Ruta en caravana por Europa (1): Destino Budapest

Un año más, realizamos una gran ruta en caravana por Europa, en esta ocasión con destino a Budapest y otras grandes capitales centroeuropeas. Treinta y cuatro días, entre mediados de julio y mediados de agosto. Algo menos que los 45 días del año pasado (v. Viaje en caravana por Eslovenia), pero es lo que hay. En esta ocasión, estos han sido los destinos de la ruta: Budapest (Hungría), Viena (Austria), Praga (República Checa), Nuremberg (Alemania), la región francesa de Alsacia y la ciudad de Lyon (Francia). En total, entre la ida y la vuelta, recorrimos 5.365 kms.

Es el 5º verano que realizamos un viaje juntos, mi hijo y yo. En el primero él tenía 4 años, y estuvimos visitando todas las sedes de Territorio Dinópolis (v. Territorio Dinópolis: Mil kilómetros de dinosaurios en Teruel). Precisamente durante ese primer viaje fue donde se me ocurrió la feliz idea de comprar una caravana y empezar a recorrer Europa con ella.

Los preparativos

Como acostumbramos, antes de salir ya tenemos reservados los campings desde hace semanas o meses en todos los destinos. En la mayoría sin pagar nada por adelantado. En total estuvimos en 7 campings o alojamientos aptos para caravanas, todos nuevos para nosotros excepto los campings de Camping Parco al Po de Cremona en Italia y el Camping Center Kekec de Máribor, en Eslovenia.

A muchos compañeros que viajan con caravana les gusta ir más a «la aventura» y viajar sin reservar. Si un camping está lleno, se va a otro y asunto arreglado. O se duerme en una área de servicio. No es nuestro caso. Empezar a planificar meses antes de la fecha de salida hace que el viaje empiece mucho antes de partir, buscando información sobre rutas y carreteras, destinos y lugares que visitar en cada lugar. Para poder planificar y calcular las rutas y distancias adecuadamente, es importante saber dónde vamos a establecer las bases para cada etapa. Cuando se viaja con caravana, la localización y ubicación de los campings es una cuestión crucial, ya que en ciertos lugares no son abundantes. Y todo ello lleva su tiempo.

Dividimos el viaje en 9 etapas, incluyendo en éstas las pernoctaciones de la ruta hasta Budapest, donde llegamos tras parar a dormir en Saint-Martin-de-Crau (Francia), Cremona (Italia) y Máribor (Eslovenia). A partir de Budapest, en todos los destinos nos quedamos al menos cuatro días.

Etapa 1: Pernocta en Saint-Martin-de-Crau (Francia) – (finca privada – plataforma Homecamper)

Empieza nuestra ruta en caravana por Europa, nos vamos a Budapest. Tenemos por delante algo más de 2.000 km. Salimos de casa a las 11,30. Enganchamos la caravana en el parking de caravanas donde la guardamos, y empezamos a tirar millas en dirección norte por la AP-7. Según Vía Michelín, hay una distancia de 530 km, unas 5 horas y media por delante hasta Saint-Martin-de-Crau, sin contar paradas ni imprevistos. A pesar de las anunciadas restricciones europeas anti Covid, atravesamos la frontera con Francia por La Jonquera (Girona), sin colas ni ningún problema. Nadie nos pide nada ni hay ningún control policial o sanitario.

Problemas mecánicos en la frontera

Poco después de dejar atrás la frontera, el coche empieza a comportarse de manera anormal. Echa un humo negro con muy mala pinta por el escape. En las cuestas el motor pierde potencia y velocidad. Hay que ir reduciendo marchas para intentar no bajar de los 70-80 km/hora, sin conseguirlo. Me percato de que el cuentarrevoluciones no pasa de las 3.000 RPM aunque apriete el acelerador, e irremediablemente perdemos velocidad a medida que avanzamos cuesta arriba. Nos adelantan todos los camiones y tengo la sensación de estar «molestando» a los demás conductores. Por un momento veo peligrar las vacaciones que llevo preparando durante casi un año. Desde luego, así no podemos continuar.

Paramos en la primera área de servicio francesa, Le village catalán, y llamo a mi mecánico de confianza. Tras explicarle los síntomas me pide que desconecte el caudalímetro. Afortunadamente esa pieza se encuentra en un lugar accesible, al lado del filtro del aire. Hago lo que me dice y todo vuelve a funcionar como si nada. Durante el resto del camino me estuve preguntando que gran utilidad tiene un elemento del motor que si lo quitas el coche funciona igual, y si lo llevas puesto te puede causar problemas… Seguro que tiene su explicación.

Ecurie Lynella, Saint-Martin-de-Crau

Hacia las 20,40h llegamos a nuestro destino. Por 17 € pernoctamos en una finca privada de Homecamper, en las afueras de Saint-Martin-De-Crau, cerca de Arlés, Francia. Se trata de una hípica llamada Ecurie Lynella, así que hay caballos y unas muy buenas instalaciones para ellos. El lugar se encuentra muy cerca de la autopista y tiene fácil acceso.

Nuestra caravana en la finca de Saint-Martin-De-Crau .

Colocamos la caravana en un rincón de la finca que nos indica el dueño, sin desenganchar. Él mismo nos facilita un alargo para conectar nuestro cable eléctrico. Bajamos la rueda de la lanza y las patas. No hay árboles ni sombra, aunque a la hora que llegamos no tampoco nos hace falta.

El lugar dispone de ducha, wc y fregadero para lavar la vajilla, así como microondas y nevera. Las instalaciones son espartanas, comunes para los campistas, clientes y trabajadores de la hípica. Para llegar hasta ellas debemos realizar un curioso recorrido por el interior de un edificio donde están las cuadras y una pista de doma. Obviamente el sitio no es un camping ni lo pretende, pero para una noche en ruta resulta perfecto. Y para los aficionados a los caballos todavía más.

Cuando acabamos de instalarnos y dar una vuelta para tener localizado todo lo necesario (ducha, fregadero, wc…) ya es de noche. Nos duchamos, cenamos, nos ponemos una película en la caravana y a dormir.

Etapa 2: Pernocta en Cremona (Italia) – Camping Parco al Po

Tenemos por delante 590 km, unas 7 horas sin contar paradas. Con paradas y/o atascos, sumemos una y media o dos horas más. Cruzamos la frontera Francia – Italia sin novedad. Ningún control sanitario, ni un policía. Nada más entrar en Italia empezamos a encontrar tramos de autopista en obras. Aun así, sin retenciones.

Nos acompaña durante buena parte del día un tiempo gris, lloviznando a ratos. No mucho tráfico, comparado con el año pasado en las mismas fechas, cuando sufrimos varias retenciones importantes en las inmediaciones de Cannes, Niza y Monaco. Al entrar en Italia, esta vez encontramos menos obras en la autopista que en aquella ocasión, en la que por cierto lucía un sol radiante.

Saint-Martin-de-Crau > Cremona

Lo pensé el año pasado cuando pasamos por aquí, y lo confirmo ahora: los paisajes que encontramos a lo largo la autopista (autostrada) A10/E80 por la costa italiana son muy bonitos. Puentes y más puentes, y túneles y más túneles (40? 50?… una pasada…). Al atravesarlos, al otro lado siempre nos espera alguna sorpresa en forma de paisaje espectacular, como esos pueblecitos mirando al mar, con sus casas como agarrándose a la ladera de la montaña.

Unos 150 kms antes de llegar a Cremona, el cabroncete GPS nos «invita» a salir de la autopista (autostrada en italiano) por un aviso de tráfico u otro motivo que no llego a entender. Le hago caso y nos lleva a dar una vuelta durante media hora por carreteras comarcales italianas con un asfalto lamentable. Pasamos por delante de una gasolinera, donde el diésel está a 1,40 € / l. Lamentablemente pasamos de largo. Gran error.

Gasóleo a más de 2€ / l

Tras el paseo por la campiña italiana, el GPS nos devuelve a la autostrada. Antes de llegar a Cremona nos detenemos para echar gasoil en una gasolinera cerca de Piacenza. El precio medio en la autopista italiana ronda los 1,60 – 1,70 € / l., según he ido viendo a lo largo del viaje. En todas las gasolineras menos en esta. Un señor viene a llenar el depósito. Mientras lo hace, por curiosidad busco con la mirada algún cartelito donde ponga el precio del combustible. De repente lo veo: 2,009 € / litro !!!!!!!! maldita sea!!! Rápidamente miro el contador del surtidor, ya va por 96 €… En cuanto reacciono le digo al hombre que pare de llenar el depósito, al tiempo que le pregunto incrédulo y con cara de tonto: «—¿Dos euros el litro??? ¿Dos euros el litro???»… Joder, casi me da algo, malditos ladrones. Pero el depósito ya estaba casi lleno… Nos metimos en la gasolinera más cara de Italia…

Camping Parco al Po

En fin, llegamos poco antes de las nueve de la noche al camping Parco al Po, donde ya estuvimos el año pasado de camino de Eslovenia, solos en medio de aquella inmensa llanura achicharrada por el sol. En el blog hay una reseña sobre este camping. Esta vez está algo más animado, ya a punto de anochecer. La recepción está abierta. Debería cerrar a las 21 horas según me informan ellos mismos, pero parece que hoy la señorita conserje y sus amigos están organizando una cena. Se ven buena gente.

… Y eso que el camping Parco al Po está más animado que la última vez…

Escogemos una parcela grande hacia el fondo del camping, donde hay mucho espacio y podemos instalarnos sin desenganchar. Nos ayuda en esta tarea una señora francesa que espontáneamente se ofrece a guiarme en la maniobra de marcha atrás, cosa que le agradezco. Eso es espíritu campista.

No salimos del camping. Ducha y cena. Luego peli y a dormir, y a veces las dos cosas a la vez…

Etapa 3: Pernocta en Maribor (Eslovenia) -Camping Center Kekec

Hoy recorremos 573 km, unas 5 horas y media sin contar paradas. Tercera frontera que cruzamos sin ver ni un control. Bueno, vemos uno, pero para los que entran a Italia desde Eslovenia, no para los que entramos a Eslovenia desde Italia. Eso si, antes de salir de Italia nos encontramos algunas retenciones importantes. Una de ellas en el último peaje antes de entrar a Eslovenia, donde perdemos más de media hora guardando cola para pagar.

Una vez cruzamos la frontera italo eslovena, el dia gris y lluvioso se transforma como por arte de magia en soleado y radiante. El cambio contribuye a magnificar -aun mas si cabe- el precioso paisaje esloveno, que nos acompaña permanentemente mientras atravesamos el país hasta Maribor. Verdes bosques, bonitas montañas y un limpio cielo azul adornado con algunas nubes blancas de algodón. La autopista eslovena es de sobresaliente. Sin peajes (compramos la viñeta online), poco tráfico y muy bien cuidada. Y paisajes que ayudan a que el tiempo pase más plácidamente. Así da gusto conducir.

Por la autopista eslovena.

Paramos en una gasolinera Petrol cerca de Liubliana a llenar el depósito. El gasóleo en la autopista eslovena está a unos 1,30 euros / litro, en 2020 en estas mismas fechas, estaba a 1 euro. A lo largo de la autopista nos adelantan muchos turismos con matrícula española (aunque ninguno con caravana, ni ninguna autocaravana ni camper). Creo, aunque no lo sé con certeza, que muchos son ciudadanos rumanos residentes en España que visitan su país durante las vacaciones. Sí que vemos muchas caravanas y autocaravanas con otras matrículas europeas.

Camping Center Kekec

Hacia las 20,30h llegamos al Camping Center Kekec de Máribor, donde ya estuvimos pasando los últimos días de nuestro anterior viaje a Eslovenia y nos gustó mucho, como comentamos en la reseña que realizamos sobre él. La pernocta nos cuesta 27 € euros, electricidad incluida, y hora de salida a partir de las 2 de la tarde. Aunque nos dicen en recepción que si son las 3 tampoco pasará nada.

Camping Center Kekec de Máribor

No esperamos tanto, pero tampoco madrugamos. Al día siguiente salimos hacia las 10,30. Estamos de vacaciones, sin prisas por favor. El camping, según lo esperado: ambiente muy tranquilo y familiar, instalaciones impolutas, se podría comer en el suelo de la ducha. Algo más lleno que el año pasado por estas fechas, ahora está al 50% – 60%, a ojo de buen cubero. Por tercera noche consecutiva pernoctamos sin desenganchar la caravana, así vamos mucho más rápidos.

Etapa 4: Budapest (Hungría) (7 dias) – Zugligeti ‘Niche’ Camping

Cuarto día de viaje de la ruta en caravana por Europa, y por fin llegamos a Budapest, nuestro primer destino. Entre Máribor y la capital de Hungría hay unos 340 km de autopista, algo más de tres horas sin contar paradas. Así que es un trayecto relativamente corto. En la frontera de Eslovenia – Hungría tampoco encontramos ningún control. Curiosamente el verano pasado pasamos por este mismo punto, cuando durante nuestro Viaje en caravana por Eslovenia, realizamos una escapada desde Máribor a un pueblecito húngaro cerca de la frontera con Eslovenia

Lo que sí encontramos al poco de salir de Maribor es una mega tormenta de verano, que no dura más de 10 minutos pero que nos obliga a parar urgentemente en el primer lugar que podemos en la autopista. No había prácticamente ninguna visibilidad por el aguacero, acompañado de ráfagas de viento.

Curiosamente, por la autopista de la foto de arriba circulamos prácticamente solos durante muchos kms. Muy poco tráfico, tan poco que le comento a mi hijo que parece una autopista fantasma. Pero como era previsible, a medida que nos acercamos a Budapest el tráfico va aumentando, hasta que finalmente nos topamos con un par de retenciones importantes antes de llegar a nuestro destino. La primera a poco más de 100 kms, en las salidas de la autopista hacia la zona del lago Balatón, un conocido destino turístico húngaro. Y la otra, más previsible si cabe, ya llegando a la ciudad.

Retenciones a pocos km de Budapest.

Ya en Budapest, para llegar al Zugligeti ‘Niche’ Camping el GPS nos lleva por el centro de la ciudad, por la zona de Buda. Al no conocer el lugar, con la caravana se hace algo estresante. Aunque la verdad es que llegamos bien y sin novedades, sin duda gracias a que por una vez no nos equivocamos ni en un solo cruce, cosa que nos ocurre a veces aun con el GPS guiándonos.

Zugligeti ‘Niche’ Camping: Cruz

Tras pagar la estancia en recepción y colocar la caravana, visitamos las instalaciones donde vamos a pasar una semana. La visita resulta inesperadamente desoladora. Duchas llenas de telarañas con sus arañas, mosquitos de tamaño XXL, zonas de las paredes desconchadas, todo viejo y desvencijado… «Este camping es una ruina» es lo primero que me viene a la cabeza.

El camping es lo que se ve, no hay más. Al fondo, nuestra caravavana, al lado de una furgo. Y más al fondo, en la oscuridad, el «bloque» de «servicios». A la derecha, el edificio de recepción / bar / restaurante.
Zugligeti ‘Niche’ Camping

Zugligeti ‘Niche’ Camping: Cara

Dejando de lado las instalaciones, el camping tiene cosas buenas. La dueña, la señora Marta, es muy buena persona y habla algo de español. Está bien ubicado, relativamente cerca del centro. A pocos metros de la entrada se encuentra la parada de bus de la línea 291, con inicio y final de recorrido delante del camping, que nos deja directamente en el centro de Budapest. Y algo totalmente inusual: en el precio de la parcela está incluido el desayuno, algo que no he visto jamás en un camping. Y ojo con el desayuno: bufet libre con embutidos, huevos duros, salchichas, queso, fruta, leche, café, repostería… Una mañana la señora Marta nos sorprendió con un deliciosa mousaka para desayunar. El precio de la parcela sale por 22,5€ / noche, luz incuída. Y el dia que nos fuimos la sra. Marta nos regaló una botella de vino rosado húngaro. En la categoría «Campings» del blog existe una reseña mas amplia y con más fotos: Budapest (Hungría) | Zugligeti ‘Niche’ Camping.

Budapest

Estuvimos 7 días en Budapest. Gracias a unos guías / anfitriones de excepción, conocimos lugares de Budapest poco o nada turísticos, y por momentos nos sentimos unos vecinos más de la ciudad. Y por supuesto, visitamos lo más típico e «imperdible»: el Bastión de los Pescadores, el Mercado Central, el Parlamento, la famosa Váci Utca (Calle Váci), algún que otro «ruin pub», las Termas Széchenyi, la Plaza de los Héroes, la Avenida Andrássy (declarada Patrimonio de la Humanidad), la Ópera de Budapest (en obras), la Basílica de Sant Esteban (Szent István), la Ciudadela, el castillo de Buda… Pero todo ello mejor lo dejamos para un post a parte, dedicado a Budapest: Budapest, esencias de la vieja Europa:

Mapa ruta y campings

Recursos útiles

Civitatis  – Actividades en español en todo el mundo.

Intermundial – El mejor seguro para tus viajes.


10% DESCUENTO + 10% DESCUENTO A VECES VEO VIAJES = 20% DESCUENT0

Booking.com – Hoteles, casas y mucho más.

Erasmusu– Alojamiento para estudiantes.

Pitchup – (campings).

CampingCard ACSI – (campings).

Caramaps – (campings y áreas de servicio en ruta)

SkyScanner – El mejor buscador de vuelos.

Avis – Cancelación gratuita en los alquileres europeos.

AutoEurope – Alquiler de coches en todo el mundo.

Budget – Modifica tu reserva sin cargos adicionales.

VíaMichelín – Calcula tu ruta (opción cálculo con caravana).

Deja un comentario

 ¿TE VIENES DE VIAJE?

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN Y TE AVISAREMOS CUANDO PUBLIQUEMOS UN NUEVO POST