Puy du Fou, el parque temático de los espectáculos extraordinarios

Hacía tiempo que tenía ganas de conocer Puy du Fou, el famoso parque temático francés del que tanto había leído. He de reconocer que unos meses atrás ni tan siquiera había oído hablar de él, a pesar de haber sido reconocido varias veces como el mejor parque temático del mundo.

Y si hablamos de sus espectáculos, los reconocimientos y premios se disparan. Porque la originalidad y el el éxito de Puy du Fou reside precisamente en ellos. Este parque temático es diferente a los demás. No tiene montañas rusas, norias, o autos de choque. Su atractivo y originalidad radica en que solo ofrece espectáculos. ¡Pero que espectáculos!

Estuvimos dos días en el parque, tiempo suficiente y recomendado para verlos todos tranquilamente, y además repetir los que nos gustaron más.

Les Epesses, el pueblo de Puy du Fou

Les Epesses se ubica en el departamento de la Vendée – región de Pays de la Loire, cuya capital es Nantes. Está a 80 km al sur de Nantes, 375 km de París, y 270 km al norte de Burdeos. Se encuentra cerca de la autopista A87 (unos 10 km), por lo que es fácil llegar. Tiene unos 2.800 habitantes y dispone de diversos tipos de alojamiento y comercios. Puy du Fou está a tan solo 3 km del pueblo y también dispone de hoteles.

Estuvimos en él un par de veces para comprar. Una de ellas la aprovechamos para tomar algo en la terraza del Café des Sports, en la rue de la Libération. Está en el centro y es fácil aparcar en la misma calle. Al lado del café había un kiosco donde comprar prensa y tabaco. Para ir y venir de Puy du Fou debíamos atravesar el pueblo. Nos pareció un muy tranquilo, por lo menos cuando lo visitamos nosotros en la primera quincena de septiembre.

No llegamos a conocerlo del todo bien, ya que nos alojamos en el camping La Bretèche, en las afueras. En el post Viaje en caravana por Europa durante 33 días y 32 noches (2a parte) hay abundante información sobre este bonito camping. En Puy du Fou existe un aparcamiento para caravanas y autocaravanas. Es ideal para visitar el parque, pero quizá no tanto para pasar cinco días con sus respectivas noches.

El aparcamiento de caravanas y autocaravanas de Puy du Fou es gratuito durante el día y de pago durante la noche (10 € de 1 de la noche a 7 de la mañana). Agua potable, vaciado y electricidad (ficha de agua: 2 € / 100 l, ficha de electricidad a partir de 2 €). Dispone de un bloque sanitario. Venta de pan del día por la mañana y por la tarde. Lanzaderas aparcamiento – entrada parque por la mañana (9 a 10 h) y por la tarde (18 a 19,30 h).

Llegando al parque

Es fácil llegar a Puy du Fou, está muy bien señalizado. Al llegar encontramos unos enormes aparcamientos (gratuitos) donde dejar el vehículo. Luego andamos unos cinco o diez minutos —dependiendo si hemos dejado el coche más cerca o más lejos— hasta la entrada al recinto exterior. Allí pasamos por la habitual zona de seguridad, donde escanean las bolsas y mochilas. Por último llegamos a la zona de taquillas y acceso al interior del parque, llamado el Grand Parc.

Al fondo, la zona de taquillas y acceso al interior del parque.

Se puede salir del parque y volver a entrar tantas veces como queramos. Solamente debemos asegurarnos que nos marcan el correspondiente sello en la mano. También se puede entrar comida y agua y sentarse a comerla en diversos espacios habilitados para ello. Aunque por supuesto hay restaurantes y puestos de comida rápida.

Cabe destacar que había gente, pero sin agobios. Supongo que debido a las características del parque, de las que hablaremos a continuación, había más gente mayor de lo que es habitual en este tipo de lugares. Es un parque donde se lo pasa bien cualquiera, tenga la edad que tenga. A mi hijo de 6 años le gustó más que otros famosísimos parques europeos… Ahí lo dejo.

¿Que és Puy du Fou?

Es un parque de temática histórica ubicado en un bosque de 50 hectáreas, donde se halla el Chateau de Puy du Fou, un castillo cuyo origen se remonta al siglo XII. La traducción de Puy du Fou del francés antiguo sería «la colina de la haya» o «la colina del loco». En 1977, tras décadas escondido en el bosque y olvidado, los restos del castillo fueron redescubiertos.

Bajo el impulso del controvertido empresario, escritor y político Philippe de Villiers, se dieron los primeros pasos del proyecto con la creación del espectáculo La Cinéscénie, verdadero embrión de Puy du Fou. Más adelante hablaremos de él. El castillo se puede visitar realizando un recorrido teatralizado que forma parte de los espectáculos del parque.

Puy du Fou está ubicado en un bosque de 50 hectáreas.

Sin ninguna duda el éxito de Puy du Fou está en sus espectáculos. ¿Lo había dicho ya? Cada uno de ellos está basado en diferentes episodios de la historia de Francia. Romanos, vikingos, caballeros, la primera guerra mundial, mosqueteros, personajes históricos… Cada representación o atracción es una obra de arte donde se cuida hasta el más mínimo detalle.

En Puy du Fou no hay nada que no valga la pena ver. Si se pretende disfrutar todos los espectáculos principales hay que planificar una visita de dos días al parque. Este período de tiempo es suficiente para disfrutarlos sin prisas y repetir los que nos hayan gustado más. En un día es imposible, ya que se ofrecen pocas sesiones y algunos se solapan en horarios. Además, hay que estar informado, ya que los horarios pueden variar de un día al siguiente.

Los grandes espectáculos (los imprescindibles)

En la siguiente lista están todos los grandes espectáculos, pero ordenados según nuestros gustos personales. Ya se sabe que para gustos, colores. Vale la pena destacar que los espectáculos se celebran en recintos abiertos o cerrados con capacidad para cientos o incluso miles de personas. Sobretodo los de «gran formato», en los que aparecen decenas de actores y cuentan con impresionantes efectos especiales.

Son los «imprescindibles» por su espectacularidad y grandeza, que no deberíamos perdernos si no disponemos de tiempo para verlos todos. Los mejores entre los mejores son los 7 primeros de la lista. Subjetivamente, claro.

Capítulo aparte merece La Cinéscénie, el mayor espectáculo del parque y me atrevería a decir que uno de los mayores espectáculos del mundo. Es una gran obra independiente de las demás. Se celebra de noche en un recinto aparte y se paga entrada aparte. Huelga decir que no nos lo podemos perder. Más abajo nos ocupamos de él.

En la mayoría de ellos hay que hacer cola para entrar, aunque según nuestra experiencia en la mayoría de los espectáculos no fueron demasiado prolongadas por lo anteriormente expuesto: en cada turno entran cientos o miles de personas a la vez.

Lógicamente, todos los espectáculos y atracciones son en francés. Pero existe una aplicación para el móvil con la opción de «traducción simultánea», por lo que nos será muy útil llevar unos auriculares. Nosotros no lo hicimos, pero aun así los argumentos se pueden seguir más o menos bien y disfrutar igualmente.

La aplicación también sirve para estar informado de los horarios, ubicación de espectáculos y lugares estratégicos, el camino más corto para llegar a ellos, e incluso audiodescripción para las personas con discapacidad visual o invidentes.

Le Dernier Panache

Uno de nuestros preferidos fue Le Dernier Panache, estrenado en 2016. Se centra en la vida del general François de la Charette, nativo de la Vendée y héroe de la independencia estadounidense, que se unió a la revuelta contra la Revolución Francesa.

Vale mucho la pena por su espectacularidad, por la historia que narra o sus coreografías; y por los impresionantes decorados como la reproducción de un barco de guerra a tamaño real o un gran estanque de más de 1.000 m2 en el escenario.

Si el espectáculo es digno de disfrutar —aunque no sepamos francés—, no lo es menos el lugar donde se lleva a cabo, el Theatre des Geants. Un gran edificio en cuyo interior los asientos se disponen en un gran anfiteatro giratorio con capacidad para 2.400 espectadores. Delante, 6 espacios escénicos en un escenario circular de 100 metros de diámetro, que lo rodea por completo.

El graderío gira suavemente a medida que la acción pasa de un escenario a otro. Al fondo de los escenarios hay una pantalla panorámica gigante de 80 metros de ancho por 11 de alto, en parte sumergida en agua y golpeada por las olas del estanque durante el espectáculo.

En total, más de una veintena de secuencias en las que intervienen unos treinta actores. El teatro es otro espectáculo en sí mismo. Dos en uno, quién da más. Su duración es de unos 34 minutos.

Les Vikings

Otro de los espectáculos más populares del parque es Les Vikings. Se celebra en un anfiteatro al aire libre situado en el poblado de Le Fort de l’An Mil. Reproduce la secuencia de una aldea de la costa francesa atacada por los malvados vikingos. Combates con espadas y espectaculares efectos especiales tales como fuego y explosiones dejan boquiabiertos a los espectadores.

Les Vikings.

Los asaltantes llegan a la aldea en sus «drakkars«, —que es como se llaman los barcos vikingos—. Una de las escenas más impresionantes se da cuando el drakkar más grande aparece de la forma más insospechada, surgiendo del fondo del lago.

La gran torre del poblado es la reproducción de una torre defensiva que existió realmente cerca del actual castillo. El espectáculo puede acoger 3.500 espectadores. Se estrenó en 2005, y tiene una duración aproximada de 24 minutos.

Le Secret de la Lance

En esta historia imaginaria, una joven se queda sola en el castillo tras la partida de los caballeros. Entonces atacan los ingleses y la joven descubre el secreto de una lanza que la ayudará en la batalla. Aquí nada es lo que parece. Sabiendo de lo que son capaces en este parque, no nos extrañó nada de lo que vimos. Pero eso no quita que lo que vimos fuese es-pec-ta-cu-lar.

Le Secret de la Lance.

La primera parte va sobre torneos de caballería, muy bien conseguidos y ambientados, como todos los de Puy du Fou. La cosa se lía cuando los ingleses atacan el castillo y empiezan los efectos especiales, casi mágicos. Los incrédulos espectadores se quedan asombrados al ver como las murallas desaparecen de la escena tragadas por la tierra o como el castillo gira sobre sí mismo entre fuego y explosiones.

Aquí nada defrauda. Este espectáculo se estrenó en 2010, caben 4.000 espectadores y tiene una duración de unos 30 minutos.

Le Signe Du Triomphe

El escenario es una impresionante réplica del Coliseo de Roma, con capacidad para unos 6.000 espectadores. Es realmente entretenido observar las luchas de gladiadores representando a prisioneros galos, o la acrobacias ecuestres a cargo de especialistas.

La representación incluye una auténtica carrera de cuatro cuadrigas al más puro estilo Ben-Hur. Al final, todos los actores, figurantes y animales vuelven a la arena para realizar la Empire Parade.

Le Signe Du Triomphe.

La ambientación es magistral, acompañada de música original creada especialmente y efectos visuales. Un tema bastante controvertido es la aparición de animales salvajes durante la representación. Entre ellos leones, uno de los cuales un magnífico ejemplar blanco, y un tigre. Este espectáculo se lleva celebrando desde 2011 y es el de de mayor duración, casi 45 minutos.

Le Bal des Oiseaux Fantômes

Posiblemente una de las mayores exhibiciones de cetrería del mundo. Águilas, halcones, lechuzas o buitres son algunas de más de 50 especies que participan en la demostración. En total, más de 300 aves hacen su aparición a lo largo del espectáculo. En ocasiones los pájaros pasan rozando las cabezas del público, una experiencia realmente emocionante.

Le Bal des Oiseaux Fantômes.

Le Bal des Oiseaux Fantômes no es solo un espectáculo. El centro de cría de aves del parque es una referencia europea en su campo, con casi 80 nacimientos de aves rapaces por año. La academia de cetrería se creó en 1989 y acoge cerca de 500 aves, que son adiestradas para acostumbrarse a los humanos desde su nacimiento.

La exhibición tiene lugar en el marco incomparable de las ruinas del antiguo castillo de Puy du Fou, antecesor del actual. A su alrededor están dispuestas las gradas. El final es especialmente impresionante, con 150 aves volando simultáneamente sobre nuestras cabezas. Tiene un capacidad para 3.200 personas. El espectáculo se estrenó en 2003 y tiene una duración de unos 33 minutos.

Mousquetaire de Richelieu

En el monumental Grand Carrousel, un teatro de 6.000 m2, se desarrolla esta clásica historia romántica de capa y espada, ambientada en la época de los Tres Mosqueteros y el famoso cardenal Richelieu. El argumento gira alrededor del amor entre un mosquetero y una bella gitana española.

La verdad es que me perdí un poco, supongo que debido a mi desconocimiento del idioma. Al tratarse de una española y además gitana, no podían faltar unas escenas de ballet flamenco.

Teatro donde se escenifica Mousquetaire de Richelieu

Sorprende ver caballos en el interior de un teatro, en este caso unos preciosos ejemplares de raza española (creo). También es curioso cuando el escenario se inunda con una fina lámina de agua a modo de espejo, aumentando la vistosidad de las escenas. Todo la mar de normal.

En definitiva, un bonito espectáculo visual (porque argumentalmente no lo entendí). En el Grand Carrousel caben 3.000 personas. La obra se estrenó en 2006 y tiene una duración de 36 minutos.

Les Chevaliers de la Table Ronde

La mítica leyenda arturiana en versión reducida al estilo Puy du Fou no defrauda. Merlín, Arturo, Lancelot, la hada Morgana, Excalibur, los doce caballeros de la mesa redonda, la Dama del lago… A pesar de celebrarse al aire libre y en pleno día, la música y el entorno logran crear un ambiente especial, casi místico.

A veces sus efectos visuales provocan que tengamos que mirar dos veces lo que está pasando en el escenario, porque no nos lo acabamos de creer.

Les Chevaliers de la Table Ronde.

Una mesa redonda que emerge de las aguas o el lago desapareciendo ante nuestros ojos son un par de los detalles que recuerdo que más nos sorprendieron de este espectáculo. Tiene una capacidad para 2.000 espectadores. Se estrenó en 2013 y tiene una duración de 17 minutos.

Les Noces de Feu (espectáculo nocturno)

Este fue el único espectáculo de la lista que no vimos, porque en nuestra visita aun no lo habían estrenado. En su lugar vimos Les Orgues de Feu, que se representaba en el mismo espacio escénico, uno de los grandes lagos artificiales, y en el mismo horario nocturno. Es el último espectáculo del parque, y en verano empieza hacia las 21,30 h.

Les Noces de Feu. Foto: Mediateca oficial Puy du Fou.

Se trata de una romántica obra de unos 30 minutos de duración, acompañada con música, juegos de agua y fuego. Les Noces de Feu es la continuación de Les Orgues de Feu. En esta secuela, la musa violinista y el pianista virtuoso celebran su boda entre fantásticos invitados y efectos especiales, como los grandes decorados que emergen de las profundidades del estanque.

Es importante destacar que no vimos un espacio definido de asientos o gradas para los espectadores. Estos se colocan donde pueden alrededor del gran estanque. En nuestro caso (y el de cientos de personas más) vimos el espectáculo desde una colina boscosa, donde los árboles molestaban e impedían una visión aceptable. Mejor acudir con algo de tiempo y asegurarse un buen lugar de observación.

Le Premier Royaume

Aunque en la página web oficial de Puy du Fou está clasificado como espectáculo, es más bien un recorrido interior libre, donde vamos encontrando diferentes espacios y personajes relacionados con la vida y hazañas de Clodoveo I (Clovis en francés), rey de los Francos allá por el siglo V. Clovis fue el fundador de la primera dinastía de reyes de Francia y su primer rey cristiano.

Le Premier Royaume.

El paseo es muy entretenido y el ambiente entre misterioso y místico está muy bien conseguido. El hilo argumental es algo confuso, tal vez el servicio de traducción simultánea de la aplicación del parque nos hubiese sido útil, pero nos dejamos los auriculares del teléfono móvil en casa. Aún así, la visita vale la pena por la historia que cuenta y la atmósfera que se respira durante todo toda la visita.

Como espectáculo, dista mucho de la espectacularidad de las demás grandes creaciones del parque. Para ser justos debería incluirse en la siguiente categoría de «Experiencias muy interesantes», donde según mi modesta opinión, encajaría mejor. Se estrenó en 2019 y tiene una duración de unos 18 minutos, aunque el tiempo dependerá de lo que nos entretengamos durante el recorrido.

Las experiencias más interesantes

Además de los grandes espectáculos del parque, que obviamente son los «esenciales» por su espectacularidad y grandeza, número de actores, efectos especiales y los lugares monumentales donde se llevan a cabo, hay mucho más que hacer en Puy du Fou.

Hay otro tipo de «atracciones» que por ser diferentes no dejan de ser interesantes y emocionantes, ni muchísimo menos. Son lo que en la página web de Puy du Fou denominan «Otras experiencias». Algunas de ellas incluso nos gustaron más que algún gran espectáculo y repetimos varias veces.

Pueden ser de diversos tipos: visitas libres, visitas guiadas, paseos botánicos, parques de animales, una función teatral infantil… En realidad, engloban todo lo que no son grandes espectáculos.

Les Amoureux de Verdun

Para empezar, una de las mejores. Les Amoreux de Verdun nos traslada a la Primera Guerra Mundial, concretamente a una oscura trinchera de la famosa batalla de Verdun. El concepto es parecido a un túnel del terror, con la importante diferencia de que la recreación histórica es rigurosa y extraordinariamente realista.

El recorrido se realiza por libre, andando. A lo largo del mismo vemos, escuchamos y sentimos disparos de fusiles y metralletas, ruido de bombas, rincones con soldados apostados, la enfermería con soldados heridos, el centro de mando…

Les Amoreux de Verdun.

Las explosiones se sienten con intensidad, gracias a las vibraciones que producen en suelo y paredes. Soldados van corriendo de un lugar a otro y gritando, es como estar dentro de una película. Realmente el ambiente está muy logrado, y consigue transmitir una atmósfera opresiva que nos permite imaginar, aunque sea lejana y vagamente, como debió ser estar allí. Se estrenó en 2015 y el recorrido dura unos 15 minutos. Una experiencia de diez.

Le Mystère de La Pérouse

Otra de nuestras favoritas. Es similar a la anterior, una experiencia inmersiva que en esta ocasión nos adentra en uno de los navíos de Jean François Galaup, conde de La Perousse. Salió del puerto de Brest en 1785 en una expedición comercial y científica con dos barcos… y nunca más se volvió a saber de él ni de ninguno de sus hombres. Curiosamente, conocíamos la historia desde que estuvimos en Albi, la bella cuna de la herejía albigense.

Le Mistère de La Perousse

Entramos al interior del barco y vamos pasando de un compartimento a otro. Cocina, despensa, camarotes, etc. Paralelamente, a medida que avanzamos físicamente por las entrañas del buque, representa que también lo hacemos en el tiempo, de manera que gradualmente las condiciones marítimas van empeorando.

Los cambios se perciben perfectamente gracias a efectos sonoros tales como el crujir de la madera del barco o el sonido de la tormenta, así como el movimiento de diferentes partes de la estructura. Otro diez.

Al final hay caos y vías de agua por todas partes, al mismo tiempo que llegamos a la salida, acabando la visita y dando por sentado que ese fue el final de la expedición. Este espectáculo se creó en 2018 y el recorrido tiene una duración aproximada de 18 minutos.

La Renaissance du Château

No fue hasta 2014 que Puy du Fou abrió las puertas de su castillo a la mirada de los curiosos visitantes. Lo hizo con La Renaissance du Château, una visita semi guiada con un recorrido fijo y teatralizado, a lo largo del cual los visitantes descubren las estancias del castillo y algunos de los personajes que lo habitaron. Por supuesto, tratándose de Puy du Fou no es una visita normal.

Castillo de Puy du Fou.

Actores y tecnología se encargan de animar los 2.000 m2 que acogen las restauradas salas del edificio y sorprender con sus historias y misterios. Además de la atracción en sí misma, el castillo está catalogado como monumento protegido, y permite descubrir lugares especialmente bonitos como sus sótanos abovedados o la galería de las arcadas. La visita dura unos 30 minutos. Vale la pena y es entretenido.

Le Grand Carillon

Si esta atracción estuviese en cualquier pueblo o ciudad del mundo sería uno de sus lugares más visitados y concurridos por viajeros y turistas de todos los países y colores. Pero está en Puy du Fou, donde los grandes espectáculos y las experiencias más emocionantes eclipsan todo lo demás.

Le Grand Carillon

No es una atracción trepidante precisamente, pero es curioso ver y escuchar este espléndido artefacto de 16 metros de altura, con sus 70 campanas tocando al unísono y cuatro actores moviéndose alrededor al ritmo de melodías populares. Le Grand Carrillon se encuentra en Le Village XVIIIème y se inauguró el 1 de abril de 2017, coincidiendo con el 40 aniversario de la inauguración del parque.

Más experiencias y actividades

Además de las anteriormente citadas, en el parque existen otras actividades de menor enjundia. Algunas son perfectas para dar un paseo o descansar apartados de los lugares más transitados. No estuvimos en todas. Pero son eso, actividades y espectáculos menores que está bien verlos si pasamos por allí. Muchos de ellos están destinados a los más pequeños.

  • Le Monde Imaginaire de La Fontaine es un relajante paseo por un jardín en el cual vamos encontrando pequeñas sorpresas, como estatuas que se mueven o plantas y animales que hablan.
  • Les Automates Musiciens. Robots músicos aparecen en los balcones del Bourg 1900 (uno de los pueblos de época del parque) durante unos 7 minutos. Un momento simpático.
  • Le Labyrinthe des Animaux. Un laberinto vegetal donde de vez en cuando recibiremos un pequeño chorro de agua procedente de sus estatuas.
  • Le Repaire des Enfants. Zona de juegos infantil.
  • Les Grandes Eaux. Ballet acuático al son de la música clásica a cargo de 120 chorros de agua.
Le Monde Imaginaire de La Fontaine.
  • Le Ballet des Sapeurs. Simpático espectáculo mudo en Le Bourg 1900, a cargo de los niños de la Academia Puy du Fou.
  • La Clairière aux Daims. Ciervos y otros animalillos, para disfrute de los más pequeños.
  • La Prairie des Animaux. Más animales en plena naturaleza.
  • La Roseraie y Les Jets Sauteurs. Una rosaleda y fuentes con juguetones chorros de agua.
  • La Vallée Fleurie. Un paseo entre grandes árboles, helechos y plantas acuáticas.
  • L’Allée des Volières. Al lado del Bal des Oiseaux Fantômes. Un paseo por senderos donde viven las aves rapaces de Puy du Fou.
La Vallée Fleurie.

Los pueblos de época

Como su nombre indica, son recreaciones de pueblos de diversas épocas. Son bonitos y están muy bien construidos y ambientados al detalle, siguiendo rigurosos criterios históricos y arquitectónicos. Tal vez no son tan espectaculares ni grandes como los que hemos visto en otros parques temáticos, pero estos parecen auténticos. En ellos encontramos tiendas de artesanía, puestos de comida, restaurantes, etc.

Ajetreados de un espectáculo a otro, se corre el riesgo de no prestarles la atención que sin duda merecen, convirtiéndolos en meros lugares de paso para ir de un espectáculo a otro y comprar alguna cosilla. Pero realmente vale la pena dedicarles el tiempo que podamos y fijarnos en sus detalles.

Le Bourg 1900

Es el primero que encontramos al entrar al parque. Le Bourg 1900 es una gran plaza que reproduce con gran detalle el ambiente de los años de la Belle Époque y sus edificios de estilo art nouveau. Sus plantas bajas las ocupan una docena comercios de todo tipo, entre ellos la tienda de productos oficiales de Puy du Fou y un bonito bistró de época con su preciada terraza en el exterior, en la cual no pudimos tomarnos nada porque siempre la encontramos llena.

Le Bourg 1900.

En la plaza también encontramos un clásico carrusel y un mercado cubierto cuya sombra puede ser muy útil en días calurosos. Al ser un espacio de entrada y salida del parque, siempre acostumbra a estar muy animado. Salimos de Le Bourg por debajo de un puente con barandillas, en el que los niños de la Academia Puy du Fou representan Le Ballet des Sapeurs.

Le Village XVIIIème

Representa un pequeño pueblo rural del siglo XVIII, la época de la Revolución Francesa. Su construcción estuvo supervisada por un experto de Architectes des bâtiments de France (ABF), un organismo perteneciente al cuerpo de arquitectos y urbanistas del Estado. Es el fruto de un importante trabajo de investigación histórica para construirlo tal como era un pueblo auténtico de la época. Nada de cartón piedra.

Le Village XVIIIème.

En la villa del siglo XVIII encontramos diversas tiendas de artesanía con sus respectivos artesanos que vale la pena visitar. También un granero con animales de granja: conejos, corderos, cabras, cerdos y vacas; un huerto, un lavadero… Vaya, como un pueblo del siglo XVIII pero lleno de turistas del siglo XXI.

El granero fue desmantelado de algún lugar de alrededor de Les Epesses y reconstruido aquí de manera idéntica. Otra curiosidad es que fue el escenario principal de la película Vent de Galerne (Bernard Favre, 1989). Aquí encontramos Le Grand Carillon.

Le Fort de l’An Mil

Recreación de una aldea de alrededor del año 1000. Son construcciones sencillas hechas de barro y paja. Entre el grupo de cabañas encontramos una fragua con su herrero, una capilla, un antiguo establo convertido en tienda de bisutería, un calabozo y una pequeña cabaña que muestra el interior de un hábitat típico de una familia campesina de la época. La torre fortificada del espectáculo Les Vikings forma parte de la aldea.

No hice ninguna foto decente del lugar. Esta es de la Mediateca oficial Puy du Fou – Alain Monéger.

Me pareció el pueblo más pequeño de los cuatro del parque. Nos recordó al ‘Village Gaulois’ de Rieux-Volvestre (v. El ‘Village Gaulois’ una típica aldea gala en pleno siglo XXI). Realmente pasamos varias veces por allí pero solo nos detuvimos una vez para ir al servicio. Seguro que no le prestamos atención que merecía, pero no recuerdo nada que nos la llamara especialmente, más allá de las construcciones que eso sí, están muy bien recreadas.

La Cité Médiévale

La Cité Médievale fue la que nos gustó más de las cuatro. Se construyó en homenaje a Bourg-Bérard, un legendario y perdido asentamiento de los siglos XII-XIII que albergó agricultores, artesanos y soldados del castillo de Puy du Fou y que hacia el siglo XIV, coincidiendo con declive del castillo, quedó abandonado al trasladarse sus habitantes a Les Epesses. Con el tiempo Bourg-Bérard desapareció de la faz de la tierra, sin dejar rastro ni pistas sobre su ubicación exacta.

La Cité Médiévale.

Se inauguró en 1995, de nuevo con la colaboración de Architectes des Bâtiments de France, que recreó una villa medieval con todos los elementos arquitectónicos típicos de los siglos XI al XV: recinto amurallado, puente levadizo, portales, preciosas fachadas de entramado de madera, letreros pintados en los comercios, talleres artesanos, detalles de ebanistería en las vigas y postes de madera, la capilla con sus frescos que parecen antiguos de verdad… Todo con el máximo detalle y rigor histórico.

La Cité Médievale nos pareció el pueblo más auténtico de Puy du Fou. Y además tiene una bonita historia que contar: Diez años después de su inauguración, en unas obras que se realizaban en parque —creo que durante la construcción del Theatre des Geants, donde se representa Le Dernier Panache— se descubrieron bajo tierra unas ruinas de edificaciones antiguas. Eran los restos del auténtico Bourg-Bérard.

La Cinéscénie

Dejamos lo mejor para el final del post, igual que en su momento lo dejamos para el final de nuestra visita a Puy du Fou. La Cinéscénie es el origen de todo. Se representó por primera vez en 1978, y a su alrededor nació y creció lo que hoy conocemos como Puy du Fou. En resumen, La Cinéscénie cuenta la historia de una familia de la Vendée, la familia Maupillier, desde la Edad Media hasta la Segunda Guerra Mundial. Si el propósito de la narración es ambicioso, los medios para lograrlo son extraordinarios.

Puerta de entrada al recinto de La Cinéscénie.

La acción se desarrolla en un escenario natural de 23 hectáreas, lo que viene a ser unos 50 campos de fútbol. Ahí es nada. Participan nada más y nada menos que 2.500 actores voluntarios, y como aquí no se repara en medios, un gran lago y el mismísimo castillo de Puy du Fou forman parte del escenario gigante. Los espectadores se disponen en un gran anfiteatro con una capacidad de 12.000 asientos. La representación dura una hora y media.

Su éxito es tal que es necesario reservar con meses de antelación. En nuestro caso, como ya habíamos cerrado las fechas y etapas del viaje, las entradas de La Cinéscénie para los días que queríamos ya se habían agotado. Y aun faltaban meses. Pero teníamos las de Grand Parc, así que íbamos a ir de todas formas a Puy du Fou con o sin Cinéscénie.

Pero por si acaso, me puse en contacto con el servicio de atención al cliente de Puy du Fou. Me recomendaron que fuese entrando en la página de reservas, porque a veces hay bajas por algún motivo y las entradas se vuelven a poner a la venta. Así lo hice durante unos cuantos días consecutivos, y efectivamente una de las veces que probé pude comprar nuestras dos entradas.

La Cinéscénie solamente se representa los viernes y sábados de los meses de verano. Si queremos asegurarnos las entradas, es necesario reservar con meses de antelación. Aunque las entradas estén agotadas para las fechas que deseamos, hay que insistir entrando en la página de reservas, porque a veces hay bajas por algún motivo y las entradas se vuelven a poner a la venta.

Puedo asegurar que nunca habíamos visto nada parecido. Dicen que es el espectáculo más grande del mundo. No puedo asegurar que sea verdad, pero yo me lo creo. Es algo grandioso. No hay palabras, hay que verlo.

La Cinéscénie, Puy du Fou.

(Fecha de la visita: jueves 5 y viernes 6 de septiembre de 2019)

Información útil

Recursos útiles

Civitatis  - Actividades en español en todo el mundo.

Intermundial - El mejor seguro para tus viajes.


AHORA CON EL 20% DE DESCUENTO

Booking.com - Hoteles, casas y mucho más.

Hotels Combined - Las mejores ofertas de hoteles.

Erasmusu- Alojamiento para estudiantes.

SkyScanner - El mejor buscador de vuelos.

OUI SNCF - Viajar en tren por Europa.

Avis - Cancelación gratuita en los alquileres europeos.

AutoEurope - Alquiler de coches en todo el mundo.

Budget - Modifica tu reserva sin cargos adicionales.

HappyCar - Comparador de precios de coches de alquiler.

VíaMichelín - Calcula tu ruta (opción cálculo con caravana).

Hidden Content

Deja un comentario

 ¿TE VIENES DE VIAJE?

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN Y TE AVISAREMOS CUANDO PUBLIQUEMOS UN NUEVO POST