juegan y corren felices mientras sus padres se relajan en la terraza de su caravana, teniéndolos siempre a la vista.

Efectivamente, ese lugar se llama Groene Hart Camping. Allí pasamos 11 días inolvidables, durante los cuales visitamos muchos de los lugares más interesantes de los alrededores, entre ellos cuatro de las ciudades más importantes del país como Ámsterdam, Rótterdam, La Haya y Utrech.

Ubicación del Groene Hart Camping

El Groene Hart Camping está en De Hoef, un pequeño pueblo de unos 900 habitantes perteneciente al municipio de De Ronde Venen, cuya capital es Mijdrecht, en la provincia holandesa de Utrecht. Por De Hoef pasa el río Kromme Mijdrecht, al lado del cual se ubica el camping.

Groene Hart Camping De Hoef
La sinuosa carretera bordeando el río Kromme Mijdrecht en De Hoef, poco antes de llegar al Groene Hart Camping.

Se encuentra en una bonita zona de polders, o sea superficies terrestres ganadas al Mar del Norte, algo que los holandeses llevan haciendo desde hace siglos y en lo que son auténticos maestros. Está cerca de Ámsterdam (31 km), ciudad que visitamos tres veces durante nuestra estancia en el camping, debido a su proximidad.

Otros lugares que visitamos y se encuentran no demasiado lejos son: Utrech (33 km), los famosos molinos de Zaanse Schans (46 km), La Haya (53 km), los preciosos pueblos de Edam (54 km), Volendam (54 km) y Marken (56 km), y Rotterdam (56 km). También otros lugares menos conocidos como el Dinopark de Amersfoort (51 km) o el pueblo fortaleza de Naarden (41 km).

Como llegar al Groene Hart Camping

Llegamos al Groene Hart Camping desde Luxemburgo, la atractiva capital del Gran Ducado, por autopista (A2/E25/E35) vía Lieja – Endhoven – Utrech. Los últimos 20-25 km se realizan por perfectas carreteras secundarias, acompañados por paisajes de prados con vacas, pequeños pueblos, canales y agua por todas partes. La verdad es que el recorrido es muy bonito.

De Hoef
De Hoef, poco antes de llegar al camping.

De esos 20-25 km, el último kilómetro es de cuento. La estrecha carretera serpentea paralela al río Kromme Mijdrecht, a lo largo del cual se alinean casas unifamiliares con jardín y pequeños embarcaderos. Como curiosidad —aunque en los Países Bajos no es ninguna rareza— el curso del río discurre unos 1,5 – 2 metros por encima del paisaje circundante.

Cabe destacar que con el GPS del coche llegamos al Groene Hart Camping sin ningún problema. Sin GPS, encontrar el camping seguramente es más complicado. Se halla en una zona rural, a la que se llega por carreteras secundarias e interior de algunos núcleos urbanos. El GPS de tu coche, Google Maps o cualquier aplicación similar sera tu mejor aliado.

Parcelas

El Groene Hart Camping es un lugar muy peculiar. Cuando lo encontré en internet, buscando un camping más o menos equidistante entre La Haya, Rotterdam y Ámsterdam, no tuve duda de que quería ir allí. La disposición de las parcelas alrededor de un inmenso y diáfano espacio verde no es algo habitual en un camping. Tenía muy buena pinta. Y acertamos.

Groene Hart Camping De Hoef
Vista aérea de la zona de acampada del Groene Hart Camping. Foto: Groene Hart Camping.

Importante: El coche se debe estacionar en el parking, fuera de la zona de acampada. Obviamente podemos entrar con él para desenganchar la caravana y descargar las maletas, y cuando nos vayamos para cargar y engancharla.

Otra peculiaridad del Groene Hart Camping es que se encuentra en una granja, donde vimos ovejas, vacas, patos y hasta un pony. Está regentado por John y Tineke de Jong, propietarios de todo el complejo rural vacacional, y que tienen su casa a la entrada del camping. Unos anfitriones perfectos, que nos hicieron sentir como en casa desde el primer segundo.

Groene Hart Camping De Hoef
Entrada al camping. En el segundo edificio de la derecha está la recepción.

Tineke nos acompañó a ver las parcelas mientras nos explicaba las normas del camping. Escogimos una justo al lado de un pequeño canal que separa la zona de camping de los pastos de los animales, que veíamos y escuchábamos a escasos metros de nosotros, al otro lado del canal.

Groene Hart Camping
Vistas desde la caravana.

La toma de corriente (6A) quedaba más lejos del alcance de nuestro cable de 15 metros, pero John y Tineke nos lo solucionaron rápidamente prestándonos un alargo. No hay tomas de agua en las parcelas. No están delimitadas físicamente, pero son muy amplias y proporcionan suficiente separación entre los campistas. Con césped, por supuesto. No hay calles ni caminos, simplemente un enorme prado verde.

Instalaciones y servicios

En el extremo más cercano del gran prado a la recepción y la entrada, se encuentra el bloque de servicios. Un par de fregaderos para lavar los platos, y otras tantas duchas y retretes. La zona de duchas y retretes, perfectamente calefactada y agua caliente sin limitaciones. Por supuesto, todo perfectamente limpio, en gran parte gracias a los mismos campistas.

Groene Hart Camping De Hoef
Bloque de servicios del Groene Hart Camping. Duchas y wc’s separados para hombres y mujeres. Hay un par de amplios fregaderos para la vajilla.

En el medio del prado, un bien equipado parque infantil con varios toboganes, columpios y camas elásticas. Nos gustaron especialmente los grandes coches de pedales siempre disponibles gratuitamente para los niños, algo que ya habíamos visto en el Camping Oase de Praga, la capital de la República Checa.

Groene Hart Camping De Hoef
Vista parcial del parque infantil.

En recepción se puede encargar pan para el día siguiente. También hay algunos productos de primera necesidad, cervezas, refrescos y helados. En Mijdrecht, a unos 4 km (8 minutos en coche y 10-15 en bici) hay tiendas y supermercados. En nuestro caso, íbamos al Lidl de la calle Prinses Margrietlaan, 44.

En el camping no hay piscina, pero saliendo por la puerta del camping, el Groene Hart dispone de un pequeño embarcadero, desde donde salir a remar con una canoa o bañarse. En recepción se ofrece servicio de alquiler de canoas y bicicletas (también eléctricas). Por cierto, la zona es muy bonita para realizar rutas en bicicleta.

Groene Hart Camping De Hoef
Embarcadero del Groene Hart Camping, a disposición de los clientes del camping.

Groene Hart, el camping ideal

En resumen, el Groene Hart es uno de los campings más peculiares y con un entorno más bonito de cuantos hemos visitado. La sensación que tuvimos no fue de simples clientes, si no de invitados. Los propietarios se encargan de ello, siempre con una sonrisa y dispuestos a ayudar. Guardamos grandes recuerdos de los 11 días que allí estuvimos.

Groene Hart Camping De Hoef
El Groene Hart (Corazón Verde), un camping ideal para visitar esta zona del país y/o para tomarse unos días de descanso y relax en la naturaleza.

Prácticamente todos los campistas eran holandeses. Un poco de todo. Parejas jóvenes, personas mayores y familias con niños. El ambiente siempre muy tranquilo, agradable y relajante. El primer día coincidimos con un grupo de españoles que recorrían el país en bicicleta y pasaron la noche en el camping. No vimos ninguno más.

En definitiva, uno de nuestros campings favoritos. Hasta siempre Groene Hart!!

👉 En la categoría Campings encontrarás reseñas sobre algunos de los campings que hemos visitado en España y Europa


Todas las imágenes son propias, excepto cuando se indica otro autor / procedencia en el pie de foto.


+ info:

(Fecha de la estancia: 7 al 18 agosto 2022).

👉 En la categoría Rutas en caravana encontrarás todas las rutas que realizamos con coche + caravana.

Tal vez te interese

Deja un comentario