Toledo, la maravillosa ciudad de las 3 culturas

Semana Santa. Tiempo de «mini-vacaciones», preludio del gran viaje estival de cada año y época ideal para visitar destinos relativamente cercanos para pasar unos pocos días. En esta ocasión enganchamos la caravana y nos vamos a Toledo, corazón y capital de Castilla – La Mancha, cuyo centro histórico fue declarado nada más y nada menos Patrimonio de la Humanidad en 1986.

Las mini-vacaciones duraron seis días, aunque solo cuatro de ellos fueron totalmente aprovechables, ya que el primero y el último quedaron reservados para los viajes de ida y vuelta. Esos cuatro días los invertimos lo mejor que supimos: 2 para visitar Toledo, otro para el parque temático Puy du Fou, medio día para los famosos y quijotescos molinos de Consuegra y el otro medio de relax en el camping, la última tarde antes de regresar a casa al día siguiente.

caravana
En un lugar de la Mancha de cuyo nombre no quiero acordarme…

👉 En la categoría Rutas en caravana encontrarás rutas que realizamos con coche + caravana.

Había estado en Toledo de pequeño, hace tropecientos años, en un viaje de fin de curso con el colegio. Era junio de 1983, y recuerdo poco de aquella aventura, en la que también visitamos Segovia, Madrid y El Escorial. Esos escasos recuerdos se resumen en un paseo por las calles del centro histórico, cuando todavía no era Patrimonio de la Humanidad, y una visita al Alcázar, y más concretamente al despacho del general Moscardó, que aun se conservaba tal como quedó tras la Guerra Civil.

Brevísima historia de Toledo, la ciudad de las 3 culturas

Los romanos conquistaron la ciudad a los carpetanos, una de las tribus prerromanas que habitaban la península ibérica, hacia el 193 a.C. El primer documento escrito donde aparece Toletum (que significa algo así como «elevado, levantado, en alto») es en la obra del historiador romano Tito Livio (59 a.C.- 17 d.C.).

En el año 411 llegaron las invasiones germánicas, y la ciudad fue tomada por los alanos, quienes fueron derrotados poco después por los visigodos, en el año 418. Toledo se convirtió entonces en capital de la Hispania visigoda y, posteriormente en la principal sede eclesiástica del reino visigodo.

Justo tres siglos más tarde, en el año 711, Toledo fue conquistada por los musulmanes. La toma de la ciudad fue llevada a cabo sin demasiados problemas mediante una capitulación, ya que gran parte de la población había huido.​ Los árabes la llamaron Tulaytula.

Toledo conquista
Entrada de Alfonso VI en Toledo (Azulejo en la Plaza de España de Sevilla).

El dominio árabe finalizó con la toma de la ciudad en 1085 por Alfonso VI, quien prometió respetar todas las religiones. Ello originó un importante mestizaje cultural, y posibilitó que se estableciera la Escuela de Traductores durante el reinado de Alfonso X el Sabio. La escuela fue un importante foco de cultura y conocimiento en toda Europa durante los siglos XII y XIII. Esta convivencia durante siglos originó que a Toledo se la conozca como «ciudad de las tres culturas» (cristianos, judíos y musulmanes).

También es conocida como «ciudad imperial». Esto es así por que Carlos I de España y V del Sacro Imperio Romano Germánico, fijó en 1519 la capital del imperio español en Toledo. Duró hasta 1561, cuando para disgusto de los toledanos, su hijo Felipe II trasladó la corte a Madrid. Toledo perdió entonces gran parte de su peso político y social. No así su extraordinario patrimonio cultural e histórico.

Llegada al camping El Greco de Toledo

Llegamos a Toledo sobre las 6 de la tarde, tras más de 600 km y unas nueve larga horas de viaje incluyendo paradas. Nuestra base de operaciones es el camping El Greco, un buen camping, además ideal por su cercanía a la la ciudad y al parque temático Puy du Fou, otro de los objetivos de este viaje. También es verdad que es el único camping de la ciudad, por lo que no hay alternativa.

El primer día no nos movemos del camping. Entre colocar la caravana en la parcela, montar la terraza, llenar el depósito de agua y dar una vuelta por el camping, se nos hace la hora de cenar. Luego, nos metemos en la caravana a mirar una película y a dormir. Si quieres, puedes leer la reseña completa sobre el camping en Toledo | Camping El Greco.

Toledo camping 20220412 130711
Entrando al camping El Greco.

👉 En la categoría Campings encontrarás reseñas sobre algunos de los campings que hemos visitado en España y Europa.

Como aprovechamos nuestros 2 días en Toledo capital

Los dos días enteros que pasamos en Toledo recorrimos su centro histórico de arriba a abajo, de día y de noche. Libremente y en un par de visitas guiadas, una manera muy práctica de conocer un lugar, sobre todo cuando no se dispone de mucho tiempo. Pateamos sus calles, tomamos algo en sus terrazas, comimos en sus restaurantes y compramos en sus tiendas. Como es habitual en estos casos de tiempo limitado, no acostumbramos a entrar en museos ni otros edificios históricos, salvo los imprescindibles o los incluidos en las visitas guiadas. Por nuestra cuenta, solo entramos en la Catedral y en el Alcázar, donde se encuentra el Museo del Ejército.

Si no va a haber tiempo para visitarlo todo, hay que seleccionar y descartar. En nuestro caso, y obviamente es una elección muy personal, prevalece por encima de todo intentar «empaparnos» lo máximo posible de la ciudad. Incluidas visitas a zonas poco turísticas, lugares apartados desde donde tomar buenas fotos de la ciudad, tomarnos algo en un café alejado del centro, o intentar movernos en transporte público, como hacen los que viven allí.

Por supuesto, y no menos importante, también nos gusta pasar algo de tiempo en los campings, esos mundos a parte, oasis donde los niños corren y juegan a sus anchas, te lavas los dientes al lado de desconocidos y ves personas en pijama por la calle. Y donde también es sorprendentemente fácil entablar conversaciones y compartir experiencias con campistas de toda Europa.

Aparcar cerca del centro histórico

Desde la puerta del camping salen buses urbanos hacia el centro de la ciudad, pero los horarios no nos convencen (poca frecuencia de paso) y utilizamos el coche. Tenía mirados en Google Maps un par de aparcamientos gratuitos cercanos al centro histórico. La primera opción, el aparcamiento del Paseo de la Basílica (ver ubicación en Google Maps), apenas a 6 minutos del camping y a unos 10 minutos a pie de la Puerta de Bisagra, una de las entradas principales al casco antiguo. Es gratuito, pero si no madrugas Dios no te ayuda, que es lo que nos pasó a nosotros. No cabía ni un alfiler.

Toledo parking 20220413 150331
Aparcamiento del Paseo de la Basílica.
Toledo Bisagra 20220413 145257
Puerta de Bisagra, una de las entradas principales al centro histórico.

Así que nos dirigimos hacia la segunda opción, que a la postre fue mucho mejor, por su comodidad de acceso al centro histórico. Se trata del aparcamiento de la estación de autobuses, en la avenida de Castilla- La Mancha (ver ubicación en Google Maps). También está llenísimo, pero es muy grande, por lo que con un poco de paciencia se encuentra sitio, aunque haya que dar unas vueltas esperando a que salga alguien. Cabe señalar que a pesar de ser gratuito, el vigilante no dudó en pedirnos una «propina» una vez aparcado el coche, cuando nos disponíamos a salir del parking andando. Nos pasó con los dos vigilantes que encontramos las dos veces que aparcamos allí.

A pesar de ello, el aparcamiento de la estación de autobuses es una muy buena opción. Tras aparcar, a cinco minutos a pie se encuentra el remonte mecánico de Safont, una serie de escaleras mecánicas que una tras otra, se elevan hasta el centro histórico (ver ubicación en Google Maps). Se toman al lado de los restos del convento de dominicos de San Pablo del Granadal, aunque si vas en temporada alta no tendrás problema para encontrarlas: solo hay que seguir el flujo de gente.

Dia 1: Centro histórico de Toledo, Catedral y Puente de Alcántara

Tras aparcar el coche y darle una propina al vigilante, nos dirigimos hacia las escaleras mecánicas. Subimos hasta arriba, donde está el Palacio de Congresos, y por la calle Armas en un plis-plas nos plantamos en la plaza Zocodover, el corazón del centro histórico de Toledo. Es una plaza porticada en su mayor parte, donde se respira buen ambiente de cafés, terrazas y comercios. Muy cerca del Alcázar y el Museo del Ejército. Nuestro objetivo matutino es callejear por el centro histórico y acabar la ruta en el Puente de Alcántara, para luego volver al camping a comer y descansar un rato.

Toledo, plaza Zocodover
Plaza Zocodover. A la izquierda el Arco de la Sangre y al fondo, sobresaliendo visiblemente sobre los tejados de la plaza, el Alcázar.

Las calles y callejuelas alrededor de la plaza están llenas de vida y comercios de todo tipo, destacando las típicas tiendas de espadas, cuchillos, escudos y armaduras, así como confiterías con los tradicionales mazapanes de Toledo, que provocan constantes paradas ante sus escaparates.

Desde la plaza Zocodover paseamos hasta la Plaza Mayor, bastante pequeña a pesar de su nombre, donde llegamos en poco más de cinco minutos incluyendo paradas. Allí se encuentra el Teatro de Rojas, inaugurado en 1879 en honor al escritor Fernando de Rojas (1470 – 1541) y el Mercado de Abastos o Mercado Municipal (1896).

Toledo, Plaza mayor
El Teatro de Rojas, en la Plaza Mayor de Toledo.

Catedral de Toledo

La parte posterior de la Santa Iglesia Catedral Primada de Santa María en Toledo está pegada a la Plaza Mayor. Salimos de ella por la calle Sixto Ramon Parro, y unos metros más allá tomamos Cardenal Cisneros, ya en la fachada sur. Pasamos ante de la Puerta de los Leones, considerada por muchos como la más bella de la catedral. Un poco más adelante, en la misma calle, encontramos la Puerta Llana, y justo delante de ella la Tienda La Catedral, donde se pueden adquirir las entradas para visitar el templo.

Catedral de Toledo
Catedral de Toledo, fachada principal.

👉🏽 Si lo prefieres, puedes disfrutar de una Visita Guiada por la Catedral de Toledo por un precio muy asequible. Durante una hora y media, un guía profesional te guiará y explicará la historia de la catedral, sus secretos y anécdotas. Ten en cuenta al precio de la visita guiada deberás sumar la entrada a la catedral (10 € / persona, menores de 12 años gratis).

Siguiendo por Cardenal Cisneros llegamos a la Plaza del Ayuntamiento. En la plaza se encuentra el Ayuntamiento, el Palacio Arzobispal, la Audiencia Provincial y la impresionante fachada oeste o principal de la catedral, con su Puerta del Perdón, que solamente se abre en ocasiones muy especiales.

La Catedral de Toledo es una de las visitas imprescindibles en Toledo. Empezó a construirse en el año 1227, sobre los cimientos de un templo visigodo que había sido utilizado como mezquita musulmana. Tiene el título de Catedral Primada de España, o sea, el templo católico más importante del país. También está considerada la Opus magnum (obra magna, obra maestra) del gótico en España. En cuanto a dimensiones, es es la segunda más grande de España, tras la de Sevilla. No en vano, Vicente Blasco Ibáñez la apodó La Giganta en su novela La Catedral, escrita en 1903. Hay que verla.

👉🏽 Una forma de admirar la grandiosidad del edificio y de la ciudad es subir a la torre de la Biblioteca de Castilla- La Mancha en el Alcázar, o la Iglesia de los Jesuitas.

Una de las curiosidades de la catedral la encontramos en la calle Chapinería, que sale de la Plaza Mayor. Siguiendo esta calle llegamos a la Puerta del Reloj, en la fachada norte. Se construyó en el s.XIV, siendo la más antigua de las puertas de la catedral. A parte de su interés histórico, la curiosidad se encuentra en el reloj ubicado sobre ella. Es uno de los únicos relojes de una sola manilla que existen en el mundo. El motivo es que fue concebido para marcar sólo las horas de los principales rezos del día.

Puerta del reloj Toledo
Puerta del Reloj.

La Calle Hombre de Palo y la Plaza de las Cuatro Calles

Vista la catedral, la plaza, sus edificios y una fuente vacía de agua que están arreglando unos operarios, pasamos bajo el Arco de Palacio, y rodeando la catedral por el lado opuesto al que llegamos, tomamos la calle Hombre de Palo, bordeando la catedral por su parte norte. El curioso nombre de esta calle tiene sus orígenes en el siglo XVII, aunque existen varias leyendas sobre esta denominación.

Toledo
Arco de Palacio.

La más curiosa de ellas se debe a un supuesto autómata de madera que circulaba por esa calle mendigando dinero para su creador, el italiano Giovanni Torriani (castellanizado como Juanelo Turriano). Turriano fue relojero y mecánico de Carlos V, y pasó a la historia por ser el diseñador y creador del famoso y genial mecanismo que facilitaba la subida del agua desde el cauce del Tajo hasta el Alcázar. El genio Turriano se arruinó y fabricó el autómata para pedir limosna. Dicen que murió en la miseria.

Hombre de palo
Recreación de El Hombre de Palo en Rutas de Toledo. Foto: leyendasdetoledo.com.

Paseando tranquilamente por la calle Hombre de Palo, y tras pasar por delante de una curiosa exposición sobre brujería y detenernos una y otra vez ante escaparates de artesanía y espadas, que le encantan a mi hijo, llegamos a la Plaza de las Cuatro Calles. Es una plaza diminuta pero con mucha historia, donde por cierto no convergen cuatro calles, si no cinco. Se encuentra en pleno corazón comercial del centro histórico, y su nombre aparece en grandes obras de la literatura como El Quijote del gran Cervantes, el Lazarillo de Tomes (de autor desconocido) y en los Episodios Nacionales de Galdós. Casi nada.

Toledo
Plaza de las Cuatro Calles.

Es Semana Santa y se nota. Está todo lleno de gente. Hay personas a las que les molesta que las ciudades que visitan estén llenas de gente. Según ellos, se «pierde» su esencia. Como ya comenté en el post La Cité de Carcassonne, una ciudad de película única en Europa, en la antigüedad las poblaciones medievales, y más las ciudades importantes, también estarían llenísimas de gente cuando se celebraban mercados, ferias o fiestas, como es el caso. Simplemente, los mercaderes, campesinos, vecinos de la comarca, carros y mulas de antaño se han sustituido por turistas, viajeros, tiendas, cafés, bares y restaurantes. Pero en cuanto a bullicio, sería igual de importante entonces que ahora.

Desde la plaza Cuatro Calles subimos por la calle del Comercio, que hace honor a su nombre. Está repleta de comercios de todo tipo. En unos cinco minutos incluyendo paradas, llegamos al punto de partida, la plaza Zocodover. Próximo destino: Puente de Alcántara.

El Puente de Alcántara

En la Plaza Zocodover cruzamos el Arco de la Sangre, y bajando por la calle Miguel de Cervantes pasamos ante el Museo de Santa Cruz, donde se exhiben obras, entre otras, de Domenikos Theotokopoulos (1541-1614), más conocido como El Greco. No obstante, si buscas su famoso cuadro «El entierro del conde de Orgaz», se encuentra en la parroquia de Santo Tomé. Seguimos calle abajo hasta encontrar la Bajada Alcántara, desde donde ya se distingue el Puente de Alcántara.

Museo Santa Cruz, Toledo
El Museo Santa Cruz, creado en 1961 en el antiguo Hospital de Santa Cruz (s.XVI).

En poco más de cinco minutos llegamos al Puente de Alcántara. Este lugar tiene un significado especial, desde un punto de vista personal. Resulta que por casa corre un libro desde hace muchos años, titulado «El Puente de Alcántara«, de Frank Baer. No sé de dónde salió, y recuerdo que una vez empecé a leerlo, aunque no lo acabé. Por esas extrañas asociaciones de ideas, he conservado siempre en la memoria el título de ese libro, y obviamente en esta visita a Toledo teníamos que ir a ver ese puente. Volveré a intentar leerlo.

Toledo 20220412 122614
El Puente de Alcántara, sobre el río Tajo. Arriba, el omnipresente Alcázar de Toledo.

El puente lo construyeron los romanos en el siglo III. Por él pasaba la calzada que unía Emérita Augusta (Mérida) con Cesárea Augusta (Zaragoza). Era uno de los puentes de entrada a la ciudad, y por donde debían pasar obligatoriamente los peregrinos en la época medieval. Fue declarado Monumento Nacional en 1921.

Toledo, puente de Alcantara
El Puente de Alcántara, desde el otro lado del rio. Arriba a la izquierda se aprecia el castillo de San Servando.

Se encuentra a los pies del castillo de San Servando, erigido en el siglo XI para proteger el puente y los accesos a la ciudad. Se dice que en este castillo veló las armas El Cid antes de su reconciliación con el rey Alfonso VI. El castillo fue declarado Monumento nacional el 26 de agosto de 1874, siendo el primer castillo de España en recibir esta distinción.

Tras ver y echar mil fotos del puente, damos por finalizada la visita matutina a Toledo. Desde el puente nos dirigimos al aparcamiento de la estación de autobuses, en un breve paseo de menos de diez minutos. Cogemos la Avenida Castilla- La Mancha, y pasamos por al lado de la Huerta de San Pablo, que perteneció al convento de San Pablo del Granadal. Subimos al coche y nos vamos al camping a comer y a descansar un rato antes de volver al centro por la tarde.

Hacia las seis de la tarde volvemos a Toledo. Aparcamos de nuevo en el aparcamiento de la estación de autobuses, esta vez sin problemas. Vamos hasta las escaleras mecánicas de Safont y subimos por la calle Armas hasta la plaza Zocodover. Paseamos un rato por sus alrededores y nos vamos acercando a la calle Sixto Ramon Parro, donde tenemos una cita en Rutas de Toledo para una visita guiada titulada «Ruta Toledo Subterráneo» (15 € adulto, niños hasta 9 años gratis).

Toledo Rutasdetoledo 20220412 190757 1
Sede de Rutas de Toledo. Al fondo, la catedral.

Visita guiada «Ruta Toledo subterráneo»

A las 19,30 empieza la ruta. Somos 15 personas, 16 contando a la guía, que nos conduce por callejuelas y nos mete en varios subterráneos, algunos de ellos ubicados en edificios privados. En total la visita dura unas dos horas, durante las cuales visitamos cinco lugares: l

Las Thermae, restos de unas termas romanas del siglo II D.C de unos 2.300 metros cuadrados en la plaza Amador de los Ríos, recuperado desde 2017 por los arqueólogos. Solamente se visita una pequeña parte.

Toledo thermae leyendasdetoledo David Utrilla
Thermae, Termas romanas de Toledo. Foto: David Utrilla – Leyendas de Toledo.

Las Mazmorras de la Posada de la Hermandad, un curioso, húmedo y oscuro lugar en los sótanos de un edificio del siglo XV. El lugar se usó como cárcel hasta el siglo XVIII. El espacio pertenece a un museo donde se muestra una exposición de Catapultas y máquinas de Asedio.

Mazmorras de la Posada de la Hermandad
Una de las mazmorras de la Posada de la Hermandad.

También visitamos una curiosa colección de maquetas de madera de monumentos toledanos, en una casa particular con un típico patio interior. A continuación nos trasladamos al barrio judío, donde entramos en lo que fue una vivienda judía, ubicada en el sótano de un edificio privado. Acabamos la ruta en los Baños árabes del Ángel, ubicados también en el sótano de una vivienda particular de la calle del Ángel, los mejor conservados de la ciudad según leo en internet.

El interés histórico de los lugares visitados es evidente, a lo que hay que sumar la importante particularidad que algunos de ellos no pueden visitarse por libre. Vimos como nuestra guía abría con sus llaves las puertas de algunos de ellos. Otro aspecto a tener en cuenta es la profesionalidad de la guía que nos tocó. Profesional muy documentada y explicaciones amenas. Un 10.

Paseo nocturno por Toledo. Puertas de Valmardón, del Sol y del Vado.

De regreso al aparcamiento, aprovechamos para dar un paseo tranquilamente por el centro histórico. Ya es de noche y las calles se han vaciado notablemente. Desde los Baños árabes del Ángel vamos hacia la calle de Santo Tomé. A esas horas todos los comercios ya han cerrado y no se ve mucha gente, a pesar de ser una calle importante. Suponemos que tal vez se dirijan a participar alguna procesión. No olvidemos que la Semana Santa de Toledo es una de las más conocidas de España.

Toledo calle Santo tome 20220412 213323
Calle Santo Tomé.

Seguimos por Santo Tomé hasta la calle Aljibillo, y la seguimos. Continuamos por Alfonso XII, plaza Marrón y Alfonso X el Sabio, hasta la plaza del padre Juan de Mariana, donde se encuentra la iglesia barroca de los Jesuitas. No lo sabemos aun, pero mañana volveremos aquí. Continuamos hasta la plaza de San Vicente y la iglesia de San Vicente, fundada por Alfonso VI poco después de la conquista. En la plaza encontramos unas vallas y un control de policía, suponemos que están restringiendo la zona para el paso de alguna procesión. Solo es una suposición.

Continuamos por el callejón del Abogado y la calle Alfileritos, hasta la calle Carmelitas Descalzos, que seguimos hasta encontrar la Cuesta de Carmelitas Descalzos, que seguimos. La calle está desierta, y el silencio es absoluto. Al final de la bajada, en la confluencia con la calle Cristo de la Luz, está la Mezquita del Cristo de la Luz, construida en el año 999 y actualmente convertida en ermita.

Toledo Carmelitas Descalzos 20220412 214425
Cuesta de Carmelitas Descalzos. Al fondo, la ermita antigua mezquita Cristo de la Luz.

Seguimos y enseguida nos topamos con la Puerta de Valmardón (puerta de Bab al-Mardum), declarada Bien de Interés Cultural. Construida entre los siglos IX y X, era el acceso a la medina islámica, y probablente es la más antigua de Toledo.

Puerta de Valmardón, Toledo
Puerta de Valmardón.

Nada más cruzar la Puerta de Valmardón tomamos unas escaleras a la derecha, que nos llevan directa e inmediatamente ante la imponente Puerta del Sol. Se trata de una construcción defensiva de estilo mudéjar edificada a fines del siglo XII, aunque la mayor parte que se aprecia actualmente es del siglo XIV. Según la tradición, la construyeron los Caballeros Hospitalarios como acceso a la ciudad amurallada. Su nombre se debe a un relieve en el que aparecen el sol y la luna.

Puerta del Sol, Toledo
Puerta del Sol.

Cruzamos la calle Real del Arrabal y bajamos por la desierta Calle Zarzuela hasta la Plaza de la Antequeruela, donde seguimos por la calle Antequeruela hasta la Plaza de la Puerta Nueva. En todo el recorrido solamente nos cruzamos con un señor paseando a su perro. Justo saliendo de la plaza a la izquierda, al inicio de la calle de la Carrera, se ubica la Puerta del Vado, construida entre los siglos XI y XII. Aunque la verdad es que en ese momento no la vimos. Fue al escribir este post cuando me di cuenta de que estaba allí…

La Puerta del Vado era una de las puertas que daban acceso a la medina de Toledo en su época islámica. La mayor parte de la puerta se halla enterrada bajo el nivel del suelo, hecho que se descubrió hace relativamente poco. La altura total de la puerta, sumando la parte enterrada más la visible a nivel de calle, es de 16 metros. Observando la foto inferior, cuesta imaginar sus dimensiones originales.

Toledo Puerta del Vado cultura castillalamancha
Parte visible de la Puerta del Vado. Cuando pasamos por allí nos pasó desapercibida. Esta foto es de Cultura Castilla- La Mancha. A la izquierda, entrada a la plaza de la Puerta Nueva.
Toledo Calle carrera 20220412 215719 1
Calle de la Carrera. Esta es la foto que echamos a la muralla al salir del barrio de la Antequeruela por la plaza de la Puerta Nueva. La Puerta del Vado nos pasó totalmente desapercibida, y queda fuera de la imagen, justo a lado de la primera farola que se ve a la izquierda.

Desde allí, continuamos por la Rda. del Granadal hasta encontrar la avenida Castilla- La Mancha, donde tenemos el coche en el aparcamiento de la estación. Y desde allí al camping, donde aparcamos fuera porque la puerta de vehículos ya está cerrada. Hoy toca cenar tarde y a descansar. Mañana más.

Dia 2: Centro histórico de Toledo, free tour y Museo del Ejército

Nos levantamos pronto pero no demasiado, que estamos de vacaciones. Desayunamos tranquilamente en la caravana y hacia las 9,30 cogemos el coche y salimos hacia el centro. Hoy tenemos reservada otra visita guiada, en este caso un free tour por Toledo que empieza a las 10,30 en la calle Hombre de Palo.

Dejamos el coche en el aparcamiento gratuito del Paseo de la Basílica, donde esta vez encontramos un hueco a pesar estar muy lleno. Desde allí nos dirigimos andando por la Avenida de la Cava con la intención de realizar una entrada triunfal al centro histórico por la Puerta de Bisagra. Pero poco antes de llegar encontramos la Puerta de Alfonso VI y entramos por ella. Hemos tardado unos 10 minutos desde el aparcamiento.

Toledo Puerta Alfonso VI
Puerta de Alfonso VI. En el extremo izquierdo de la imagen siguiendo la muralla se adivina la Puerta de la Bisagra.

La Puerta de Alfonso VI también se conoce como «Puerta Antigua de Bisagra», nombre de orígen árabe (Bib-xacra) que significa «Puerta de la Sagra». Se construyó en el s.X, aunque ha sufrido diversas modificaciones. Fue la principal puerta de entrada a la ciudad por la zona norte en la época islámica. Tras la construcción de la nueva Puerta de Bisagra, cayó en el absoluto abandono y estuvo a punto de desaparecer, llegándose a tapiar en el siglo XVI. A principios del s.XX se restauró.

Tras pasar por la puerta, continuamos por la calle Alfonso VI y pasamos ante la Parroquia de Santiago el Mayor o Santiago del Arrabal, construida en la segunda mitad del siglo XIII. Seguimos por la Plaza de la Estrella y unos metros por la calle Real del Arrabal, pero enseguida la dejamos y nos metemos por la calle Cristo de la Luz y subimos hasta la Puerta de Valmardón, en dirección contraria a la de ayer por la noche. Pasamos por al lado de la ermita mezquita Cristo de la Luz y subimos cuesta arriba hasta encontrar la calle Alfileritos, que seguimos hacia la izquierda.

Toledo Calle Cristo de la luz 20220413 101100
Calle Cristo de la Luz, en dirección a la calle Alfileritos.

En la calle Alfileritos número 26 encontramos un local que tiene muy buena pinta, se llama Oki Oki Rock, pero claro, son las 10 de la mañana. Parece que nos encontramos en una zona de bares y pubs de Toledo, ya que desde la calle Cristo de la Luz hasta aquí hemos visto unos cuantos (Mama Paca, Camelot, Orion Beer, La Clave Central Station), todos cerrados a estas horas lógicamente.

Al llegar a la pequeña plaza San Nicolás torcemos a la derecha por la calle Cadenas hasta la plaza de la Ropería, donde tomamos la calle Cordonerías hasta la plaza de las Cuatro Calles y allí ya entramos en la calle Hombre de Palo. Desde el aparcamiento hasta aquí hemos tardado unos 25 minutos, sin prisa pero sin demasiadas pausas.

Free tour por Toledo

En la calle Hombre de Palo 7 se encuentra la oficina de Secretos de Toledo, la empresa que nos guia por este free tour por Toledo, aunque en nuestro caso realizamos la reserva mediante la central de Civitatis como casi siempre. Lo hemos hecho en multitud de ocasiones y jamás hemos tenido un problema. Al lado mismo de las oficinas de Secretos de Toledo se encuentra la Exposición de Brujería, que no visitamos pero tiene buenas reseñas de los usuarios de Google. He leído que en principio la exposición debía tener carácter temporal, pero debido al gran éxito, en 2017 se quedó en Toledo permanentemente.

Empieza la ruta. A unos cien metros nos detenemos en el callejón de San Ginés, ante un edificio en cuyo interior se hallan la Cuevas de Hércules. En el solar que ahora ocupa el edificio existió un depósito de agua romano, posteriormente los visigodos levantaron un templo cristiano, más tarde bajo el dominio musulmán una mezquita, y luego una iglesia cristiana dedicada a San Ginés, hoy desaparecida.

Al llegar a la plaza del Padre Juan de Mariana, nos detenemos ante la Iglesia de los Jesuitas o de San Ildefonso (s.XVII). Según nos comenta el guía, desde sus altas torres gemelas se obtiene una vista privilegiada de la ciudad medieval y de la Catedral, aunque no lo comprobamos.

Continuamos por la calle San Román hasta la plaza del mismo nombre. En esta plaza, abierta y luminosa, se encuentra una estatua del toledano Garcilaso de la Vega (1503-1536), mirando a la iglesia de San Pedro Mártir, donde está enterrado. También en esta plaza se alojó en diversas ocasiones Santa Teresa de Jesús (1515 – 1582), en la llamada Casa de Mesa. Este edificio, declarado monumento nacional en 1922, fue la sede de la Real Academia de Bellas Artes y Ciencias Históricas de Toledo desde 1917 hasta 2014.

Toledo casa teresa jesus 20220413 105701 1
Casa de Mesa, donde se alojó en varias ocasiones Santa Teresa de Jesús.

Tocando a la iglesia de San Pedro Mártir (en Toledo si algo no falta son iglesias) está la Iglesia de San Román (s.XIII), que anteriormente fue mezquita, y acoge el Museo de los Concilios y la Cultura Visigoda. En su interior pudimos ver pinturas murales de estilos románico e islámico, vestigios de la antigua capital del Reino Visigodo de Toledo y reproducciones de las coronas votivas del tesoro de Guarrazar, todo ello comentado y amenizado por nuestro guía.

Toledo Museo visigodo 20220413 110156
Iglesia de San Román y Museo de los Concilios y la Cultura Visigoda.

Al salir del museo visigodo, se produce una emergencia. Mi hijo tiene pipí. Ya hace rato que me lo comenta, pero ahora el desastre puede ser inminente si no actuamos rápido. Hacer pipí a escondidas en alguna pared que puede estar catalogada Monumento Histórico o algo similar no es una opción, así que le pido al guía y a nuestros acompañantes si nos pueden esperar. Amablemente nos dicen que sí, y entramos en el primer bar que encontramos. Allí mismo hay uno. Se trata de la Cervecería El Medieval, un bonito local decorado haciendo honor a su nombre. Mientras mi hijo va a los servicios, me pido un café. En menos de dos minutos volvemos con el grupo.

Continuamos la ruta por la calle San Clemente, ahora cuesta abajo. Pasamos ante el Museo de los Templarios, al que no entramos. Al final de la bajada nos detenemos ante la casa-mansión del Armiño, que fue propiedad del toledano Jorge Manuel Theotocópuli (1578-1631). ¿Te suena? Era el hijo de El Greco. Sé que estás pensando. Si El Greco se llamaba Theotokopoulos ¿porqué narices su hijo tenía el apellido modificado? Pues ni idea, pero no será motivo de investigación por nuestra parte.

La casa toma el nombre del cuadro del Greco «La dama del Armiño» (1577). Estuvo abandonada durante mucho tiempo, incluso llegó a utilizarse como lavaderos públicos. En 2020, salió a la venta por 1.700.000 €, ya reformada evidentemente. A finales de 2021 se vendía por «solo» 1.500.000 €. Una ganga, vamos.

Toledo Casa Armino 20220413 110930
Puerta de entrada a la casa-mansión del Armiño.

Seguimos hasta la plaza de El Salvador, donde se encuentra la iglesia de El Salvador (s.XI o anterior), que también fue mezquita, motivo por el cual está orientada al sureste, en dirección a La Meca. Aparece mencionada en la famosa obra «El lazarillo de Tormes». Continuamos por unas callejuelas que no sé ubicar en el mapa y llegamos a la Iglesia de Santo Tomé, en la plaza del Conde. En esta iglesia se encuentra el famoso cuadro de El Greco, «El entierro del conde de Orgaz» lugar para el que se pintó originalmente entre los años 1586 y 1588.

Toledo Santo Tome 83 TOLEDO MONUMENTAL
Iglesia de Santo Tomé. No tomamos ninguna foto, así que esta es de Toledo Monumental.

El cuadro está dedicado a Don Gonzalo Ruiz de Toledo, señor de la villa de Orgaz, enterrado en la iglesia. Como curiosidades, Don Gonzalo no era conde, y la obra costó 1.200 ducados (unos 80.000 euros actuales). Junto a la iglesia de Santo Tomé, en la misma plaza del Conde, se halla el Palacio de Fuensalida, en la actualidad sede de la Presidencia de la Junta de Castilla- La Mancha, donde se celebran las sesiones plenarias del Consejo de Gobierno de la Junta de Comunidades de Castilla- La Mancha.

Desde la plaza del Conde nos desplazamos hasta el Mirador del Paseo de San Cristóbal, a contemplar las espléndidas vistas sobre la judería, el Museo Sefardí, el Monasterio de San Juan de los Reyes y el antiguo convento de San Gil, actual sede de las Cortes de Castilla- La Mancha. Dicen que vale la pena sentarse en uno de los bancos del mirador para ver el atardecer… Si lo haces no cuentas que tal.

Museo sefardí Toledo
El Museo Sefardí, antiguo convento de los Caballeros de Calatrava, anexo a la Sinagoga del Tránsito. Vista desde el mirador del Paseo de San Cristóbal.

La ruta sigue, nos dirigimos hacia la última parada de la visita guiada. Pero antes nos espera una pequeña sorpresa. El guía nos conduce por callejuelas hasta la calle Ciudad, donde entramos por una puerta que parece una vivienda. Tanto es así que nos ponemos la mascarilla, ya que creemos que vamos a acceder a un lugar cerrado. Pero nada más atravesar la puerta vemos que en realidad se trata de un pasadizo «secreto» que comunica esta calle con la plaza del Consistorio. Se llama Pasadizo del Ayuntamiento, antiguamente Pasadizo de Balaguer, que mantiene sus puertas en ambos extremos. Hasta mediados del siglo XX se cerraban durante la noche.

El pasadizo ha vivido épocas mejores y peores. Parece que ya existía en el siglo XVI. En 1727, se ordenó el desalojo provisional de los vecinos ante un posible derrumbe. En 1815, a pesar de estar prohibido el paso, en el lugar se daban cita «inmundicias» y «excesos abominables por personas de mal vivir». Entre 1896 y 1907 existió un pequeño teatro llamado Salón Romea. Si quieres saber más sobre este curioso lugar, puedes leer un interesante artículo en el diario ABC Toledo.

Pasadizo del Ayuntamiento
Puerta de entrada al Pasadizo del Ayuntamiento. ¿A que no parece que dentro haya una calle? Pues sí. Por cierto, la foto es de Google Maps, ya que me pilló por sorpresa y no tomé ninguna.

Atravesamos el pasadizo y accedemos a la plaza Consistorio, desde la cual siguiendo la calle llegamos a la plaza del Ayuntamiento, donde se alza ante nosotros la impresionante fachada principal de la Catedral de Toledo. En la plaza, nuestro guía nos explica algunas historias y anécdotas de la catedral, y desde allí regresamos al lugar de origen del free tour, en la calle Hombre de Palo, donde finaliza la ruta. Un 10 para el guía. Profesional, muy documentado y ameno en las explicaciones.

Museo del Ejército – Alcázar de Toledo

Falta poco para las 12 del mediodía cuando finaliza el free tour. Todavía es pronto para comer, y aun más para regresar al camping. Así que mi hijo y yo realizamos una rápida reunión de emergencia para ver que hacemos. Decidimos visitar el Alcázar de Toledo, sede de la Biblioteca de Castilla-La Mancha y del Museo del Ejército. Además el guía nos ha comentado que desde la torre de la biblioteca se obtienen una vistas y unas fotos fabulosas de Toledo.

Toledo
Alcázar de Toledo.

Aunque de las vistas y las fotos fabulosas a Toledo desde la torre de la biblioteca nos podemos olvidar. Nos enteramos que hoy las torres están cerradas y no se puede subir a ellas. Desconocemos el motivo, ni sabemos si solo están cerradas las torres o toda la biblioteca. En todo caso no lo investigamos. Vamos directamente hacia la calle de la Paz, donde se encuentra la entrada al museo.

El Museo se distribuye en dos edificios, de los cuales el antiguo Alcázar de Toledo se ha destinado a la exposición permanente. Un edificio nuevo se ha destinado a almacenes, talleres de restauración, un auditorio y una sala de exposiciones temporales, así como entrada al museo. La segunda planta la ocupa la Biblioteca Regional de Castilla-La Mancha. Ambos edificios están unidos por los restos arqueológicos encontrados en las excavaciones realizadas durante las obras.

Museo del Ejército, Toledo
Entrada al Museo del Ejército.

La visita a este museo único en Toledo y en todo el país es muy interesante, aunque no seamos nada aficionados a la temática militar. Al menos a nosotros nos lo pareció. El lugar es muy grande, muy cuidado, limpio y moderno. Aunque también nos pareció que el recorrido por sus diversas dependencias es algo laberíntico y no está del todo bien indicado. Un funcionario, que nos vio perdidos dando vueltas por las salas como pollos sin cabeza, nos intentó ayudar. Plano del museo en mano, nos indicó el recorrido que debíamos seguir, marcando los puntos clave con un bolígrafo. Cuando el buen hombre acabó estábamos más perdidos que antes.

Museo del Ejército, Toledo
Colección de armaduras medievales, en la Sala colección Medinadelli.

A grandes rasgos, el museo se divide en siete salas cronológicas y trece temáticas en las que se pueden ver uniformes militares, espadas, cañones, cuchillos, armaduras medievales, vehículos, maquetas, y una larga lista de objetos que muestran la evolución histórica del ejército en España, desde 1492 hasta la actualidad. Y por supuesto, el mítico despacho del general Moscardó, que hasta el último momento no se decidió si debía formar parte del museo. Lo encontramos gracias a las indicaciones del funcionario.

Hora de comer en la Plaza Zocodover

Tras la caminata de casi dos horas por el centro histórico de Toledo y la visita al Museo del Ejército, teníamos previsto volver al camping para comer algo y descansar un rato. Pero llegamos a la Plaza Zocodover y no podemos evitar caer en la tentación de sentarnos tranquilamente en una de sus terrazas a tomarnos algo y pedir unas tapas. Lo hacemos en el Café Bar Toledo, al lado mismo de un McDonald’s. Estamos casi a mediados de abril, no hace demasiado frio, pero por si acaso en su terraza las estufas exteriores funcionan a toda máquina. A todo gas para ser exactos.

Plaza Zocodover, Toledo
Plaza Zocodover. Al fondo, el Alcázar.

Nos pedimos un batido de chocolate para mi hijo y una cerveza bien fría para mí. Para picar, unas patatas bravas y unas croquetas de no recuerdo qué, pero que estaban ricas ricas. Luego pasamos un rato sentados allí, haciendo nada más que ver pasar las gentes y el tiempo, y pensando que bonita es la vida cuando todo va bien. Al cabo de un lapso de tiempo indeterminado, cuando mi hijo se cansó de estar allí «sin hacer nada» (sic), nos fuimos a echar una siesta a la caravana. Tarde libre de descanso en el camping.

Mirador del Valle: Las mejores fotos de Toledo

Había leído que existe un lugar donde se obtienen las mejores vistas de Toledo. Se trata del Mirador del Valle, en la carretera llamada Ronda de Toledo (ubicación en Google Maps). Fuimos allí dos veces, en dos días diferentes. La primera de noche, y la segunda de día. Para ser sincero, he visto fotos mucho mejores tomadas desde este mismo lugar. Pero con el teléfono móvil y si el fotógrafo es malo, no se pueden esperar milagros ni en Semana Santa. Estas son las fotos:

Toledo Mirador Valle 20220415 002243
Toledo de noche, des del Mirador del Valle.
Toledo Mirador Valle 20220415 102448
La misma vista de Toledo, de día.

👉 En la categoría Castilla-La Mancha encontrarás más lugares que hemos visitado en esta comunidad autónoma de España.

Día 3: Puy du Fou Toledo

Hoy visitamos el parque temático Puy du Fou España. Le teníamos muchas ganas, tras haber estado en su homólogo francés en Les Epesses (Francia), que nos dejó sorprendió y dejó boquiabiertos (ver post Puy du Fou, el parque temático de los espectáculos extraordinarios). Tanto monta monta tanto, Puy du Fou es un parque temático diferente a todos los que hemos visitado. Así como los parques temáticos usualmente basan su actividad en las atracciones, en Puy du Fou lo hacen en los espectáculos. No hay atracciones. Ni una.

Son espectáculos de gran formato, en grandes teatros cubiertos y descubiertos, con capacidad para miles de personas en cada uno. En el caso de Puy du Fou Toledo, la temática de las representaciones giran en torno a la historia de España, de la misma manera que en el parque francés se explican episodios de la historia de Francia.

Puy du Fou Toledo
Puy du Fou Toledo. Esto solamente es una parte (repito: una parte) del inmenso decorado donde se representa uno de los espectáculos del parque, «El sueño de Toledo».

Los espectáculos son aptos para todos los públicos. Gustan a pequeños y mayores, como los macarrones a la boloñesa. Están bien hechos, con grandes e inverosímiles decorados móviles, son muy entretenidos y se disfrutan des del primer segundo hasta el último. El sonido es impecable, los diálogos, los efectos sonoros y la música se oyen altos y claros. Si no has estado nunca en Puy du Fou, puedo prometer y prometo que vas a flipar con ellos.

Toledo Puy du Fou 20220414 224551
Puy du Fou Toledo. Esto solamente es una parte (repito: una parte) del inmenso decorado donde se representa uno de los espectáculos del parque, «El sueño de Toledo». Pero ahora de noche 🙂

Además de los espectáculos, Puy du Fou se estructura en varios poblados diferenciados, cada uno de los cuales cuenta con tiendas, tabernas y lugares para descansar, todo ello perfectamente ambientado en su época histórica correspondiente.

👉 Si te interesa, puedes leer el post Puy du Fou España y sus espectáculos extraordinarios ya están en Toledo, donde encontrarás toda la información sobre este único y magnífico parque temático toledano.

🎡 En la etiqueta Parques Temáticos encontrarás reseñas sobre otros parques temáticos que hemos visitado.

Día 4: Molinos de Consuegra (y castillo)

Cuarto y último día en Toledo. Ayer llegamos muy tarde al camping. Al salir de Puy du Fou se formó una gran cola y entre pitos y flautas llegamos al camping pasadas las 12 de la noche. Otra vez tuvimos que dejar el coche fuera, ya que la entrada de vehículos estaba cerrada.

Con calma, después de desayunar nos vamos a Consuegra en nuestro coche. Dista unos 64 km de Toledo, todos ellos por una autovía en perfecto estado y sin tráfico, la denominada Autovía de los Viñedos. En unos 40 minutos llegamos a la localidad manchega.

Consuegra 20220415 115052
Molinos de Consuegra.

Vistos los molinos y tras un intento fallido de visitar el castillo, volvemos al parking, pero esta vez no lo hacemos a pie por donde lo hace la gente normal, si no campo a través bajando por la ladera del cerro, como las cabras. Desde allí, vuelta al camping a comer y a descansar toda la tarde. Mi hijo ha hecho algun amiguete durante estos días y se pasa la tarde jugando. Por la noche, la última en Toledo, cenamos en el restaurante del camping, con unas bonitas vistas nocturnas de la imperial Toledo, la maravillosa ciudad de las 3 culturas. Mañana volvemos a casa.

👉🏽 Si te interesa ampliar información sobre los Molinos de Consuegra, puedes leer el post Los 12 Molinos de Consuegra, paisajes de Don Quijote.

Fecha de la visita: 12 y 13 de abril de 2022

Información útil

.

Tal vez te interese

4 comentarios en «Toledo, la maravillosa ciudad de las 3 culturas»

    • Muchas gracias!! Sí, la verdad es que es una ciudad muy bonita. No habíamos estado nunca allí y nos sorprendió lo bien cuidada que está. Un saludo!!

      Responder

Deja un comentario