Port Aventura Park con niños en dos días y una noche

Port Aventura Park. Foto: Port Aventura
Foto: Port Aventura World

Port Aventura (Costa Dorada, Tarragona) es un destino obligatorio si tenéis hijos. Es el parque temático más visitado de España y el sexto de Europa. En 2017 fue distinguido con el galardón al mejor parque temático de Europa en los World of Parks Awards, por delante de nada más y nada menos de Europa Park y Disneyland Resort París. No es para menos. Desde que se inauguró en 1995, el complejo Port Aventura World ha recibido más de 70 millones de visitantes, 4,7 de ellos en 2017. Fue el primer parque temático que visité con mi hijo Julià, un par de meses antes de nuestra pequeña gran aventura por Territorio Dinópolis en Teruel.

Que es Port Aventura World

El famoso complejo de ocio está situado en los términos municipales de Vilaseca y Salou, muy cerca de Tarragona. En la actualidad consta de tres parques temáticos: Port Aventura Park, PortAventura Caribe Aquatic Park y Ferrari Land. Este es el único parque temático de Ferrari en Europa y el segundo en el mundo. Cuenta con 4 hoteles temáticos de 4 estrellas y 1 hotel de 5 estrellas, sumando un total de 2.100 habitaciones. Dispone de un centro de convenciones (Port Aventura Convention Centre) con capacidad para 4.000 personas; tres campos de golf y un beach club con acceso directo a la playa.

Port Aventura Park

Port Aventura Park, el alma del complejo, se distribuye en seis áreas temáticas: Mediterráneo, Polinesia, México, China, Far West y Sésamo Aventura, dedicado a los más pequeños. Ocupa una superficie de 105 hectáreas, lo que según el inefable sistema métrico futbolero, vendrían a ser unos 210 campos de futbol, más o menos. En total cuenta con 42 atracciones para todas las edades, 40 espectáculos diarios, 47 puntos de restauración y 44 tiendas. Como íbamos con niños, esta vez no pudimos subirnos a las atracciones más famosas y “atrevidas” del parque, como las montañas rusas Dragon Khan y Shambhala, o la refrescante Tutuki Splash.

Estuvimos en Port Aventura a finales de junio de 2017. Esperábamos que no hubiese demasiada gente y poder subir a muchas atracciones sin hacer colas. Pero lamentablemente no fue así. En las atracciones principales siempre había colas de una hora o más. No nos afectó demasiado porque solamente buscábamos atracciones infantiles, pero es un dato a tener en cuenta. Se ofrecen diversas modalidades de Pase Exprés, con los cuales se puede acceder a las atracciones de manera preferente. Pero se deben adquirir aparte y son caros. Como no los adquirimos, no puedo confirmar si funcionan o no. Aunque si buscáis información sobre ello en internet, encontraréis opiniones para todos los gustos.

Port Aventura Park con niños

Port Aventura SésamoAventura's Time Machine
SésamoAventura’s Time Machine.

Aunque muchas de las atracciones más emblemáticas están pensadas para adultos, sin duda Port Aventura es el paraíso de los niños. La primera de las atracciones a las que pudimos acceder —después de una cola de más de una hora— fue Angkor, en China. Los niños sobretodo, se lo pasaron en grande disparando con las pistolas de agua a todo lo que se movía. A pesar de todo, acabada la atracción decidimos no hacer ninguna otra cola tan larga. A los niños no se les puede tener todo el día haciendo colas de más de una hora cada vez.

Así que nos dedicamos a buscar atracciones menos congestionadas, como Dino Escape 4D Experience. Aunque también tuvimos que hacer cola, esta era más “asequible”. En una sala de cine con asientos móviles, como si estuviésemos subidos a un jeep, y con gafas tridimensionales, disfrutamos de una excursión por una reserva de dinosaurios en la selva.

Coincidiendo con la hora de comer (a lo largo y ancho del parque encontramos muchas áreas de refrescos y comidas), vimos el espectáculo infantil SésamoAventura’s Time Machine, en el área de Sésamo Aventura. Música y baile con los personajes de Barrio Sésamo: Epi, Blas, Coco, Elmo… También en el área de Sésamo Aventura, triunfó el Tami Tami, una montaña rusa para niños, o Coco Piloto, un recorrido por las alturas de Sésamo Aventura a bordo de un divertido avión, o el paseo por La Granja de Elmo.

Port Aventura La Granja de Elmo
La Granja de Elmo

Espectáculos

A parte de sus atracciones, Port Aventura también ofrece 40 espectáculos diarios para todos los gustos. Obviamente no los vimos todos, pero lo que vimos nos gustó mucho. Aloha Tahití lo encontramos casi por casualidad, y lo vimos relajadamente sentados en la grada desde donde contemplábamos el espectáculo de baile polinesio. Pero sin duda, el espectáculo que alguien nos recomendó y no nos quisimos perder fue el Bang Bang West, en el área del Far West. Se trata de una alocada historia teatralizada, con actores especialistas, disparos, explosiones, bofetadas y mucha acción y humor. Nos gustó tanto a los padres como a los niños ¡cien por cien recomendado!

Aunque no lo vimos, destacamos el espectáculo musical Dance Revolution, en el Gran Teatro Imperial de China. Como su título indica, es un show con el que los espectadores viajan a través de los últimos 20 años de la música. No en vano, este espectáculo ganó —por cuarta vez consecutiva— el galardón de Mejor espectáculo de 2017 en un parque de atracciones europeo otorgado por World of Parks Awards.

No podéis iros de Port Aventura sin enseñar a vuestros hijos el Port Aventura Parade, en el área del mediterráneo. Este espectáculo solamente se celebra una vez cada día, justo antes de cerrar el parque. Se trata de un desfile de cierre de jornada, en el cual participan carrozas, personajes del parque como Epi, Blas o Woody, los artistas de los espectáculos… Todo acompañado de mucho color y música.

Alojarse en Port Aventura World: Hotel Gold River

Hotel Gold River Port Aventura World
El edificio más grande, al fondo, es el Hotel Gold River, aunque también dispone de habitaciones algunos edificios más pequeños de su alrededor. Foto: Port Aventura World.

Estuvimos en Port Aventura a finales de junio de 2017, cuando pasamos allí dos días y una noche. Nos alojamos a media pensión en el hotel Gold River (****) ubicado dentro del parque. La reserva la hicimos en la web oficial de Port Aventura World. Íbamos cuatro adultos y dos niños de cuatro y cinco años respectivamente. Nos costó 482,60 euros (241,3 por familia, entradas incluidas). Si, un poco caro, pero la experiencia valió la pena. Una curiosidad: nuestra habitación no estaba en el edificio principal del hotel. Hay varios edificios más pequeños alrededor que también cuentan con habitaciones, dependientes del hotel principal.

Nuestra habitación era doble. Es decir, dos habitaciones con cama doble, separadas por una puerta interior. Limpia, acogedora y espaciosa. Más o menos, lo que se espera de una habitación de un hotel de cuatro estrellas. El desayuno y la comida, tipo bufé. Para nuestro gusto, mucha variedad y sin quejas en cuanto a la calidad. Aunque la verdad es que no somos demasiado exigentes en cuanto a comida. Con la tarjeta que nos dieron en el hotel, teníamos acceso ilimitado al parque por un acceso exclusivo para clientes alojados. Por poner algún “pero”, la larga cola del check-in, lamentable en un hotel de esta categoría.

Las ventajas de alojarse en uno de los hoteles dentro del parque son varias. Por ejemplo, tener una bonita piscina para bañarnos después de una jornada en el parque. O poder echarnos una siestecilla después de comer… Además en el resort organizan actividades para los niños una vez cerrado el parque. Y como no, resulta muy relajante poder tomarse algo en la terraza del bar del hotel después de cenar. No está masificado y el ambiente es muy relajado, contrastando con el ajetreo del parque.

Hotel Gold River resort
Hotel Gold River resort
Tarjeta del hotel
Tarjeta del hotel, con la que nos podíamos mover por todo el parque.
Habitación del hotel Gold River
Habitación del hotel Gold River. La foto es de la página web de Port Aventura, pero nuestra habitación era muy parecida.

Moverse en Port Aventura Park

Pasear sin prisa por todas las áreas temáticas de Port Aventura Park me llevó casi una hora y media, durante la cual recorrí algo más de 3 kilómetros. Evidentemente, sin subir a ninguna atracción y haciendo alguna parada —corta— para tomar un helado o refresco. Sí, Port Aventura es grande. Pero si no queremos caminar, o al menos no caminar tanto, tenemos alternativas muy útiles. La más obvia es subir a todas las atracciones que encontremos, con lo cual no caminaremos demasiados metros seguidos entre una y otra.

Pero si obviamos lo obvio, en el área del mediterráneo encontramos el Port de la Drassana, desde donde regularmente parte un barco hacia Waitan Port, en el área de China, atravesando Polinesia. El recorrido se puede hacer en ambos sentidos, y es muy tranquilo y relajante.

Otro método alternativo es coger el tren que recorre el parque en alguna de sus estaciones: Estación del Norte en el área del Mediterráneo, la estación de Sésamo AventuraPenitence Station en el Far West. Al igual que el barco, el viaje en tren también es muy relajante y nos sirve para descansar entre atracción y atracción.

Sé el primero en comentar

Déjanos un comentario

Tu email no será publicado.


*