Viaje en caravana por Eslovenia – 1a etapa: Postojna

Establecimos la primera etapa de los 19 días de viaje en caravana por Eslovenia en Postojna. Desde Venecia, el recorrido es bastante corto, unos 200 km, 3 horas contando descansos. La mayoría del recorrido por autopista. El camping escogido fue el Pivka Jama, en las afueras de Postojna y muy cerca de las famosas cuevas. Pasamos allí 6 días. Más adelante hablaremos de él.

A parte de las cuevas, en las afueras, el pueblo en si no tiene demasiado interés turístico. Tiene unos 10.000 habitantes, y dispone de todos los servicios: supermercados, restaurantes, zonas deportivas, y todo lo que podamos esperar de una localidad de ese tamaño. Nosotros estuvimos varias veces, casi todas para ir a comprar excepto una en que paseamos un rato por sus calles y tomamos algo en una plaza cerca de la iglesia de San Stefan.

El Pivka Jama fue nuestra base de operaciones desde la cual visitamos las cuevas de Postojna y el castillo de Predjama, Hrastovlje y su famosa Danza de la Muerte, Koper, Izola (aunque esta visita nos salió rana), Piran, las cuevas de Škocjan y el Parque de la Historia Militar de Eslovenia en Pivka.

Cuevas de Postojna y castillo de Predjama

Meses antes de llegar aquí, ya habíamos comprado online las entradas para las cuevas de Postojna y el castillo de Predjama, separadas entre si unos 10 km. Compramos las entradas combinadas, válidas para cuevas y castillo. Bastante caras por cierto (38,50 € / adulto y 23,10 € mi hijo de 7 años = 61,60 €). Sin llegar a la masificación, pero muchos turistas en los dos lugares. También en ambos casos, y a pesar de estar en pleno agosto, fuimos en nuestro coche y aparcamos fácilmente.

Las cuevas de Postojna son una de las visitas obligadas en Eslovenia. Un tramo del recorrido por el interuior de las cuevas, de unos 5 km, se realiza en un mini tren. Todo muy bien montado. Al entrar cogimos una audioguía en español, muy recomendable si queremos informarnos sobre las cuevas durante el recorrido, que en total dura alrededor de una hora y media.

Entrada al complejo de las cuevas de Postojna.

El mismo día por la tarde visitamos el Castillo de Predjama, otra una visita típica en esta parte de Eslovenia. También dispone de audioguía en español, imprescindible para recorrer el castillo y entender su historia y que vemos en cada momento del recorrido por su interior.

A parte de su evidente interés histórico y arquitectónico, el castillo cuenta la leyenda de Erasmo de Predjama, que tras resistir el asedio del ejército imperial durante un año, murió de una manera muy poco glamurosa en el baño, después de haber sido traicionado.

Castillo de Predjama

Podemos adquirir las entradas online a las cuevas de Postojna y/o al castillo de Predjama en su web oficial. Otra opción es contratar una excursión desde Ljubljana con visita guiada en español a las cuevas y el castillo aquí, o desde Bled aquí. Las entradas no están incluidas en el precio.

La Danza de la Muerte de Hrastovlje

Gracias a un compañero de un foro de caravanistas (Webcampista), nos enteramos de que no demasiado lejos de nuestra «base de operaciones» en Postojna había algo no demasiado conocido, la Danza de la Muerte de Hrastovlje, una pintura mural medieval de características únicas en Eslovenia. Pasamos por allí aprovechando nuestra visita a la costa eslovena y sus ciudades de Koper, Izola y Piran. La aldea de Hrastovlje (menos de 150 habitantes) se encuentra a unos 55 km de Postojna.

Iglesia románica de la Santa Trinidad, en Hrastovlje.

La Danza de la Muerte es un fresco gótico pintado en 1490 por el pintor esloveno Janez iz Kastva en la pequeña iglesia de la Santa Trinidad. El tema es la muerte, que nadie puede evitar ni por su posición social ni por su edad, sea pobre o rico; no se la puede corromper, es inexorable e implacable. La iglesia es pequeñita, rodeada de una muralla entera para ella sola. En la entrada, un cartel con un teléfono al que hay que llamar en caso de que esté cerrada, para que venga alguien a abrir. Cuando llegamos, acababan de salir una pareja de visitantes y estábamos solos.

Danza de la Muerte de Hrastovlje (fragmento).

Atención a la «Audioguía»: La señora que nos cobró la entrada (3€ / adulto + 1,5€ / niño) puso en marcha un aparato de música con dos altavoces, por los que empezó a sonar una voz en castellano perfecto, explicando detalladamente las pinturas que recubren todas las paredes y techo de la iglesia. La señora, que no hablaba una palabra de español, ayudada de una larga caña, iba señalando las pinturas correspondientes, perfectamente sincronizada con la locución en castellano. Una experiencia muy curiosa.

Koper

A poco más de 20 km y otros tantos minutos de Hrastovlje se encuentra Koper (26.000 habitantes), una ciudad portuaria de las más importantes y populares de el escaso litoral esloveno. Nos dirigimos hacia allí y aparcamos en un parking en el puerto (Nazorjev trg), muy cerquita del edificio de la Administración Marítima. Tras pelearnos un rato con el parquímetro, finalmente fuimos a dar un paseo por la ciudad durante un par de horas.

Casi todo lo más interesante de Koper está en su casco antiguo, más concretamente en su plaza principal, la bonita plaza Tito. Allí encontramos el Palacio Pretoriano, un palacio gótico veneciano del siglo XV, donde también está la Oficina de Turismo. Otros edificios que hallamos en la plaza son la Catedral de Santa Maria de la Asunción, la Facultad de de Humanidades o el antiguo Palacio Loggia, otro edificio gótico veneciano que actualmente alberga un café en su planta baja.

Palacio Pretoriano, en la plaza Tito. En la planta baja se encuentra la Oficina de Turismo de Koper.

Ya de vuelta al coche, nos acercamos a la Plaza Preseren, donde hay una la fuente que reproduce a pequeña escala el Puente de Rialto de Venecia. Por último, pasamos por la Plaza Carpaccio, en homenaje al pintor italiano Vittore Carpaccio. En el centro de la plaza encontramos la llamada Columna de San Justino, en homenaje a los habitantes de la ciudad que lucharon en la Batalla de Lepanto. La Plaza Carpaccio está separada del paseo marítimo por La Taverna, un antiguo almacén de sal durante la República de Venecia.

Plaza Carpaccio, vista desde el interior de La Taverna. Se puede observar la Columna de San Justino.

Izola

El mismo día que visitamos Hrastovlje y Koper, nos acercamos a Izola, a escasos 9 km de la ciudad portuaria. Izola es un puerto pesquero y una localidad turística que cuenta con unos 12.000 habitantes. Antiguamente fue una isla, que con el tiempo se unió a tierra firme. Sus puntos de interés giran entorno al puerto y el casco antiguo. Nos fue muy difícil aparcar, y después de dar unas cuantas vueltas encontramos este (de pago), en Cankarjev drevored 26, a escasos 500 metros del centro y del puerto.

No podemos decir demasiado del lugar. Cuando llegamos sería la una del mediodía más o menos, y lo primero que hicimos fue sentarnos en una terraza para comer algo. Cuando acabábamos, se puso a llover a cántaros y como no paraba, cogimos el coche y nos volvimos para el camping. Este fue el triste punto y final de nuestra visita a Izola.

Esta es la única foto de Izola que pudimos tomar, de camino al centro tras aparcar nuestro vehículo. Es la calle Vladimir Gortan.

Piran

Piran, la ciudad costera más bonita de Eslovenia, cuenta con algo menos de 4.000 habitantes y es una de las localidades que más nos gustaron de cuantas visitamos durante nuestro periplo esloveno. Dista unos 75 km de Postojna, 1 hora en coche más o menos. Entrar con el coche al centro de Piran es misión imposible, pero hay unos parkings en las afueras donde aparcar y desde donde salen mini-buses gratuitos hacia el centro. Nosotros lo dejamos en uno cubierto (Garage House Fornače, en la calle Fornače 23), por 1,90€ / hora.

El pueblo se encuentra en una pequeña península, su centro urbano es muy compacto, y por tanto se puede visitar en poco tiempo. La Plaza Tartini, centro y alma del pueblo, es el lugar donde nos dejan los autobuses que llegan desde los parkings. Es una plaza muy coqueta y bonita, pegada al puerto e ideal puerta de entrada a las callejuelas del casco antiguo.

El autobús que nos llevó des del parking nos dejó justo en la Plaza Tartini. Arriba en la colina, la Catedral de San Jorge.

En la curiosamente elíptica plaza destacan la estatua del violinista y compositor Giuseppe Tartini, así como la iglesia de San Pedro. También se hallan allí los edificios del Ayuntamiento, que alberga la Oficina de Turismo, y el Palacio de la Corte, un antiguo almacén del siglo XIV.

Partiendo de la Plaza Tartini iniciamos la subida hasta la Catedral de San Jorge, por las callejuelas del casco antiguo. En menos de cinco minutos nos plantamos en la entrada de la torre del campanario y subimos sus 146 escalones. Se debe pagar una pequeña cantidad para subir, pero vale la pena porque las vistas desde arriba son maravillosas. Una de las imágenes icónicas de Piran es la vista de la Plaza Tartini desde aquí.

La Plaza tartini, vista desde lo alto del campanario de la Catedral de San Jorge.

Finalmente, paseando por callejuelas interiores lo más separadas posible de las vías principales, nos dirigimos hacia el Cabo Madonna, en la punta de la península de Piran. Allí se encuentra otro de los iconos de Piran, el Faro de Piran. Desde allí, iniciamos el regreso a la Plaza Tartini por el bonito Paseo Marítimo, lleno de cafés, restaurantes y personas tomando el sol en cualquier rincón imaginable.

Cuevas de Škocjan

A media hora aproximadamente de nuestro camping en Postojna se encuentran las famosas Cuevas de Škocjan, una de las maravillas de Eslovenia. Están inscritas en la Lista del Patrimonio Mundial de la Humanidad desde el 28 de noviembre de 1986. Por algo será. Llegamos a las 10 y pocos minutos, cuando acababa de salir hacia la cueva el grupo de las 10 (sale un grupo de unas 100 personas cada hora). Compramos entradas (20 € adulto -/ 10 € niño) para la siguiente visita, a las 11.

A la hora prevista, un guía nos llevó desde el centro de recepción de visitantes donde estábamos hasta la entrada de las cuevas, a unos diez minutos andando por un bonito y frondoso camino que además es cuesta abajo. Antes de entrar, los guías hicieron una pequeña introducción sobre las cuevas en esloveno e inglés, y a continuación fuimos entrando en grupos pequeños. A partir de ese momento, el recorrido es libre, siguiendo una ruta perfectamente indicada. En total la visita dura unas dos horas.

Desde el Centro de Visitantes nos acompañan hasta la entrada de las cuevas.

Si las cuevas de Postojna son de las más bonitas de Eslovenia, estas son lo siguiente. Jamás he visto unas cuevas semejantes: espectaculares, enormes, parecen sacadas de una película de ciencia-ficción. Espacios enormes, casi de vértigo. Durante el recorrido se pueden observar viejos tramos de escalinatas y puentes colgantes que parecen abandonados, tal vez vestigios de antiguos recorridos turísticos por la cuevas. Estas son visitadas como mínimo desde 1819, cuando se empezó a llevar un registro de visitantes.

Tal vez cuesta apreciar la magnitud de lo que se ve en la fotografía. El camino iluminado que se pierde al fondo de la imagen es el recorrido que debemos seguir.

Parque de la Historia Militar de Eslovenia

No es una visita imprescindible, pero como el Parque de la Historia Militar de Eslovenia se encuentra a unos 15 km de Postojna, nos acercamos a visitarlo. Se encuentra en las afueras de Pivka, es fácil encontrarlo porque está al lado de la carretera. Entradas: 12 € adulto – 6 € niño. Está muy bien montado, en lo que fue un antiguo cuartel militar, que al desintegrarse Yugoslavia quedó abandonado. Hasta que a alguien se le ocurrió aprovechar las instalaciones para atraer visitantes, aprovechando el tirón de las cercanas cuevas de Postojna y castillo de Predjama.

Parque de la Historia Militar de Eslovenia, en Pivka.

El museo se divide en varios pabellones, donde se pueden observar diversos cazas de combate, muchos tanques de diferentes marcas y modelos, todo tipo de vehículos militares, cañones, ametralladoras, pistolas, fusiles, máscaras antigás e incluso un submarino y una mega-locomotora militar alemana de la 2a guerra mundial. También hay varias salas donde se pasan diversos vídeos en esloveno y subtitulados en inglés. El museo está muy encarado a la historia reciente del país, y sobre su independencia de la antigua Yugoslavia. La visita valió la pena, pasamos media mañana muy instructiva.

Camping Pivka Jama

Ya por la tarde dimos una vuelta en bici por el interior del camping y alrededores, ya que estamos en medio del bosque. El camping Pivka Jama da la impresión de que como se descuiden un poco con el mantenimiento, puede acabar engullido por la vegetación. Naturaleza verde, húmeda y frondosa, no podemos pedir más. Las instalaciones algo viejas, aunque limpias.

Edificios de recepción, supermercado y restaurante, a la entrada del camping. La foto está tomada desde el interior del camping. La entrada / salida del mismo queda a la derecha, fuera de la imagen.
Da la impresión de que como se descuiden un poco con el mantenimiento, el camping puede acabar engullido por la vegetación. La foto está tomada desde la ventana posterior del bloque de sanitarios.

Recepción 24 h, según dicen ellos. La realidad es que una noche tuvimos un pequeño problema y la recepción estaba cerrada. Tal vez había alguien dentro durmiendo, pero a pesar de llamar a la puerta no apareció nadie. No insistimos demasiado, ya que no era nada grave (una invasión de hormigas). Debido a la baja ocupación, la sensación era de bastante soledad. Pocos niños, y sin un triste parque infantil donde puedan juntarse. Hay piscina, pero durante nuestra estancia estaba cerrada por la pandemia de Covid.

Al fondo, la recepción. El camping se encuetra en pleno bosque.

En definitiva, no podemos decir que sea un mal camping, de hecho está muy bien ubicado para visitar la zona que visitamos nosotros. Como base de operaciones y para dormir tranquilamente en plena naturaleza es perfecto.

(Fecha del viaje: Del 15 de julio al 28 de agosto de 2020)

Información útil

  • I Feel Slovenia (portal oficial de turismo de Eslovenia. En español).
  • Cuevas de Postojna y Castillo de Predjama (página web oficial, en español).
  • Visit Koper (página web oficial, en inglés y otros idiomas) – Oficina de Turismo: Palacio Pretoriano, Titov trg 3 (Plaza Tito), Koper.
  • Visit Izola (página web oficial, en inglés y otros idiomas) – Oficina de Turismo: Sončno Nabrežje 4, Izola.
  • Turismo Piran (página web oficial, en inglés y otros idiomas) – Oficina de Turismo: Tartinijev trg 2 (Plaza Tartini), Piran
  • Cuevas de Skocjan – (página web oficial, en inglés y otros idiomas) – Dirección: Matavun 12, 6215 Divača.
  • Parque de la Historia Militar de Eslovenia (página web oficial, en español) – Dirección: Kolodvorska cesta 51, Pivka.

Serie «En caravana por Eslovenia»

Más sobre Eslovenia:

Tal vez te interese

Recursos útiles

Deja un comentario

Salir de la versión móvil