Mont-Saint-Michel (Francia) | Camping Mont-Saint-Michel: Una y no más

¡Sé el primero en enterarte de las novedades en A Veces Veo Viajes! Suscríbete a nuestro boletín gratuito y como bienvenida te regalamos la versión ebook de nuestra MEGA GUÍA caravanera (¡30 páginas!).
👉¡SUSCRÍBETE!

Si visitas el precioso Mont-Saint-Michel, uno de los lugares más turísticos de Francia, y además viajas en caravana, te interesa saber que el camping más cercano es el Camping Mont-Saint-Michel. Te contamos nuestra experiencia en este «peculiar» camping

El Camping Mont-Saint-Michel es el más cercano a la famosa abadía, reconocida nada más y nada menos como Patrimonio Mundial de la Humanidad por la Unesco. Tan cercano que se encuentra en La Caserne, un pequeño y estratégico complejo turístico a las puertas de Mont-Saint-Michel.

Se trata de un camping de paso, utilizado mayoritariamente por campistas que visitan Mont-Saint-Michel, la abadía que ordenó construir un arcángel durante una o dos jornadas y luego siguen su camino. Para este cometido, es el camping perfecto. Pero según nuestra subjetiva (y mala) experiencia, algunas «peculiaridades» ocasionadas por estar ubicado en medio de un lugar tan turístico y masificado le restan puntos.

Encontrar el Camping Mont-Saint-Michel

El Camping Mont-Saint-Michel se halla dentro de La Caserne, un complejo turístico al que hay que acceder sí o sí para llegar al camping. Cuenta con hoteles, restaurantes y tiendas. Está apenas a 2 km de la moderna y espectacular pasarela que conduce a la famosa isla y su emblemática abadía. No existe ningún camping más cercano.

Les Galeries Du Mont-Saint Michel, en el complejo turístico La Caserne.
Les Galeries Du Mont-Saint Michel, en el complejo turístico La Caserne. Se puede observar un pequeño cartel que indica la dirección para llegar al camping Mont-Saint-Michel. Es el único que vimos.

Debes saber que, al menos cuando estuvimos nosotros, la señalización vial para llegar al camping era nula. Para entrar al complejo La Caserne hay que superar una barrera automática mediante un código que te proporciona el mismo camping mediante SMS / email. Pero antes hay que encontrar el camino y la barrera correctas. En este caso ni el GPS del coche ni Google Maps nos ayudaron.

Nos metimos en una carretera donde había una barrera. Pero resultó que no eran ni la carretera ni la barrera correctas. Casi de milagro pudimos dar la vuelta allí mismo sin desenganchar la caravana. Unos momentos algo estresantes, aunque para compensar descubrí que necesitaba menos espacio del que creía para girar 360 grados con un conjunto de casi 12 metros.

No fuimos los únicos afectados. Mientras realizaba la maniobra, llegaron más vehículos que también hicieron lo mismo. Un caos. Tras un buen rato dando vueltas como pollos sin cabeza, encendí las luces de emergencia y paramos en medio de una rotonda para preguntar. El tráfico era abundante y fluido.

Mientras estábamos parados, vi a un operario con un chaleco reflectante dirigiendo el tráfico a unas decenas de metros de donde estábamos. Era la persona indicada para preguntar. Corriendo, ya que la caravana estaba muy mal aparcada, me acerqué a hasta él. El operario estaba regulando el tráfico hacia los parkings de Mont-Saint-Michel.

Le pregunté y me indicó la dirección que debíamos tomar. Por fin encontramos el camino correcto. Durante el breve trayecto, no dejé de preguntarme como se puede ser tan tarugo para no poner unas indicaciones decentes hacia el camping en un lugar tan turístico y transitado.

Finalmente llegamos a la carretera y a la barrera correctas. Introduzco el código y…. la barrera no se abre. Pido ayuda por un interfono. Detrás se va formando una cola de coches, autocaravanas y furgonetas. La persona que me atiende por el interfono me dice que debo «dar marcha atrás un par de metros y volver hacia adelante para que el sensor detecte» (la matrícula supongo).

Debo bajar del coche y pedir a los vehículos de la cola que den marcha atrás un par de metros. Afortunadamente, al segundo intento la barrera se abre, por fin. La mañana que nos fuimos, también hubo problemas con la barrera, y debimos pedir ayuda otra vez por el interfono. En esta ocasión vino una operaria en bicicleta para abrir la barrera.

Estas son la carretera y la barrera correctas:

Entrar y salir del camping

Una vez has logrado introducir el código de acceso y entrar al complejo, debes saber que para salir hay que pagar casi 10 €. Es un impuesto ajeno al camping, facturado por la Compagnie des Parcs et Passeurs du Mont-Saint-Michel. Se paga en la misma barrera de salida, y es válido durante 24 horas. Transcurrido ese tiempo, si quieres volver a salir tendrás que volver a pagar.

Mont-Saint-Michel
Barreras de acceso y salida al complejo La Caserne, en Mont-Saint-Michel.
 

Recepción y Check-in

La recepción del camping Mont-Saint-Michel se encuentra en el Hôtel Vert, justo al lado. Al llegar, les comenté a las recepcionistas que el camping no está bien señalizado y que para llegar pasamos una pequeña odisea. Reconocieron que es cierto, la señalización es deficiente o nula. Aunque lógicamente, ellos son trabajadores y tampoco pueden hacer mucho al respecto.

Hotel Vert Mont-Saint-Michel
A la derecha de la imagen, parte posterior del edificio del Hotel Vert, en La Caserne.

Realizamos el check-in y nos dirigimos a la parcela indicada. En el interior del complejo La Caserne, las calles y los espacios en general son amplios y diáfanos. No encontramos tanta generosidad en los metros cuadrados de las parcelas.

Parcelas e instalaciones

Nuestra parcela, igual que las que tenemos alrededor, es muy justa de tamaño. Dispone de césped, y está separada por setos bajos. Las calles son de asfalto. Con el coche y la caravana en la parcela, apenas queda espacio para abrir el toldo. Así que no lo abrimos. Tampoco sacamos la mesa ni las sillas. Total, no vamos a estar mucho tiempo ni en la caravana ni en el camping.

Camping du Mont-Saint-Michel
Camping Mont-Saint-Michel.

El bloque de servicios está bien, teniendo en cuenta el elevado tránsito que soporta. Otra peculiaridad de este camping es que para acceder al bloque de servicios hay que abrir con una especie de llave magnética que proporcionan en recepción a todos los campistas. Para salir hay que darle a un interruptor para que se abra la puerta.

El objetivo de tanta seguridad es que no se pueda meter cualquiera, dado que el camping no está separado físicamente del resto del complejo.

Camping du Mont-Saint-Michel
Bloque de servicios del Camping Mont-Saint-Michel. A la izquierda de la imagen se ve el interruptor que hay que apretar para que se abra la puerta de salida del bloque.

Tener que llevar la llave encima cada vez que hay que ir al bloque de servicios es un poco engorroso, y es algo que no habíamos visto antes en ningún camping. El camping no dispone de nada más, a parte de lo básico: tomas de electricidad y agua, y vaciado de aguas negras y grises.

Servicios

La Caserne dispone de varios hoteles, restaurantes y un supermercado donde venden pan y artículos básicos, a disposición de todos los visitantes del complejo. Uno de sus puntos fuertes es la línea regular de buses lanzadera gratuitos entre la zona de aparcamientos y el Mont-Saint-Michel, con una parada a pocos metros del camping, frente de Les Galeries du Mont Saint Michel.

La línea de lanzaderas funciona desde primera hora de la mañana hasta medianoche. Aunque en temporada alta y en horas punta se puede colapsar. En una de las ocasiones en que nos trasladamos al Mont-Saint-Michel volvimos a pie de noche, dado que la cola para tomar un autobús era larguísima y había que esperar mucho tiempo antes de poder tomar uno.

La Caserne Mont-Saint-Michel
Autobús lanzadera gratuito («Passeur») en La Caserne.

En caso de ir andando, el trayecto desde La Caserne hasta el Mont-Saint-Michel es de unos 25 minutos, y menos de 10 minutos en bicicleta. El recorrido es llano, bonito y sin ninguna dificultad.

En resumen

El camping es útil para visitar Mont-Saint-Michel. Está muy cerca y se puede llegar allí en un paseo, o por supuesto en los autobuses lanzadera gratuitos. Dispone de lo necesario para pasar una o dos noches, no más. Es un camping de paso.

Aun así, debido a nuestra mala experiencia y los requisitos abusivos para entrar y salir del complejo turístico, es un camping al que no volveremos. Por los alrededores existen otros campings e incluso preciosas parcelas en propiedades privadas que se pueden encontrar en Homecamper.

Desde cualquiera de ellos se puede llegar fácilmente en coche o autocaravana hasta los aparcamientos de Mont-Saint-Michel y allí tomar un bus lanzadera para ir a la preciosa abadía y volver.

Mont-Saint-Michel

👉🏽 En el post Mont-Saint-Michel, la abadía que ordenó construir un arcángel encontrarás toda la información sobre este legendario lugar.

➕ info:

🏕️ En la etiqueta Campings encontrarás reseñas sobre algunos de los campings que hemos visitado en España y Europa

(Fecha de la estancia: 29 al 31 de agosto de 2022).

➕ Campings

3 comentarios en «Mont-Saint-Michel (Francia) | Camping Mont-Saint-Michel: Una y no más»

  1. Hola: Muchas gracias por la interesante información sobre este camping. Efectivamente se ven un poco agobiantes las parcelas tan próximas

    Responder
    • Hola José Antonio. La parcela que nos tocó era muy pequeña, pero el camping es perfecto para ver Mont-Saint-Michel y pasar una o dos noches. A no ser por las dificultades que tuvimos para encontrar el acceso y los problemas con las barreras, seguramente la reseña hubiese sido más positiva. Pero nuestra experiencia fue la que fue, y así lo contamos. Gracias por tu comentario, saludos!

      Responder

Deja un comentario