Que ver en Bruselas, la cosmopolita capital de Bélgica

Acompáñanos en este recorrido por lo más interesante que ver en Bruselas. La capital de Bélgica atesora una de las plazas medievales más hermosas que hemos visto jamás. Visitamos la ciudad del Atomium, del chocolate y de Tintín, donde los mejillones se sirven… con patatas fritas

Tras descubrir Gante y Brujas, que habían dejado el listón muy alto, la tercera y última ciudad belga que visitamos antes de abandonar el país y seguir nuestra Ruta en caravana por Francia, Luxemburgo, Países Bajos y Bélgica es Bruselas. La capital belga mantuvo el altísimo nivel, y tuvimos que planificar muy bien que ver en Bruselas y que dejar para otra ocasión.

La capital belga es una ciudad fácil de visitar. Muchos de los lugares más importantes que ver en Bruselas están cerca unos de otros, por lo que se pueden visitar paseando. Para los que están más alejados se puede tomar el transporte público, puntual y eficiente. Pare este cometido nos fue muy útil, una vez más, Google Maps.

road trip marruecos
Marrakech y la ruta del desierto por libre: Qué saber antes de ir

Por una vez dejamos la caravana en casa, y nos vamos en avión a Marruecos para realizar un road trip de ensueño:
👉🏿Marrakech y la ruta del desierto por libre: Qué saber antes de ir

Aparcando en Bruselas

En esta ocasión tiramos la casa por la ventana y estacionamos en un céntrico parking de Bruselas (Interparking Grand Place), desde las 10 de la mañana hasta las 7 de la tarde. Nos cuesta 17,50 €, que es el tope que se paga por día a partir de las 5 horas de estacionamiento. La ventaja es que está en pleno centro de la capital, a menos de 5 minutos de la Grand Place.


⚠️ Si viajas con tu vehículo, debes tener en cuenta que Bruselas es Zona de Bajas Emisiones (ZBE). Los vehículos con matrícula extranjera están OBLIGADOS a registrarse online de forma gratuita en lez.brussels, de lo contrario puedes recibir una multa de 150 €.


👉🏿¿Vuelos baratos desde tu ciudad a Bruselas? Encuéntralos en el mejor buscador de vuelos del mundo. ¿Buscas un hotel en Bruselas? Tienes más de 1.000 hoteles para escoger en Bruselas en Booking.

Que ver en Bruselas (en 1 día)

Nuestro recorrido por Bruselas tiene unas características muy especiales. Visitamos los lugares más interesantes que ver en Bruselas, pero paralelamente también realizamos una ruta por las localizaciones bruselenses que el historietista belga Georges Prosper Remi, más conocido como Hergé, inmortalizó en Las aventuras de Tintín. Va a ser un día muy intenso.

Entramos a Bruselas por la carretera R-20 / Avenue Charles-Quint, procedentes de Gante, la bella ciudad del Cordero Místico, donde estamos alojados con nuestra caravana en el Camping Urban Gardens. Al final de la avenida divisamos la Basilique Nationale du Sacré-Cœur – Koekelberg (Basílica del Sagrado Corazón).

Que ver en Bruselas
Entrando a Bruselas por la carretera R-20 / Avenue Charles-Quint. Al fondo, la Basílica del Sagrado Corazón.

El parking subterráneo donde dejamos el coche está debajo de la Place d’Espagne (Plaza de España). En su centro, dos réplicas exactas de las estatuas de Don Quijote y Sancho Panza de la Plaza de España de Madrid, obsequio de la capital española a la belga en 1989. Justo al lado de la plaza se encuentra el museo Horta Gallery.

Aunque no acostumbramos a hacerlo, esta vez monitorizamos la ruta para saber los km realizados. Los resultados fueron 10 km andando por el centro y 20 km en metro para visitar lugares más alejados. Sin más, esta es nuestra selección de que ver en Bruselas en 1 día. Como siempre, los lugares están ordenados según el orden cronológico de la ruta que realizamos por la ciudad.

👉 Una alternativa para visitar Bruselas es la tarjeta turística Brussels Card 24h, 48h o 72h. Incluye acceso gratuito a 49 museos y monumentos de Bruselas e importantes descuentos para tiendas, restaurantes y pubs. Opcionalmente, también puedes incluir Transporte Público gratuito. También puedes apuntarte a un ameno Free tour por Bruselas de 2 horas y media

Catedral de Bruselas

Casi por casualidad nos topamos con la Cathédrale Saint-Michel et Sainte-Gudule (Catedral de San Miguel y Santa Gúdula), la principal iglesia católica de Bélgica. Se empezó a construir en 1226 sobre una construcción románica del siglo XI. Su vista es impresionante, más aun si te la encuentras de repente al doblar la esquina como nos pasó a nosotros.

Catedral de San Miguel y Santa Gúdula de Bruselas
Que ver en Bruselas: Catedral de San Miguel y Santa Gúdula.

Al lado de la catedral pasa el Bulevar de Berlaimont, una avenida ocupada casi en su totalidad por el impresionante complejo de edificios del Banco Nacional de Bélgica.

Galerías Reales Saint Hubert

Las Galeries Royales Saint-Hubert es uno de los lugares más bonitos que ver en Bruselas. Construidas en 1847, fueron las primeras de este estilo en Europa, cuando a mediados del siglo XIX se empezaron a poner de moda este tipo de galerias comerciales cubiertas. Eso sí, en sus inicios eran lugares muy elitistas, frecuentados por la alta burguesía.

Hoy en día a la alta burguesía se le ha añadido el pueblo llano y los turistas, que cada día recorren y llenan las tres «calles» que conforman el complejo: la Galería del Rey, la Galería de la Reina y la Galería de los Príncipes. Bajo sus magníficas y bellas bóvedas acristaladas encontrarás elegantes tiendas de moda, joyerías, galerías de arte, chocolaterías y cafés.

Galeries Royales Saint-Hubert Bruselas
Las Galeries Royales Saint-Hubert son algo imprescindible que ver en Bruselas. No te las pierdas.

Entre estos últimos destaca La Taverne du Passage, conocida hasta 1892 como «Café des Arts». Aquí se daban cita importantes artistas de la época como Alejandro Dumas, René Magritte o el mismo Victor Hugo. Como apunte curioso, durante una escapada en caravana de 7 días a Euskadi, casualmente descubrimos que Victor Hugo vivió durante un año en Pasaia.

Plaza de Brouckère

A 350 metros de las Galeries Royales se encuentra la Plaza de Brouckère, una de las plazas más importantes que ver en Bruselas. Mide unos 50 metros de ancho por 350 metros de largo, y fue construida a finales del siglo XIX en un punto más o menos intermedio del gran bulevar que conecta la Gare du Midi (estación del sur) y la Gare du Nord (estación del norte).

La construcción de la plaza supuso la demolición del Convento de los Agustinos (s. XVII), que como nota histórica, en 1815 se utilizó como hospital de campaña durante la famosa Batalla de Waterloo. La Plaza de Brouckère está rodeada por bellos edificios, entre ellos la Maison des Chats, el histórico Hôtel Métropole o el bello cine UGC De Brouckère.

Bruselas
Que ver en Bruselas: Al fondo, el antiguo Hotel Continental, en el extremo norte de la Plaza de Brouckère. A la derecha de la imagen se aprecia el Hôtel Métropole y a la izquierda se adivina el UGC De Brouckère.

Vemos que la terraza del Café Metropol no está llena y nos sentamos a tomar algo. La Plaza de Brouckère es muy grande, y aunque obviamente hay gente paseando y andando de un lado a otro, la sensación es de relajante tranquilidad. Pasamos un buen rato, viendo la vida bruselense pasar ante nosotros.

Pasaje del Norte, Rue Neuve y Plaza de los Mártires

Nada más salir de la Plaza De Brouckère por el Boulevard Adolphe Max, a la derecha encontramos la entrada al Passage du Nord (Pasaje del Norte), otra bella galería comercial cubierta que ver en Bruselas. En el siglo XVII Bruselas llegó a tener 7 galerías comerciales, de las cuales actualmente quedan 3 (Galerías Reales Saint Hubert, Galerías Bortier y Passage du Nord).

Las galerías Passage du Nord se construyeron en 1881-1882, y comunican el Boulevard Adolphe Max con la Rue Neuve (Calle Nueva), la segunda zona comercial más popular de Bélgica después de la Rue Meir de Amberes. Como curiosidad, alquilar un piso en la Rue Neuve cuesta unos 1.600 €/m2/año. Una ganga.

Bruselas
Que ver en Bruselas: Plaza de los Mártires. Enfrente, el edificio de la oficina del Ministro-Presidente de Flandes. En el lado opuesto de la plaza se halla el Gobierno de Flandes.

Saliendo del Passage du Nord a la Rue Neuve, tomamos la primera travesía que encontramos y llegamos a la Place des Martyrs (Plaza de los Mártires). Se construyó hacia 1774 sobre una antigua lavandería que realizaba trabajos de blanqueo de productos textiles, por ello su nombre original fue “Place de la Blanchisserie”.

A partir de 1830, la plaza acogió a los mártires que lucharon por la independencia de Bélgica, que fueron enterrados en una cripta de esta plaza, por lo que la plaza se denominó con su nombre actual. Es una plaza muy elegante que ver en Bruselas, de aspecto neoclásico como se estilaba en la época. Alberga la sede del gobierno flamenco y el bonito Théâtre des Martyrs.

Museo belga del Cómic

Apenas a 450 metros de la Plaza de los Mártires, en la rue des Sables se halla uno de los lugares imprescindibles que ver en Bruselas (siempre que seas aficionado/a a los tebeos y los cómics): el Centre Belge de la Bande Dessinée (Museo belga del Cómic).

Museo del Cómic de Bruselas
Que ver en Bruselas: Museo belga del Cómic de Bruselas.

Bruselas es la capital mundial del cómic y los belgas adoran este género, considerado el «noveno arte». No en vano en Bélgica han nacido algunos de los más importantes dibujantes de cómics de la historia como Pierre Culliford «Peyo» (Los Pitufos), Maurice de Bévère «Morris» (Lucky Luke), André Franquin (Spirou, Marsupilami) y por supuestísimo, Georges Prosper Remi «Hergé», creador de Tintín.

Básicamente, en el museo se encuentra todo lo relacionado con el mundo del cómic, desde su creación hasta el resultado final, orígenes del cómic, exposiciones de obras originales, etc. También cuenta con una biblioteca y una tienda de cómics, y un café restaurante, la Brasserie Horta.

Museo del Cómic de Bruselas
Museo Belga del Cómic de Bruselas.

Si no te va la temática, no es uno de los lugares imprescindibles que ver en Bruselas. Aunque sin duda es uno de los museos dedicados a este género más importantes del mundo. A ver… es como estar en Ámsterdam y no visitar el Rijksmuseum o en París y no visitar el Louvre, aunque no te gusten los cuadros. Para más info, precios de las entradas y horarios:


Centre Belge de la Bande Dessinée (CBBD).
Dirección: Rue des Sables 20, 1000 Bruxelles.
Web: cbbd.be


La Grand Place, «la plaza más hermosa del mundo»

Salimos del Museo Belga del Cómic y recorremos los 850 metros que nos separan del sitio más bonito de la ciudad, el lugar imprescindible que ver en Bruselas si solo pudieses ver uno. Se trata de la Grand Place, una de las plazas medievales más bellas del mundo. Realmente, pese haber visto ya unas cuantas plazas medievales europeas, la Grand Place nos impresionó.

Grand Place Bruselas
Que ver en Bruselas: Grand Place.

La Grand Place de Bruselas fue inscrita en 1998 en la lista del Patrimonio de la Humanidad de la Unesco y no es para menos. Si Napoleón dijo que la Plaza de San Marcos de Venecia, la mágica ciudad de los 150 canales era «el salón más bello de Europa», Victor Hugo describió la Grand Place de Bruselas como «la plaza más hermosa del mundo». Ahí queda eso.

Cuando llegamos, no sabemos donde mirar. Elegantes y ornamentados edificios rodean la plaza adoquinada, a cual más bonito. Es un lugar donde la historia se percibe en cada rincón, en cada piedra. Como si nos hubiésemos trasladado al pasado en una máquina del tiempo, cuando aquí se ejecutaba a los sentenciados a muerte o la Inquisición quemaba vivos a los protestantes.

Ayuntamiento de Bruselas
La Grand Place, algo imprescindible que ver en Bruselas. Impresionante edificio del Ayuntamiento de Bruselas.

El edificio más importante de la Grand Place es el Hôtel de Ville (Ayuntamiento), la joya arquitectónica más antigua de la plaza (s. XV), en la que destaca su torre de 96 metros de altura. Se ofrecen visitas guiadas en francés, holandés, inglés y español. Otro edificio impresionante es la Maison du Roi, antigua residencia de los monarcas y actual Musée de la Ville (Museo de la Ciudad).


Musée de la Ville de Bruxelles
Dirección: Grand-Place, 1000 Bruxelles.
Web: brusselscitymuseum.brussels


Otros bellos edificios son Le Pigeon, donde se alojó Víctor Hugo; el conjunto de casas gremiales agrupadas detrás de una magnífica fachada entre los números 14 y 19, llamado Maison des Ducs de Brabant, o el bar más famoso de la plaza, Le Roy d´Espagne, con un busto de Carlos II de España en la fachada (soberano de Bélgica en el siglo XVII). En un rincón de la plaza descubrimos el Hard Rock Café Bruxelles.

Maison des Ducs de Brabant Bruselas
Maison des Ducs de Brabant, en la Grand Place de Bruselas.

Manneken Pis, el símbolo de Bruselas

Pues sí. Nada de Atomiums ni Grands Places ni parlamentos europeos. El símbolo más popular de la ciudad de Bruselas es una pequeña estatua de bronce de 55,5 cm de altura y 20 kg de peso llamada Manneken Pis («hombrecillo que orina» en neerlandés). En realidad es un niño desnudo haciendo pipí sobre un cuenco. Otro imprescindible que ver en Bruselas.

Se encuentra a menos de 250 metros de la Grand Place, en la intersección de la rue du Chêne con la rue de l’Étuve. Llegamos allí por esta última, donde a pocos metros de Manneken Pis se halla un famoso mural de Tintín.

Es una de las principales atracciones turísticas de la capital belga. Su historia es antigua, aunque en sus orígenes tan solo era una fuente más de la ciudad. Se cree que en el siglo XV ya había una estatua parecida en el lugar, pero la actual data de 1618 o 1619, obra del escultor Jérôme Duquesnoy el Viejo.

Manneken Pis
Otro de los imprescindibles que ver en Bruselas, el Manneken Pis.

La fama de la estatuilla se debe a su dilatada historia, a lo largo de la cual ha vivido todo tipo de avatares y ha sido robada en múltiples ocasiones. La última en 1965, cuando debido a la difusión mediática se acabó de hacer famosa en medio mundo. A partir de entonces, se decidió colocar una copia en el pedestal y conservar la original en el Museo de la Ciudad de la Grand Place.

Jeanneke Pis, la réplica femenina del Manneken Pis

Manneken Pis tiene su réplica femenina, llamada Jeanneke Pis. Las estatuillas se ubican a unos 500 metros la una de la otra: Manneken Pis a unos 250 metros al suroeste de la Grand Place y Jeanneke Pis a unos 250 metros al noreste de la misma plaza; o sea en direcciones opuestas partiendo de la Grand Place.

Se encuentra en una estrecha calle sin salida llamada Impasse de la fidélité, una travesía de la populosa rue des Bouchers, llena de cafés y restaurantes. Aunque teóricamente es mucho menos conocida que su contraparte masculina, cuando estuvimos allí el callejón estaba tan lleno de gente que no llegamos a verla ya que nos dimos la vuelta y nos fuimos de allí.

Jeanneke Pis
Que ver en Bruselas: Jeanneke Pis – Foto: CC BY-SA 2.0 be.

Tal vez parte de su popularidad se deba a que está justo al lado de la cervecería Delirium Café, una de las más famosas de Bruselas, con más de 2.000 clases de cerveza. En todo caso, Jeanneke Pis es mucho más moderna, ya que fue inaugurada en el año 1987 por encargo del dueño de un restaurante, en presencia de Ilona Staller, también conocida como Cicciolina.

El faraónico Palacio de Justicia y el barrio de Les Marolles

A unos 15 minutos andando del Manneken Pis llegamos al faraónico Palacio de Justicia de Bruselas, con una superficie construida de 26.006 m². Se encuentra en barrio de Les Marolles, en lo alto de una colina llamada Galgenberg (colina de la horca), donde se antiguamente se ahorcaba a los criminales.

Para su edificación, que se llevó a cabo entre 1866 y 1883, se tuvo que expropiar y demoler una parte importante del barrio, hecho que no gustó nada a sus habitantes. El edificio mide 104 metros de altura y su cúpula pesa 24.000 toneladas. Cuenta con 8 patios, 27 grandes salas de audiencia y 245 salas más pequeñas, entre otras estancias.

Palacio de Justicia de Bruselas
Que ver en Bruselas: Palacio de Justicia de Bruselas.

El Palacio de Justicia de Bruselas es más grande que la Basílica de San Pedro de Roma, y en su momento fue considerado el edificio más grande del mundo. Hoy sigue siendo uno de los edificios de piedra más grandes del planeta.

Cuando estuvimos, el palacio estaba cubierto con un andamio. Resulta que está colocado desde 1984, para realizar obras de mantenimiento. Se da la circunstancia —algo surrealista— de que el estado acabó comprando el andamio en el año 2000 por el alto coste de su alquiler, y porque después de tantos años, también necesitaba una renovación. Se espera que las obras finalicen en 2030.

El Palacio de Justicia se encuentra en el popular barrio de Les Marolles, habitada por artesanos, trabajadores autónomos y ancianos. Es conocido por sus tiendas de antigüedades, galerías de arte y su famoso «Mercado de las Pulgas» en la Place du Jeu de Balle, que se celebra diariamente de 06:30 a 14:00 horas y los sábados y los domingos hasta las 15:00 horas.

Mercado de las Pulgas, en la plaza del Jeu de Balle de Bruselas
Que ver en Bruselas: Mercado de las Pulgas, en la plaza del Jeu de Balle. Cuando llegamos el mercado ya se estaba desmontando.

En la plaza Poelaert, que por cierto es la plaza más grande de Bruselas, encontramos la Grande Roue. Se trata de una gran noria llamada ‘The View’, que se diseñó y desarrolló siguiendo el ejemplo de la exitosa Budapest Eye de Budapest, esencias de la vieja Europa. Desde la noria se puede disfrutar de uno de los mejores paisajes urbanos que ver en Bruselas.

En la misma plaza Poelaert puedes tomar un ascensor panorámico que desciende hasta la plaza Breughel l’Ancien, en la parte baja del barrio. Les Marolles limita con otro famoso barrio de Bruselas, El Sablon. Son dos de los barrios más típicos que ver en Bruselas.

Palacio Real y Parque de Bruselas por El Sablon

Desde el barrio de Les Marolles nos vamos hacia otros dos lugares que ver en Bruselas: el Palacio Real y el Parque de Bruselas, a unos 15 minutos andando. Vamos paseando tranquilamente por el barrio del Sablon, y pasamos ante la Iglesia de Notre-Dame du Sablon, del siglo XV.

Rue de Rollebeek, en el barrio del Sablon, Bruselas
Rue de Rollebeek, en el barrio del Sablon.

Entramos al Barrio Real por los Museos Reales de Bellas Artes de Bélgica, el Museo Magritte y el Belvue museum, en la bonita y adoquinada Place Royale (Plaza Real). En dicha plaza se encuentran los restos del antiguo Palacio de Coudenberg, cuyos orígenes se remontan al siglo XII. En 1731 quedó completamente destruido por un incendio, y las ruinas conservadas bajo el suelo se pueden visitar desde el Museo Belvue.

En la Place Royale también se encuentra la Eglise Saint-Jacques-sur-Coudenberg (Iglesia de Santiago), construida en el siglo XVIII aunque sus orígenes son mucho más antiguos. Se cree que en el mismo lugar pudo existir una capilla perteneciente al primer castillo de Coundenberg (s.X), y que su nombre puede deberse a un antiguo hospicio que acogía peregrinos del Camino de Santiago.

Al lado de la Plaza Real se halla el magnífico Palacio Real, cuya construcción comenzó a principios del siglo XIX bajo el reinado de Guillermo I, rey de los Países Bajos. Aunque el rey y su familia ya no viven aquí, si no en el Castillo Real de Laeken. Es un edificio impresionante, de los más famosos de la capital belga.

Palacio Real Palais Royal Bruselas
El Palacio Real, uno de los edificios más importantes que ver en Bruselas.

ℹ El Palacio Real de Bruselas se puede visitar. Para más información visita la web oficial del Palacio Real de Bruselas. En la misma web puedes realizar una amena visita virtual.


Delante del Palacio Real se extiende el Parque de Bruselas o Parque Real, el primer parque público de la ciudad. Se construyó en el siglo XVIII, tras el incendio que en 1731 destruyó el Palacio de Coudenberg. El Parque Real ocupa aproximadamente el lugar de los antiguos jardines del desaparecido palacio, y es uno de los parques más importantes que ver en Bruselas.

Es un lugar muy relajante para pasear o tomarse algo en alguno de sus chiringuitos bajo la sombra de grandes árboles. A lo largo del parque encontramos decenas de esculturas de la mitología grecorromana, un romántico quiosco de música, el Teatro Real del Parque y el Vaux Hall, donde se realizan actividades culturales como conciertos, exposiciones o cine al aire libre.

Mont des Arts

A poco más de 250 metros del Palacio Real se encuenta el Mont des Arts, que conecta la parte alta de la ciudad con la parte baja. Es otro de los lugares emblemáticos que ver en Bruselas, y debido a su posición elevada, otro de los mejores miradores de la capital junto a la anteriomente mencionada Grande Roue de la plaza Poelaert.

Mont des Arts Bruselas
Que ver en Bruselas: Jardines del Mont des Arts. Imagen de Ji-Sun Yoo | Pixabay.

El lugar destaca por las espléndidas vistas desde lo alto de sus escalinatas monumentales, que descienden hasta el precioso Jardin du Mont des Arts y la Place de l’Albertine. En el Mont des Arts se ubican importantes instituciones como la Biblioteca Real de Bélgica, los Archivos Nacionales o el palacio de congresos SQUARE Brussels Meeting Centre.

Barrio Europeo, la sede de las instituciones europeas

Bruselas acumula el mayor número de oficinas y funcionarios comunitarios de toda Europa, concentrados en la zona del Barrio Europeo. Allí se encuentran importantes instituciones como la Comisión Europea, el Parlamentarium (el centro de visitantes del Parlamento Europeo), la Casa de la Historia Europea o el mismo Parlamento Europeo, entre otras.

Además, el barrio dispone de dos bellísimos parques. El gran Parque del Cincuentenario, un gran y monumental parque urbano público de 30 hectáreas, acoge el Autoworld (Museo del Automóvil) y el Real Museo de las Fuerzas Armadas y de la Historia Militar, los Museos Reales de Bellas Artes de Bélgica, la Gran Mezquita y el Centro Islámico o el Pabellón de las pasiones humanas, entre otros.

Edificio Berlaymont, sede de la Comisión Europea
Algo que ver en Bruselas: Edificio Berlaymont, sede de la Comisión Europea.

El Parque de Leopoldo, aunque algo más pequeño (10 hectáreas), es el pulmón verde del Barrio Europeo. Antigua sede del Real Jardín Zoológico hasta mediados del siglo XIX, hoy cuenta con un estanque y un arroyo que aumentan más si cabe su belleza. Alberga la Casa de la Historia Europea y el Museo de Historia Natural, con la mayor exposición de Europa dedicada a los Dinosaurios.

La Plaza de Luxemburgo es el lugar idóneo para tomar algo en sus terrazas. Es un lugar extraordinariamente cosmopolita, dado que aquí acuden trabajadores, funcionarios y parlamentarios de toda Europa a tomarse un descanso durante la jornada laboral. Por la noche, especialmente los jueves, el lugar cambia de clientela y se llena de jóvenes.

Atomium, el otro símbolo de Bruselas

Otra de las estampas icónicas de la ciudad es el Atomium, uno más de los lugares imprescindibles que ver en Bruselas. Se diseñó y construyó para la Exposición Universal de Bruselas de 1958, y no estaba destinado a sobrevivir más allá de dicho evento. Se encuentra en el Parque de Heysel, en el extremo opuesto de la ciudad, a unos 10 km del Barrio Europeo.

Atomium Bruselas
El Atomium de Bruselas, algo imprescindible que ver en Bruselas. (Foto de cabecera).

Pero para verlo, antes debemos llegar hasta allí. Tomamos el metro en Schuman, al lado del edificio Berlaymont, sede de la Comisión Europea. Llegamos al centro en menos de 10 minutos, y en 3 minutos más andando bajamos al parking subterráneo donde tenemos el coche. Encontramos sitio fácilmente y aparcamos en el Boulevard du Centenaire, a unos 400 metros del Atomium.

Por mucho que lo hemos visto en fotos y en televisión, el Atomium de cerca impresiona mucho más. Es una gran estructura de 102 metros de altura, formada por 9 esferas de acero de 18 metros de diámetro cada una, Su inconfundible forma representa un cristal de hierro ampliado 165 mil millones de veces.

Atomium Bruselas
El Atomium, visto desde el lado opuesto a la imagen anterior.

El Parque Heysel es el recinto ferial donde se celebraron la Exposición Internacional de 1935 y la Exposición Universal de 1958, y donde también se halla el Estadio de Heysel. Si eres aficionado al fútbol, seguramente este estadio te suene. Aquí tuvo lugar la llamada Tragedia de Heysel, donde el 29 de mayo de 1985 murieron 39 aficionados durante la final de la Copa de Europa, disputada entre el Liverpool y la Juventus de Turín.

Palacio Centenario Parque de Heysel Bruselas
Palacio Centenario, uno de los edificios de la Exposición Universal de 1935 que sobrevive en el Parque de Heysel. También acogió el 32º Festival de la Canción de Eurovisión en 1987.

Se pueden visitar 5 de sus 9 esferas, entre ellas la «panorama», en la parte superior del Atomium, que desde una altura de 92 metros presume de tener el «panorama más magnífico de Bruselas». También pasear por sus esferas y tubos que albergan escaleras metálicas, animaciones de luz y sonido, o contemplar exposiciones. Más info sobre entradas y horarios:

Mini-Europe (Europa en Miniatura)

A cinco minutos andando del Atomium se encuentra el famoso parque Mini-Europe. Lamentablemente, ya son casi las 7 de la tarde y el parque está a punto de cerrar, así que no lo visitamos. Como su nombre indica, Mini-Europe acoge algunos de los monumentos más importantes de Europa a escala 1/25.

El parque ocupa una superficie de casi 2,5 hectáreas, y en su interior se pueden contemplar 350 monumentos a escala de los 27 países y 80 ciudades de la Unión Europea + Reino Unido. Entre ellos la Torre Belfort de Brujas, el Triple Puente de Liubliana, la Plaza de San Marcos de Venecia, Las Termas Széchenyi de Budapest o el Reloj astronómico de Praga, entre muchísimos otros.

Termas Széchenyi de Budapest en Mini-Europe Bruselas
Reproducción a escala 1/25 de las Termas Széchenyi de Budapest en el parque Mini-Europe, un lugar imprescindible que ver en Bruselas si viajas con niños.
baños Széchenyi Budapest
Imagen real del mismo lugar (aproximadamente) de las Termas Széchenyi de Budapest.

España está representada con la Catedral de Santiago de Compostela, el Monasterio del Escorial de Madrid, la Plaza de Toros de Sevilla, el Monumento a Colón en Barcelona y los Molinos de Viento de Campo de Criptana. Sobre todo si viajas con niños, Mini-Europe es uno de los lugares más interesantes que ver en Bruselas.


ℹ Mini-Europe
Dirección: Boulevard du Centenaire, 20 Bruselas.
Web: minieurope.com


Ruta del cómic por Bruselas

Si te gusta el mundo de los tebeos y los cómics, puedes combinar y alternar tu ruta por los monumentos y edificios más importantes que ver en Bruselas con una ruta del cómic. El proyecto empezó en 1991 como una iniciativa de las autoridades de Bruselas en colaboración con el Centro Belga del Cómic, del que hemos hablado antes.

Mural de Las Aventuras de Tintín en la rue de l'Étuve de Bruselas
Mural de Las Aventuras de Tintín en la rue de l’Étuve, muy cerca de Manneken Pis.

A lo largo y ancho de la ciudad encontrarás murales que muestran escenas de cómics populares como Las aventuras de Tintín, Asterix y Obélix, Corto Maltés, Los Pitufos, Lucky Luke, Tomás el Gafe, Marsupilami o Gil Pupila. La mayoría se encuentran en el centro de la ciudad, aunque también hay un buen número de ellos en Laeken, en los alredores del Atomium.

Puedes realizar una ruta a tu medida consultando los murales en este enlace de Wikipedia, o también puedes apuntarte a un Tour del cómic por Bruselas de 2 horas y media de duración. Nosotros nos montamos una ruta personalizada, visitando las localizaciones bruselenses de Las Aventuras de Tintín.

Hasta aquí nuestro paseo por la capital belga, una ciudad que nos sorprendió en muchos aspectos. Au revoir Bruxelles! Tot ziens Brussel!

👉 En la categoría Bélgica encontrarás otras bellísimas ciudades belgas que visitamos en nuestros viajes con coche + caravana.


Todas las imágenes son propias, excepto cuando se indica otro autor / procedencia en el pie de foto.


ℹ Información útil

.

Tal vez te interese

2 comentarios en «Que ver en Bruselas, la cosmopolita capital de Bélgica»

  1. La ruta del comic, los palacios, la catedral de San Miguel, ya de por sí resultan atractivos pero además los describes de tal manera que apetece mucho más conocerlos.
    Gracias por esta guía tan completa sobre Bruselas, como hacéis habitualmente en vuestros detallados y completísimos reportajes.

    Responder

Deja un comentario