Alsacia: 1000 Paisajes de vino y pueblos de cuento

Acompáñanos en esta emocionante visita por Alsacia, una región donde hay tantos lugares bonitos que tuvimos que dejar de visitar cosas por temor a contagiarnos del Síndrome de Stendhal. ¿Crees que exageramos? Echa un vistazo y nos cuentas…

alsacia
_

Alsacia fue la siguiente etapa del viaje (v. Ruta en caravana por Europa (3): De Viena a Praga y Núremberg). Pasamos seis días en la bellísima región francesa, estableciendo la base de la etapa en Riquewihr, uno de los pueblos más bonitos no solo de Alsacia, si no de toda Francia. Y eso es mucho decir. En Riquewihr nos instalamos con la caravana en el bonito Camping Riquewihr.

Difícilmente se puede escoger mejor base de operaciones para visitar a Alsacia. Aquí nos ponemos una medalla 🥇 porque acertamos de lleno. Riquewihr está calificada como una de «Les plus beaux villages de France». Y a menos de 20 minutos en coche se hallan dos pueblos más con la misma distinción, y otros muchos que no la tienen aunque se la merecen.

Alsacia riquewihr
Indicador en Riquewihr, Alsacia.

Colmar está a menos de 15 km, el Parc du Petit Prince a 40 km y la capital Estrasburgo a unos 70 km. Llegó un momento en que decidimos parar de visitar pueblos bonitos, antes de enfermar de Síndrome de Stendhal, y tomárnoslo con más calma. Además, a los que viajamos con caravana generalmente también nos gusta pasar algun día entero en el camping, un destino en sí mismo.

road trip marruecos
Marrakech y la ruta del desierto por libre: Qué saber antes de ir

Por una vez dejamos la caravana en casa, y nos vamos en avión a Marruecos para realizar un road trip de ensueño:
👉🏿Marrakech y la ruta del desierto por libre: Qué saber antes de ir

Que ver en Alsacia

Desde Riquewihr exploramos a nuestro aire parte de la extraordinaria Alsacia. El road trip es la mejor opción para visitar la región, ya que hay mucho para ver y un coche permite planificar las rutas y adaptarlas a las circunstancias que puedan surgir. La moto, furgo o autocaravana también son opciones estupendas.

Si algo predomina en el paisaje alsaciano son los viñedos. Alsacia se encuentra en la prestigiosa región vinícola francesa llamada Viñedo de Alsacia (Vignoble d’Alsace), con una fuerte influencia germánica. Si eres un auténtico winelover, seguro que conoces sus mundialmente conocidos vinos blancos, elaborados con variedades de uva Riesling y Gewürztraminer.

Campos de viñedos en Kaysersberg Alsacia
Campos de viñedos en Kaysersberg.

Obviamente, seis días no dan para conocer toda una región. Así que seleccionamos que ver en Alsacia teniendo en cuenta factores como nuestra base de operaciones, las distancias, y el tiempo que íbamos a repartir entre rutear y descansar en el camping. A veces nos gusta recordar que estamos de vacaciones, no en una maratón. Lo que falte, para la próxima.

Estos son algunos de los lugares más bonitos que ver en Alsacia. Seguro que no están todos, pero los que están son de visita obligada (ordenados según el orden en que los visitamos):

Riquewihr, la perla de la viña alsaciana

Riquewihr es, sin ninguna duda, uno de los pueblos que hay que ver en Alsacia. Como nuestro camping está aquí, obviamente es el primero que visitamos. A partir de ese momento, Riquewihr se convirtió en la «unidad de medida» para compararlo con los siguientes pueblos que visitamos. Realmente, Riquewihr puso el listón muy alto.

Riquewihr 20210809 105529
Calle de las Tres Iglesias (Rue des Trois Églises), Riquewihr.

No solo es uno de los pueblos más bonitos de Alsacia, además esta calificado como uno de Les Plus beaux villages de France (los pueblos más bonitos de Francia). Por algo la llaman Riquewihr, la perla de la viña alsaciana. No puedo confirmar si es el pueblo más bonito de Alsacia, porque no los conocemos todos. Pero seguro que ocupa un lugar en el podio, porque parece sacado de un cuento.

Colmar, la Pequeña Venecia de Alsacia

Colmar es el tercer municipio más grande de la región histórica de Alsacia en número de habitantes, después de Estrasburgo y Mulhouse. Mundialmente conocida por su barrio más célebre, la Pequeña Venecia (Petite Venise), y por su espectacular decoración durante la temporada navideña, Colmar es un destino imprescindible en Alsacia.

Colmar
Colmar.

Pero además, la ciudad alsaciana esconde muchos otros lugares interesantes, como la Colegiata de San Martín, el segundo edificio católico más grande de Alsacia; o la preciosa Rue des Marchands y sus tradicionales edificios con entramado de madera. Por cierto, en Colmar podrás ver una réplica de 12 metros de altura de la Estatua de la Libertad de Nueva York. ¿Te imaginas porque está ahí?

Descubre por qué Colmar tiene una Estatua de la Libertad igualita a la de Nueva York, además de los lugares más interesantes de la ciudad en el post Colmar, la pequeña Venecia de Alsacia.

👉 Colmar es una ciudad de postal que te enamorará a primera vista. Conoce sus secretos de la mano de guías expertos con un Free tour en español por Colmar

Eguisheim, otra pretendiente al trono de la belleza alsaciana

Eguisheim es otra de las localidades alsacianas incluidas en el selecto club de Les Plus beaux villages de France, y podemos confirmar que se lo tiene muy merecido. Además acostumbra a aparecer en los primeros lugares de listas tipo «los pueblos más bonitos de Alsacia», así que tanta unanimidad será por algo.

Eguisheim Alsacia
Eguisheim.

Este bellísimo pueblo se diferencia de los demás por una característica muy particular. Las calles están dispuestas en círculos concéntricos alrededor de su castillo. Sus casas con fachadas de colores vivos, muchas de ellas con el típico y atractivo entramado de madera, son todo un espectáculo visual que parece sacado de un cuento de hadas.

Lo que hoy es la Rue du Rempart ocupa el espacio de las murallas circulares que rodeaban el pueblo. Seguro que ahora que lo sabes no te pasará como a nosotros, que nos enteramos de que el pueblo era circular tras llegar al punto de partida sin haber cambiado de dirección durante todo el paseo.

Estrasburgo, la capital de Alsacia

En cualquier visita a Alsacia es obligatorio visitar su capital, Estrasburgo. No solo es la capital alsaciana, también lo es de la región francesa del Gran Este (Grand Est) y una de las capitales de Europa. Por si fuera poco, su centro histórico (llamado Grande Île) está declarado Patrimonio Mundial de la UNESCO.

Petite France Estrasburgo
Petite France en el centro histórico de Estrasburgo, declarado Patrimonio de la Humanidad.

Estrasburgo es una ciudad de más de 1.000.000 de habitantes, aunque su centro histórico esconde joyas como La Petite France, un pintoresco barrio al borde del río Ill (I-L-L) donde antiguamente vivían los pescadores, curtidores y molineros. Muy cerca de allí se encuentran los Ponts Couverts, obra defensiva del siglo XII formada por tres puentes y cuatro torres.

También son vistas imprescindibles la espectacular Catedral gótica, cuyo campanario de 142 metros fue el edificio más alto del mundo durante dos siglos. En la misma plaza de la Catedral está la histórica Casa Kammerzell (s.XV) y no muy lejos de allí la plaza Kléber, el corazón de centro histórico.

Catedral de estrasburgo
Catedral de Estrasburgo.

Por supuesto, si estás en Estrasburgo no puedes dejar de visitar el Barrio Europeo, donde se encuentran el Parlamento Europeo y otras sedes de instituciones europeas como el Consejo de Europa, el Tribunal Europeo de Derechos Humanos o el Defensor del Pueblo Europeo, entre otras.

👉🏽 Una forma ideal de adentrarse en el pasado de la capital de Alsacia y conocer los rincones más importantes de esta ciudad francesa con alma alemana es realizando un Free Tour en español por Estrasburgo.

Hunawihr, la menos turística

Hunawihr cuenta con unos 600 habitantes, y también pertenece al club de Les Plus beaux villages de France. Antes de meternos en el centro urbano, decidimos aparcar el coche en un parking en las afueras. Tras andar unos 300 0 400 metros achicharrándonos de calor hasta el centro del pueblo, vimos que había sitio para aparcar en la calle por todas partes.

Alsacia Hunawihr
Una imagen típica de Hunawihr, la fuente delante del Ayuntamiento.

Y es que Hunawihr fue la localidad de cuantas visitamos en la que menos gente encontramos. De hecho estuvimos prácticamente solos durante nuestra breve visita. Es menos turística y algo más campechana que sus famosas vecinas Riquewihr y Ribeauvillé. Los viñedos prácticamente se meten hasta las casas.

Lo más destacado de Hunawihr, sin duda, es la iglesia fortificada de Saint-Jacques-le-Majeur (Santiago el Mayor), del siglo XIV, clasificada Monumento Histórico de Francia. Está rodeada por una muralla, y me recordó ligeramente a la iglesia de Hrastovlje, en Eslovenia. Otros puntos de interés son la Fuente de Sainte Hune y el Ayuntamiento, frente a una bonita fuente del siglo XVII.

Ribeauvillé, protectora de los juglares errantes

Ribeuavillé es otro de esos pueblos alsacianos preciosos. Aunque no pertenece al selecto club de Les plus beaux villages de France, si formara parte de él encajaría perfectamente. Es una localidad de unos 5.000 habitantes, aunque básicamente, lo más interesante se encuentra en la Grand’Rue, la bellísima calle principal de Ribeauvillé, de casi 1 km de longitud.

Ribeauvillé Alsacia
Ribeauvillé.
.

Al principio de la Grand’Rue, junto a la Fountain du Vigneron, encontrarás la Oficina de Turismo. Siguiendo la calle no podrás dejar de admirar sus edificios, muchos de ellos con coloridas fachadas y tradicionales entramados de madera. Algunos de los más importantes son la Casa de los Juglares (Maison des ménétriers), o la Torre de los carniceros (Tour des bouchers).

La localidad es conocida como «protectora de los juglares errantes» debido a una antigua historia medieval, cuando los señores de Ribeaupierre se convirtieron en protectores de los juglares, los cuales pagaban su protección mediante un impuesto. Cada primer domingo de septiembre se celebra la Fiesta de los Juglares, la fiesta más antigua de Alsacia.

Kaysersberg, el pueblo favorito de los franceses

Kaysersberg ganó por votación popular la edición 2017 de «El pueblo favorito de los franceses» (Le Village préféré des Français), un programa de televisión del canal público France 2. La primera edición, en 2012, la ganó un bellísimo pueblo que también tenemos el gusto de conocer, Saint-Cirq-Lapopie, la eterna vigilante del Valle del Lot.

Alsacia Kaysersberg
Kaysersberg. Foto tomada desde el Puente Fortificado. Destaca, al fondo en el centro de la imagen, la hermosa Maison Brief-Faller, edificio construido en 1594.

Como todos los pueblos alsacianos que visitamos, el principal atractivo de Kaysersberg reside en pasear por su centro histórico y disfrutar del espectáculo que ofrecen sus coloridas casas de colores con los característicos entramados de madera. El río Weiss atraviesa el pueblo, realzando todavía más si cabe la fotogenia del lugar.

Algunos lugares destacados de Kaysersberg son la Iglesia de la Santa Cruz (Eglise Sainte-Croix), la Fuente de Constantino, el Puente Fortificado y el castillo del siglo XIII, desde donde se disfruta de unas excepcionales vistas del valle, con viñedos hasta donde alcanza la vista. También la casa natal de Albert Schweitzer, Premio Nobel de la Paz en 1952; o las torres Kessler y de la Puerta Alta.

Turckheim, hasta aquí hemos llegado

Turckheim también es un pueblo de cuento. Nada más llegar nos topamos con la Porte de France, la entrada principal a la ciudad medieval. Existen otras dos puertas medievales, la Porte du Brand y la Porte de Munster. La Iglesia de Santa Ana y el Ayuntamiento, en la rue du Conseil, son dos de los edificios más importantes de Turckheim.

Turckheim Alsacia
Ayuntamiento e Iglesia de Santa Ana, en la rue du Conseil de Turckheim.

Otros lugares interesantes son el Puesto de guardia (Corps de garde) o el Museo Conmemorativo del Combate de la Bolsa de Colmar, batalla acaecida en el invierno de 1944-45 durante las 2a Guerra Mundial. El museo se ubica en una bóveda del siglo XVIII que sirvió como refugio a los habitantes de la localidad durante la batalla, que a la postre supuso la liberación de Alsacia.

Como en el resto de pueblos alsacianos que visitamos, más allá de sus monumentos y museos, lo realmente interesante es el centro histórico en sí mismo, con su típica arquitectura de edificios de colores llamativos y entramados de madera, muchas veces adornados con llamativas flores en balcones y ventanas.

Turckheim Alsacia
Al fondo, edificio del Puesto de guardia (Corps de garde).

En Turckheim decidimos no visitar más pueblos alsacianos. Todos los que vimos son preciosos, vaya por delante. Cada uno con particularidades y detalles que los hacen únicos. Pero al mismo tiempo todos muy parecidos y llenos de turistas. A veces tenía la impresión de estar en un parque temático. Aunque los pueblos de Alsacia son muy reales, obviamente.

Hablando de particularidades, Turckheim es una de las pocas localidades de Francia donde todavía existe la figura del vigilante nocturno. Hoy en día su finalidad es básicamente floclórica y turística, pero antiguamente servía para avisar de posibles incendios, anunciar las horas o sepulturero, entre otras responsabilidades.

Le parc du Petit Prince

Uno de los días de nuestra estancia en Alsacia la dedicamos a visitar Le parc du Petit Prince. Como su nombre indica, es un parque temático inspirado en el famoso personaje literario «El principito», de Antoine de Saint-Exupéry. Se encuentra a 26 km al sur de Colmar y 18 km al norte de Mulhouse, en la localidad de Ungersheim, donde ocupa una superficie de unas 24 hectáreas.

Alsacia Parc du Petit Prince
Parc du Petit Prince.

Es un parque temático pensado para el disfrute de los más pequeños, sin atracciones con demasiada adrenalina. Los niños a partir de 120 cm pueden subir solos a casi todas las atracciones, excepto a la montaña rusa «La Serpiente» y las «Sillas voladoras», a las cuales se puede subir a partir de los 130 cm.

Sin duda, la atracción estrella del parque es «Le ballon du Roi», un globo amarrado al suelo que asciende a una altitud de 150 metros, desde donde se disfruta de una panorámica impresionante de la región. Tiene una capacidad de 29 pasajeros por cada ascensión, y si el clima es desfavorable la atracción no funciona, sustituyéndola por un vuelo de realidad virtual.

Parc du petit Prince Alsacia
Parc du Petit Prince. Al fondo, Le ballon du Roi en plena ascensión.

Un día es más que suficiente para visitar el parque. De hecho, nosotros llegamos hacia las 10 de la mañana y a la hora de comer estábamos en el camping. Pero si viajas con peques y estos se lo pasan en grande, el parque cuenta con bares y restaurantes donde comer, para aprovechar al máximo el día sin salir de allí.


ℹ Le parc du Petit Prince.
Dirección: Rue de l’Espoir, 68190 Ungersheim.
Web: parcdupetitprince.com


Ecomuseo de Alsacia

El Ecomuseo de Alsacia (Écomusée d’Alsace) es otro lugar muy interesante, también en Ungersheim. Organizado como un pueblo alsaciano de principios del siglo XX, este ecomuseo cuenta con cerca de un centenar de edificios y construcciones típicos de la región, así como talleres de artesanos, exposiciones, animales y espacios naturales para recorrer por bonitos senderos.

Écomusée d'Alsace
Bonita vista aérea del Ecomuseo de Alsacia. Imagen: Écomusée d’Alsace.

El Ecomuseo de Alsacia es un lugar muy ameno e instructivo, perfecto para visitar con niños y de paso conocer un poco mejor la historia y costumbres de esta bella región francesa. Su concepto es similar al del pueblo holandés de Zaanse Schans, que visitamos en otro viaje y te cuento en Zaanse Schans, regreso a la Holanda de 1850.

Ruta de los Vinos de Alsacia

Otra manera de visitar Alsacia es siguiendo la famosa Ruta de los Vinos de Alsacia. La mejor forma de hacerlo es por carretera. La ruta tiene unos 180 km aproximadamente, desde Cleebourg y Wissembourg al norte —fronterizas con la región alemana de Renania-Palatinado—, hasta Cernay y Thann al sur, poblaciones cercanas a Mulhouse.

alsacia riquewihr 20210813 134131
Viñedos cerca de Riquewihr (foto de cabecera).

La ruta te llevará por casi todas las localidades que acostumbran a aparecer en las típicas listas de «los pueblos más bonitos de Alsacia»: Obernai, Mittelbergheim, Bergheim, Ribeauvillé, Hunawihr, Riquewihr, Kaysersberg, Turckheim o Eguisheim, entre otras. A lo largo del año, especialmente durante los meses más cálidos, se celebran actividades relacionadas con la vendimia y el vino.

A lo largo de la Ruta de los Vinos de Alsacia podrás visitar multitud de bodegas abiertas al público, hablar con los viticultores y por supuesto, probar sus vinos. Encontrarás toda la información sobre esta ruta en la página web oficial de la Route des Vins d’Alsace.

👉 Si estás de visita por esta hermosa región de Francia, te interesa echarle un vistazo a esta lista de actividades en Alsacia

(Fecha visita: Domingo 8 de agosto – sábado 14 de agosto de 2021)

ℹ️ Información útil

.

➕ Región del Gran Este (Grand Est)

Tal vez te interese

.

4 comentarios en «Alsacia: 1000 Paisajes de vino y pueblos de cuento»

  1. Muy buena descripción. Hace 2 años hicimos ese recorrido en tren y bus y es verdaderamente para repetir. Me permito agregar dos cosas.
    Hay un bus turístico entre estos varios bellos pueblos de la Ruta del Vino, en que pagas una cantidad fija y bajas en los pueblos que queres , el tiempo que que queres, subiendo en el siguiente para seguir el recorrido. Creo que pasan cada 20 minutos. De esta forma eliminas el problema del parking si vas en auto.
    Faltó un lugar espectacular en lo que nos contastes. El castillo de Konisberg.
    Felicitaciones por lo que escribistes

    Responder
    • Hola Marcelo! Pues queda dicho, muchísimas gracias por tus palabras y por la interesantísima aportación, seguro que resultara muy útil para viajeros que visiten Alsacia, y por supuesto para nosotros. Como bien dices, no visitamos todo lo que se puede visitar, ya que íbamos a nuestro aire y llegó un momento en que dejamos de visitar cosas para pasar mas tiempo de relax en el camping, un destino en sí mismo que también merece su parte de atención. Saludos cordiales!

      Responder

Deja un comentario