Fiesta del vino y la vendimia de Poboleda: La vendimia como antes

Fiesta del Vino y la Vendimia de Poboleda

Fiesta del vino y la vendimia de Poboleda: ¿Cuando y donde?

La Fiesta del vino y la vendimia de Poboleda (Priorat, Tarragona) se celebra anualmente el primer fin de semana de septiembre, en plena temporada de vendimia. La fiesta se recuperó en 1999, para dar a conocer el municipio y la actividad de la vendimia tradicional. En general, todo el pueblo participa de algún modo en la organización de este evento. Ya sea cediendo espacios particulares, engalanando las calles o colaborando en la atención a los visitantes.

Podremos ir a vendimiar con la mula y el carro, labraremos la tierra con un arado, veremos herrar los caballos y vendimiaremos con utensilios de antaño. Luego un buen desayuno, seguido de catas de vinos por las calles de Poboleda. También encontraremos diversas paradas de productos artesanos o podremos participar en un concurso de fotografía.

Esto es lo que nos ofrece la Fiesta del vino y la vendimia a la antigua de Poboleda (así de largo es el nombre original del evento). Y para rematar, podemos quedarnos a comer en la misma feria o en algún restaurante del municipio o de la comarca. Un plan ideal para disfrutar de un gran día con la familia y/o los amigos! ¿Os apetece?

Vista general de Poboleda
Vista general de Poboleda. Foto: Poboleda.cat

¿Son las 7 y media de la mañana? ¡A vendimiar!

Si os interesa un poco la historia, ver como se hacían antes las cosas y/o estáis hechos unos auténticos winelovers, vais a disfrutar. En la Fiesta del vino y la vendimia de Poboleda tendréis la oportunidad de participar activamente en una vendimia como las de antes. Sabiamente guiados por agricultores de verdad. Esto es, ir a una finca cercana con la mula y el carro, y vivir en primera persona la ancestral práctica de agachar y levantar la espalda una y otra vez para vendimiar. Para poder participar en esta actividad, deberéis llegar a Poboleda antes de las 7,30 de la mañana, que es la hora a que empieza. Una experiencia vital altamente recomendable para cualquier persona que deba buscar el significado de ‘azada’ en la Wikipedia.

Hacia las 9 de la mañana finaliza la fugaz jornada de vendimia para cosmopolitas. Después del postureo campestre y las pertinentes fotos para instagram y demás redes sociales, los participantes se trasladan al bar “La Closa”. Allí disfrutan de un auténtico desayuno rural, donde por supuesto los cafés con leche y los cruasanes no tienen cabida. Por cinco euros podremos desayunar como dios manda: carne a la brasa, embutidos, pan tostado, y por supuesto, vino del Priorat. ¡¡Con cuidadín, que aún son las 9 de la mañana!!

a vendimiar con carro
Foto: Poboleda.cat

La Piada

Después del desayuno, delante de la cooperativa agrícola, en la carretera, se hace una “prensada”. En otras palabras, una demostración de como antiguamente se elaboraba el mosto. Tradicionalmente a esta tarea se le llamaba piar o piada, y consistía en pisar con los pies desnudos las uvas contenidas en una tina. El resultado es el mosto, o zumo exprimido de la uva, que luego debe fermentar para finalmente convertirse en vino.

Piada
Foto: Poboleda.cat

Piada

He de reconocer que hablo por lo que me han explicado y he leído. Porque nosotros esta parte nos la perdimos casi toda. Llegamos al final de la piada. Tengo una buena excusa: Sé de buena tinta en que consiste la vendimia, ya que he vendimiado muchas veces. Y sinceramente, no me apetecía madrugar un día festivo para ir a cortar uvas, aunque solo fuera un ratito. También tengo amplia experiencia en desayunos con carne a la brasa, embutidos y vino, por lo que sé de que estamos hablando… aunque perderme este me dolió un poco. En fin, nada que no se pudiera arreglar en un bar cercano.

Veinte bodegas de la DOQ Priorat nos ofrecen sus vinos

El plato fuerte llega a partir de las 10,30 de a mañana. A esa hora se abre oficialmente al público la Fiesta del Vino y la Vendimia de Poboleda. Alrededor de una veintena de bodegueros de la DOQ Priorat se han dado cita en esta edición. Prceden de Torroja del Priorat, Escaladei, Gratallops o la Morera de Montsant, y por supuesto de Poboleda.

Poco a poco, las calles se van llenando de vecinos y visitantes llegados de toda la comarca y más allá. Cabe recordar que el Priorat es famosa en el mundo entero por la calidad de sus vinos. Y como  o puede ser de otra manera, los amantes y aficionados están muy informados de los eventos que se organizan. No en vano hace unos años se ha acuñado popularmente la palabra “enoturismo” —combinacion de enología + turismo— y sus entusiastas practicantes cada vez son más numerosos.

Fiesta del Vino i la vendimia a la antigua de Poboleda 2015

Hacia las 11,30 el ambiente humano es espléndido. El día también acompaña. Muy soleado, ideal para llegar al final de la jornada con la cara y el cogote rojos como un pimiento. Sé que es lamentable, pero cuando escribo este artículo no recuerdo lo que costaba el ticket de cata. Aunque recuerdo que daba derecho a diez degustaciones. Pero puedo asegurar y aseguro que vale la pena pagar lo que cueste. No todos los días tenemos la oportunidad de probar vinos de tanta calidad allí donde nacen, crecen y envejecen antes de llegar a los paladares más exigentes del mundo.

Fiesta del Vino i la vendimia a la antigua de Poboleda 2015

A comer

Entre pitos y flautas, se hace la hora de comer. Las horas han pasado volando entre cata y cata, escuchando a los bodegueros explicar las bondades de sus caldos y paseando por las bonitas calles de Poboleda. Los más afortunados —o mejor dicho, los más previsores— comen en “La Closa” el menú de la feria. Fideuá con sepia y almejas, y fricandó con setas (tickets a 15 euros, con límite de 200 plazas). Nosotros no estamos en ese grupo, y como no hemos sido nada previsores, tampoco encontramos ningún sitio para comer en Poboleda. Los pocos resturantes de la localidad están llenos. Después de unas cuantas llamadas sin éxito a restaurantes cercanos, felizmente encontramos mesa en el restaurante La Cassola, en Gratallops, a unos veinte kilómetros.

Unos estands muy especiales en casas solariegas

En la Fiesta del Vino y la Vendimia de Poboleda se lo montan a su manera. Las bodegas participantes se ubican en los portales de las casas, mayormente a lo largo de la calle Mayor. Allí es donde se encuentran las principales casas solariegas del pueblo. También encontramos bodegas en calles cercans y en la misma carretera.

Así, podemos degustar los diferentes vinos mientras descubrimos rincones peculiares de las casas de Poboleda. En muchas ocasiones conservan su mobiliario antiguo original y otros elementos de gran valor decorativo. Según nos cuentan, los propietarios de las casas ceden estos espacios de manera altruista. Y encima los decoran para acoger en su interior a las bodegas participantes y al tropel de visitantes. ¡Chapeau!

Fiesta del Vino i la vendimia a la antigua de Poboleda 2015

Fiesta del Vino i la vendimia a la antigua de Poboleda 2015

Por la tarde castells, y por la noche correfocs y baile

A las 6 de la tarde, recién llegados de Gratallops, volvemos a Poboleda y nos dirigimos a la plaza de la iglesia. Allí se va a celebrar la jornada castellera de la Fiesta del vino y la vendimia de Poboleda. La colla (agrupación) responsable de la exhibición son los Brivalls de Cornudella, la única colla castellera del Priorat.

Para quien no haya visto jamás una exhibición castellera, vale la pena verlo. Es una tradición muy arraigada en Catalunya, a medio camino entre la cultura y el deporte. Sobre todo en el Camp de Tarragona, donde nació, aunque hoy día ya está extendida por todo el territorio catalán. Explicado muy resumidamente, se trata de ir subiendo pisos, cuantos más mejor. Acompañados por el característico sonido de las gralles, un instrumento musical de viento muy tradicional por estos lares. La emoción aumenta progresivamente a medida que los castellers van sumando pisos. A medida que crece, la posibilidad de que el castillo se caiga aumenta exponencialmente. Las mejores colles llegan a construir castillos humanos ¡de diez pisos!

Fiesta del Vino i la vendimia a la antigua de Poboleda 2015

Aunque nosostros nos vamos antes, a las 23,00 horas se celebra un correfoc (correfuego) con el Drac (dragón) de Poboleda. El correfuego consiste, también explicado muy resumida y torpemente, en un grupo de personas, normalmente disfrazadas de demonios, que van por las calles corriendo, bailando y saltando entre fuegos artificiales que provocan y controlan ellos mismos. Acostumbran a ir acompañados de bestiario fantástico que también escupe fuego, en este caso el Drac de Poboleda. También es una actividad muy típica de las fiestas en Catalunya, que gusta mucho a los niños.

La última de las actividades de la Fiesta del vino y la vendimia de Poboleda empieza hacia la medianoche, con un baile de fin de fiesta en la terraza de La Closa.

Algunos consejos a tener en cuenta en la Fiesta del Vino y la Vendimia de Poboleda

Para que no os pase como a nosotros, aquí tenéis unos consejos muy básicos basados en nuestra experiencia si acudís a la Fiesta del vino y la vendimia de Poboleda:

En primer lugar, las carreteras. Las del Priorato son carreteras comarcales, y aunque en buen estado de conservación, son estrechas y con muuuuchas curvas. Especialmente las de esta zona interior de la comarca. Así que paciencia, sin prisas, y a disfrutar del viaje.

Un tema que personalmente me preocupa allá donde voy: el aparcamiento. Poboleda es un pueblo pequeño y escarpado, donde es difícil encontrar superficies llanas. Meterse por sus callejuelas sin conocerlas no es aconsejable. Y mucho menos si llegamos cuando el pueblo ya está lleno de gente. En ellas es muy difícil aparcar, y más en un día como este. Además nos podemos llevar algún susto, como calles muy estrechas por donde casi no pasamos. Solución: madrugar más.

Respecto al desayuno y la comida ofrecidas por la organización: Ambas tienen las plazas limitadas, y estas son muy pocas teniendo en cuenta la afluencia de público. Las reservas solo se pueden hacer telefónicamente, llamando al ayuntamiento (977 82 70 97). Con un poco de previsión no es difícil reservar.

El mismo consejo anterior vale para comer o alojarse en cualquier establecimiento del pueblo, incluso municipios vecinos. Más vale prevenir y reservar con antelación, si no queremos desplazarnos demasiado. Aunque hay pueblos cerca, recordemos que las carreteras de por aquí son muy estrechas y revoltosas.

Si después de comer queremos ir a pasear un rato, un lugar ideal es acercarse al rio Siurana. Está en la parte baja del pueblo, no está lejos. Seguro que encontraremos algún rincón tranquilo bajo un árbol, donde podemos echar una siesta.

Más información

Información general

Comer y dormir

Artículo actualizado el 12/05/2018

Sé el primero en comentar

Déjanos un comentario

Tu email no será publicado.


*