Diferencias entre ser viajero y ser turista ¿y tu de quién eres?

¡Sé el primero en enterarte de las novedades en A Veces Veo Viajes! Suscríbete a nuestro boletín gratuito y como bienvenida te regalamos la versión ebook de nuestra MEGA GUÍA caravanera (¡30 páginas!).
👉¡SUSCRÍBETE!

Vale, lo reconozco. Hace años, cuando empecé la aventura de viajar con mi hijo Julià, las visitas guiadas, free tours y experiencias similares me producían cierto rechazo. Veíamos esos grupos de turistas como rebaños de ovejas siguiendo al guía, tomando fotos de todo… Vaya, que se veía a la legua que eran «turistas».

Hay quienes no les gusta que les llamen turistas, porque se consideran viajeros. El concepto «turista» para ellos es una etiqueta despectiva, vulgar y sin ningún glamur. No quieren que se les compare con esos grupos de japoneses tomando fotos a todo lo que ven, o aquellos individuos con shorts, gorra de béisbol y chanclas con calcetines hasta las rodillas.

Y qué decir de esas personas ataviadas con grandes mochilas y equipadas como si fueran a sobrevivir un mes en el Amazonas, cuando van a pasar una semana en París. O las que llevan tacones o chancletas en la montaña. Hay de todo en la viña del señor. Por supuesto cada cual viste como le da la gana, aunque el hábito no hace al monje.

Mochileros
Diferencias entre ser viajero y ser turista ¿y tu que crees que eres? Imagen de sadasdasd | Pixabay.

Una controversia que no debería existir

Hilando fino, la controversia sobre si existen diferencias entre ser viajero y ser turista no debería existir. El turismo es una forma de viajar, de la misma manera que el fútbol es una forma de deporte o la traumatología es una rama de la medicina. Ello significa que lo normal es ser turista y viajero al mismo tiempo, igual que un futbolista es también deportista.

De hecho, según las teorías académicas y definiciones léxicas que comentaremos un poco más adelante, todos los viajeros que viajan por placer son turistas: viajeros turistas, turismo de viajes o viajeros de turismo, llámenlo como quieran, pero ni una cosa ni la otra por separado. Aun así, la controversia existe, y vamos a tratarla en este post, con un poco de sentido del humor.

Porque vamos a ver: realmente ¿existen verdaderas diferencias entre ser viajero y ser turista? Los viajeros «de verdad» ¿no se apuntan a free tours? ¿no viajan por placer? ¿no toman fotos? ¿no visitan lugares turísticos? Y, por Dios… ¿no se hacen selfies para recordar bellos momentos? Si queda alguien que no hace nada de eso… le felicito y le acompaño en el sentimiento.

Lloret de Mar
Visita guiada y teatralizada en The Gardens of the Dragon de Lloret de Mar. Foto: BCNTB.

Por nuestra parte, lo hemos tenido siempre muy claro. Somos viajeros porque viajamos, y somos turistas porque viajamos por placer. Y porque tomamos muchas fotos, algunas selfis y a veces nos apuntamos a free tours, que por cierto son una excelente y económica opción para conocer un lugar. Sí, algunas de esas veces vamos en rebaño… ¿Pasa algo? 😎

¿Que es viajar?

Viajar es una actividad ancestral. Los primeros humanos eran nómadas y no paraban de ir de aquí para allá, al son de las estaciones. Es decir, ya viajaban. De hecho protagonizaron uno de los viajes más impresionantes de la historia, cuando hace más de 100.000 años salieron de África para colonizar el mundo conocido. A pie.

Según el diccionario de la RAE, las principales definiciones de ‘viajar’ son «Acción y efecto de viajar» (un aplauso) y «Traslado que se hace de una parte a otra por aire, mar o tierra». Las definiciones de ‘viajero’ son: «Que viaja» (otro aplauso) y «Persona que relata un viaje», definición que resulta un tanto sorprendente, ya que se puede relatar un viaje sin haber viajado.

Especialmente simpática es la definición de Wikipedia: «Un viaje es el cambio en la ubicación de las personas que se realiza a través de los medios de transporte mecánicos o de tracción animal, a pie o en autobús«. Es curioso que el autobús merezca una mención aparte, y que los animales no viajen. Si me llevo al perro de vacaciones ¿él no viaja? ¿como se llama lo que hace? ¿migrar? ¿turismo?

Célebres personajes históricos como Heródoto, Marco Polo, Colón, Magallanes, James Cook, Darwin, Livingstone, Scott o Amundsen fueron grandes viajeros, cuyas exploraciones y descubrimientos de lugares lejanos y desconocidos tuvieron una duración de meses o años. A casi todos esos lugares, hoy en día se puede llegar apenas en unas horas.

 

¿Que es el turismo?

Arthur Bormann, uno de de los primeros teóricos de la Escuela alemana de los estudios en Turismo, a comienzos de la década de 1930 definió el turismo como el «conjunto de viajes realizados por placer o por motivos comerciales y otros análogos, durante los cuales la ausencia de la residencia habitual es temporal. No son turismo los viajes realizados para trasladarse al lugar de trabajo.» (1).

camara fotos
Diferencias entre ser viajero y ser turista ¿y tu que crees que eres?

Sin embargo, Walter Hunziker y Kurt Krapf, de la Universidad de Berna (Suiza) en 1942 afirmaron que “el turismo es el conjunto de relaciones y fenómenos producidos por el desplazamiento y permanencia de personas fuera de su domicilio, en tanto que dichos desplazamientos y permanencia no están motivados por una actividad lucrativa»​. (2).

Ahora veamos que dice el diccionario de la RAE sobre el término ‘Turismo’: «Actividad o hecho de viajar por placer». Efectivamente, esta definición aclara cristalinamente que cualquier persona que viaje por placer se convierte en un vulgar y poco glamuroso turista. En realidad, los primeros turistas no sabían que eran turistas, ya que el término ‘turismo’ ni tan siquiera existía.

Los griegos y los romanos ricachones de la época ya viajaban por placer, ya sea para trasladarse a los juegos olímpicos, a los oráculos o a sus fastuosas residencias de verano en ciudades como Pompeya, Pozzuoli o Bayas. O sea, que los muy desgraciados ya eran turistas, sin saberlo.

Se dice que el primer turista de la historia fue el historiador griego Heródoto de Halicarnaso (495-425 a.C.). Viajó por el Mar Egeo, Persia, Macedonia, Sicilia, Egipto, Mesopotamia y Babilonia. El historiador plasmó su epopeya en nueve libros, donde narra las Guerras Médicas y además describe pueblos, curiosidades, personajes y geografía.

Diferencias entre ser viajero y ser turista
Diferencias entre ser viajero y ser turista. ¿Y tu que crees que eres? Imagen de Thomas Staub | Pixabay.

En sus escritos relata lo que veía, lo que leía y lo que le contaban, aunque él mismo reconoce la poca fiabilidad de alguna de sus fuentes orales. Heródoto es un caso paradigmático: aparece indistintamente como uno de los primeros viajeros y también como uno de los primeros turistas de la historia.

Aunque el turismo, tal como lo conocemos hoy, nació mucho más recientemente. Fue a partir de la Revolución Industrial, cuando las personas empezaron a tener más tiempo y dinero para disfrutar e invertir en ocio y en viajar por placer. Básicamente, nació el concepto de ‘turismo’, que no era otra cosa que viajar por motivos no comerciales ni por necesidad. El turismo ya existía antes, pero no tenía nombre.

ℹ️ El término ‘turismo’ tiene su origen en la expresión francesa Grand Tour, un viaje que se puso de moda en los siglos XVII y XVIII, cuando los nobles y adinerados europeos realizaban una ruta a París y otras ciudades de Europa. Con el tiempo, la palabra fue adaptada al inglés, y transformada en ‘tourism’.

estatua Herodoto
Estatua de Heródoto. Imagen de morhamedufmg | Pixabay.

Diferencias entre ser viajero y ser turista

Por mucho que he leído e investigado por la red antes de escribir esto, no he encontrado argumentos consistentes que me hayan convencido sobre las supuestas diferencias entre ser viajero (por placer) y ser turista. Analizándolos objetivamente, todos ellos se pueden aplicar tanto a viajeros como a turistas. Lógico: ambos conceptos son inseparables y se refieren a lo mismo.

Pese a ello, el eterno debate sobre las diferencias entre ser viajero y ser turista forma parte de la historia de los viajes y el turismo. Resulta obvio que los conceptos actuales de lo que significa ‘viajar’ y ser ‘viajero’ no tienen el mismo significado de antaño, cuando todavía quedaba mucho mundo por descubrir y viajar no estaba al alcance de todo el mundo.

Hoy en día apenas existen viajeros en su concepción más romántica y aventurera, hecho que resulta lógico teniendo en cuenta que en este planeta quedan ya pocas cosas por descubrir y lugares inexplorados a los que llegar. Hoy en día se siguen realizando grandes viajes, pero de descubrimiento personal. Lo que por supuesto, también es una gran aventura.

pinguins
Diferencias entre ser viajero y ser turista. ¿Y tu que crees que eres? Imagen de Fungai Tichawangana | Pixabay.

Naturalmente, existen personas que buscan visitar lugares remotos, a los que no se llega fácilmente, y donde los humanos apenas han puesto los pies. O simplemente, que dedican todo el viaje —no solo un ratito para el postureo— a visitar sitios lejos de las rutas turísticas, y no visitan dichos lugares salvo en caso de necesidad.

Aunque hilando fino otra vez, eso tampoco les salva de ser turistas. Porque esa pequeña minoría, según Arthur Bormann, Walter Hunziker, Kurt Krapf y la RAE, si viaja por placer también está haciendo turismo.

Viajar solos con nuestra mochila, subir andando al Machu Picchu o hacer un safari por Kenia, no nos convierte en más viajeros que turistas, ni viceversa. Son experiencias y viajes que hoy en día puede realizar cualquier persona que disponga de la salud, el dinero y el tiempo necesarios. Por eso cuando llegamos allí, esta lleno de turistas como nosotros.

fotograf
Imagen de Mohamed Hassan | Pixabay.

Por supuesto, existen casos excepcionales de viajeros a los que se puede definir como tales al 100%. Por ejemplo, los blogueros, periodistas o reporteros que se pasan la vida viajando y explicando esos viajes en sus blogs o en otros medios. También otras profesiones que impliquen estar viajando constantemente. Son viajeros profesionales. Pero si solo es por placer, es turismo. No hay más.

No te enfades si te llaman turista

Sin duda, Cristóbal Colón fue un gran viajero y descubridor. Pero no se puede obviar que cuando Colón llegó a América, ya había personas que vivían allí. Para ellas, Colón y su séquito eran unos extraños fuera de lugar, unos seres extasiados por descubrir algo que los habitantes del lugar ya conocían desde tiempos remotos.

En cierta manera, Colón fue el primer turista que los nativos americanos vieron en sus vidas. Quién sabe si, de haber existido el concepto, alguno de aquellos personajes que protagonizaron los grandes viajes y descubrimientos de su época hubiesen pasado a la historia como «simples» turistas. Por lo menos, desde el punto de vista de los nativos.

Desembarco de Colon de Dioscoro Puebla
Pintura romántica de la llegada de Cristóbal Colón a América (Dióscoro Puebla, 1862). Colección, Museo del Prado. Dominio público.

Aunque al bueno de Cristóbal Colón seguramente le hubieran importado un pimiento, planta que por cierto no existía en Europa en 1492, las diferencias entre ser viajero y ser turista. Lo importante es que había cumplido su objetivo y había llegado a su destino.

En todo caso, más allá de las palabras, conceptos e interpretaciones, lo importante es ir de aquí para allá. Da igual si se va en coche, bici, avión, caravana, andando, moto, autobús, camión, patinete, burro, barco o cualquier otro medio. Visitar lugares, conocer gentes, y disfrutar con ello. Llámele usted como quiera.

👉 En la categoría Cajón Desastre encontrarás más posts interesantes e inclasificables.


(1) y (2) Escuela Universitaria Mediterrani, centro adscrito en la Universitat de Girona.
Todas las imágenes son propias, excepto cuando se indica otro autor / procedencia en el pie de foto. Imagen de cabecera: Engin Akyurt | Pixabay.


Tal vez te interese

Deja un comentario